Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
La aromaterapia funciona muy bien en algunas enfermedades comunes
 
Aromas que sanan
Problemas como el herpes labial, resfríos comunes e incluso la obesidad pueden ser tratados con la aromaterapia. Los aromas que se desprenden de estos aceites esenciales aportan las cualidades de sus principios activos, los que permiten reacciones favorables en el organismo, siendo un muy buen complemento de la medicina alópata.
 
Carla González C.
 

Generalmente utilizados para dar un toque especial a los ambientes de casas, oficinas o consultas médicas, los aromas no sólo sirven para esparcir agradables perfumes, sino que también contribuyen – y de hecho ésa es su principal labor – en el tratamiento de patologías, las que pueden incluso sanar cuando se trata de problemas que no requieren de procedimientos complejos, como los dolores de garganta y de cabeza.

De esta forma, el uso de aceites esenciales resulta muy beneficioso como complemento a otros tratamientos, pues también son capaces de tratar dolencias físicas y emocionales, evitando así el uso de fármacos que puedan causar efectos secundarios u otras molestias.

La terapeuta y dueña de la tienda Katmandú (www.katmandu.cl), Verónica Mujica, afirma que la aromaterapia sirve para tratar algunos problemas de salud y que su acción no sólo puede ser apreciada a través de la inhalación de los aceites esenciales. “La gente tiene la idea de que la aromaterapia se usa solamente en los difusores y para que el ambiente tenga un rico olor, pero no, va mucho más allá”, declara.

Así, Verónica Mujica dice que para tratar ciertos problemas dermatológicos como el acné, el herpes y las aftas bucales, estos aceites sí pueden aplicarse directamente en la piel, pero siempre bajo la supervisión de un entendido en el tema, quien indicará la forma en que se debe seguir el procedimiento.

A nivel de salud, sentencia que los aromas pueden ayudar en ciertas dolencias o problemas como los resfríos comunes. “Hay ciertos aceites esenciales que nos ayudarán a tratar esta sintomatología. No es que lo mejore ni trate por ejemplo una amigdalitis completa, sino que es como un bálsamo que suavizará los efectos, y en este caso, desinflamará la garganta”, explica.

 

Para la dueña de la tienda Katmandú, la aromaterapia es un buen complemento a la medicina alópata. Sin embargo, según su opinión, “hay muchos problemas de salud chicos donde la gente recurre a medicamentos sin tener la necesidad de hacerlo y para eso los aromas son un buen aporte”.

 

De esta manera, Verónica manifiesta que más allá de la fragancia que se desprende desde los recipientes donde se utiliza la aromaterapia, “es la composición de ese aceite el que hará efecto”. Para explicarlo, comenta que cada aceite esencial posee una composición química diferente donde las plantas que se utilizaron, en conjunto con el medio desde donde se obtuvieron, influirán en los resultados que pueden ocasionar en el paciente.

Por ejemplo, la terapeuta menciona que si una planta proviene de un lugar desértico, tendrá entre sus componentes cierta protección hacia los rayos ultravioleta, el frío y el calor. En cambio, si su origen está en un ambiente más agresivo donde prevalezcan los insectos, tendrá una protección bactericida y antiviral que la protegerá de ese entorno.

 
Árbol del té para picaduras de insectos; pachulí para obesos
 

Entre la amplia gama de aceites que se utilizan en aromaterapia, Verónica Mujica se refiere a algunos que para ella son destacables. Así, la idea de que este método natural pueda ayudarnos a resolver problemas de salud – tanto físicos como emocionales –se hará patente al entrar en contacto con los aromas.

El primer aceite que menciona es el tea tree o árbol del té. Para la terapeuta, este producto es un excelente bactericida, antifúngico y antiviral natural. Por lo tanto es una muy buena alternativa para utilizar a modo de desodorante ambiental para desinfectar ambientes y así mantenerse alejados de posibles contagios.
 
     
Además, comenta que éste es uno de los pocos aceites esenciales que puede ser utilizado como enjuague bucal y como medicamento para colocar directamente sobre espinillas, herpes y picaduras de insectos. “El efecto no se aprecia de un día para otro”, advierte la especialista quien añade que los resultados variarán de una persona a otra. A pesar de eso, afirma que un tratamiento de este tipo – en caso de herpes - podría durar alrededor de un mes.
     

Si bien la aromaterapia no tiene incidencia sobre pacientes que sufren de cáncer, sí ayuda a mejorar la parte afectiva de estas personas, su emocionalidad. Para esto, Verónica Mujica describe que los aceites de bergamota, mandarina y geranio son algunos de los más indicados, pues elevan el estado de ánimo y contribuyen en el equilibrio de las emociones.

 

Otros aceites esenciales destacados por Mujica son la lavanda para casos de constantes dolores de cabeza, albahaca si estas migrañas tienen que ver con estrés o cansancio acumulado y mejorana, hierba poco conocida que también tiene positivos efectos en los casos de jaquecas.

En molestias bronquiales, el aceite ideal es el eucalipto. “Este aceite viene en su concentración básica, así es que bastará sólo con ponerlo en el ambiente para que desinfecte. También puede hacerse la clásica inhalación del vapor, donde uno se cubre con una toalla y respira por aproximadamente quince minutos tres veces al día”, recomienda.

También el eucalipto puede ser utilizado en friegas pectorales para descongestionar las vías respiratorias. Al respecto, Verónica sentencia que en este caso la esencia debe ser disuelta en aceite vegetal (1 gota por 10 ml. de aceite) y no ser aplicado directo en la piel, ya que estos productos son muy concentrados y podrían ocasionar daño en la dermis.

En casos de pacientes con obesidad, la aromaterapia también ha sobresalido por sus buenos efectos. En esta línea, la dueña de tienda Katmandú se refiere diciendo que lo positivo tiene que ver con que “hay aromas que ayudarán a inhibir la sensación de apetito, como el pachulí”, asegura.

Otras formas donde la aromaterapia ayuda en tratamientos contra la obesidad tienen que ver con los masajes y baños de inmersión que contribuyen en el mejoramiento de la circulación, el drenaje y en procedimientos más bien estéticos como la celulitis. Aquí destacan las esencias de pomelo, limón, naranja y enebro.

Otro ejemplo que destaca Mujica es el tratamiento para la psoriasis. Para obtener buenos resultados, afirma que lo mejor es dividir en dos el procedimiento, donde se trate la parte emocional con un buen sedante como es el aroma a lavanda, y por otro lado el problema dérmico, el que se tratará con aceites de palmarosa y enebro.

 
Precauciones en el uso de la aromaterapia
 

Para la utilización de aceites esenciales se debe tener en consideración algunas precauciones, pues no todas las personas pueden acceder a las mismas esencias. Así, Verónica Mujica describe que algunos aromas no están recomendados para personas con hipertensión, epilepsia, embarazadas (salvo la lavanda) o pacientes que estén bajo tratamiento homeopático, “pues en este caso se bloquearía la acción de estos medicamentos”.

En el caso de los niños más pequeños (también en adultos mayores), los aceites esenciales de eucalipto y alcanfor, no son aconsejables, ya que se trata de aromas muy fuertes para ellos.

Con respecto a los aromas provenientes de frutos cítricos, “pueden provocar fotosensibilidad, por lo tanto al entrar en contacto con la piel y luego exponerse al sol, podrían provocar manchas en la dermis”, advierte y es por eso que se aconseja utilizarlos a últimas horas de la tarde para que así la acción se produzca de noche.

 
     
Por último, la terapeuta concluye en que es de suma importancia conocer acerca de la aromaterapia antes de su utilización. “Conocer, acercarse y probar para informarse acerca de los aceites y así tener la certeza de por ejemplo, su pureza, que es lo más importante”, sintetiza.
 
Aceites esenciales para el hogar
 

La prevención de enfermedades también es un tema en el que se puede utilizar la aromaterapia. Al respecto, Anna Kirschfink, especialista en terapias naturales y dueña de la tienda viñamarina Ámbar – y que por cierto coincide con Verónica Mujica en la importancia de las esencias en algunas enfermedades – entrega a Punto Vital algunos consejos para mantener al hogar y sus integrantes libres de trastornos, dolencias y enfermedades.

- En la cocina, el árbol del té reemplaza al cloro sin efectos nocivos, ayudando a la desinfección de todo tipo de verduras y frutas. Además agrega que el aroma de la lavanda utilizado en despensas, espanta a las polillas.

- En el living se suele utilizar con muy buenos resultados una lámpara de aceite o difusor. La dosificación depende del tamaño del ambiente y de la intensidad de la esencia.

Aquí se pueden utilizar aceites de lavanda, melisa, verbena de limón, vetiver y benjuí para crear ambientes relajantes y libres de estrés y romero, tomillo, pimienta y salvia para energizar, eliminar el cansancio y ayudar a la convalecencia de personas enfermas.

     

Anna Kirschfink describe además las esencias que se recomiendan usar dependiendo de la estación del año. De esta manera, para el verano se utilizan los cítricos, la menta y el ciprés; en otoño, el eucalipto y el limón; en invierno, la salvia, tomillo y mezclas con canela y en primavera, las esencias florales, el tea tree y el cendro, estos últimos contra las alergias.

 

- En la habitación de niños, la terapeuta aconseja el uso del eucalipto, limón, ciprés y árbol de té para la concentración y apoyo al estudiar; la mandarina, lavanda y manzanilla para aquellos pequeños con hiperactividad e insomnio; y la naranja y el petit grain para el ánimo cambiante, especial para adolescentes.

- Para la habitación de los padres en cambio los aceites recomendados por Kirschfink son la lavanda, melisa, verbena de limón, el benjuí y el sándalo, todos para combatir trastornos como el insomnio.

- Y el baño no puede quedar ausente. En este espacio se recomienda la lavanda, melisa, geranio y azahar para lograr relajo; el romero, tomillo, pimienta y salvia para reponer energías y el enebro y petit grain para descargar estrés.

 
Punto Vital Febrero 2009 ©
 
Artículos Relacionados
Flores de Bach: para mejorar nuestro ánimo y salud