Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
La plataforma vibratoria ayuda a adelgazar y también a rehabilitar
 
Vibraciones que mantienen en forma
La plataforma vibratoria – máquina para realizar actividad física y también de rehabilitación – tiene un sinnúmero de beneficios que permiten a quien se ejercite en ella lograr el fortalecimiento de los músculos, mejorar la circulación, el balance hormonal y el incremento de la densidad ósea.
 
Carla González C.
 

Actualmente existen muchas formas de practicar actividad física y todas ellas van en busca de una mejor calidad de vida. Así, desde las caminatas diarias hasta el ejercicio sobre máquinas tienen alguna incidencia positiva en el organismo, siendo todas además muy buenas alternativas a considerar a la hora de querer salir del sedentarismo y tener una mejor condición y estado de salud.

Una de las máquinas que hoy está siendo utilizada tanto para estar en forma como para la rehabilitación y prevención de ciertas enfermedades es la plataforma vibratoria. Este aparato trabaja en base a la emisión de vibraciones las que transmite al cuerpo de manera refleja, haciendo que las fibras musculares se ejerciten, contrayéndose y relajándose de manera automática, produciendo así un ejercicio que ayudará tanto al físico como a la salud de la persona.

La instructora y directora del Centro de Pilates y Terapias, Laurus Pilates (www.laurus.cl) Patricia Eing, comenta que el origen de la implementación de esta máquina tuvo como objetivo principal realizar un ejercicio compensatorio en los astronautas cuando se encuentran en el espacio.

Al respecto Patricia dice que a su regreso a la Tierra, estos hombres “volvían con claros síntomas de osteoporosis y atrofia muscular debido a la falta de fuerza de gravedad. Entonces, prosigue, para contrarrestar este efecto, “amarraron literalmente a los astronautas a estas plataformas que vibraban y de esa manera se logró crear un impacto en el cuerpo para que así, estando en el espacio, no perdieran densidad ósea ni masa muscular”.

De esa manera y luego de estudiar sus otros efectos positivos sobre el organismo, decidieron adaptar las plataformas para el trabajo en gimnasios y centros deportivos y así ayudar a quienes desearan llevar una mejor calidad de vida, tanto en lo físico como en lo orgánico.

Por otro lado, el profesor de educación física y entrenador en plataforma vibratoria de Laurus Pilates, Daniel Betancourt, explica que el cuerpo siempre está vibrando, pues con cada paso que damos y actividad que hacemos hay como consecuencia un impacto que causa microvibraciones internas sobre la persona y que la labor de la plataforma vibratoria tiene que ver justamente con el control de las mismas, para que en su utilización “sea totalmente fácil la realización de un trabajo correcto”.

 
Daniel Betancourt afirma que “la vibración que realiza la máquina en sí tiene ciertos parámetros que deben ser muy bien propuestos al momento de que una persona se suba encima”. Es por eso que el instructor menciona que esos parámetros están dados por la frecuencia de vibración, la amplitud y el tiempo en que se realice el ejercicio.
 

El profesor manifiesta que a nivel muscular, el hecho de que la plataforma vibre, “suba y baje (amplitud)”, produce un reflejo, una suerte de inestabilidad donde a través de ella “se logra que el músculo se contraiga y se relaje a una gran velocidad (frecuencia) permitiendo la activación de las fibras a un ciento por ciento”, sentencia.

Por lo tanto, los beneficios que reconoce Betancourt y que tienen que ver con la parte física de las personas (y que se generan a partir de la acción mecánica del aparato, es decir, de sus vibraciones), son “el fortalecimiento de la musculatura, la activación de más masa muscular, la fluidez de la circulación, el aumento de velocidad de acción y reacción, entre otros”.

Otra ayuda que según sus palabras otorga esta plataforma es la de prevenir lesiones, pues trabaja sólo con la consecuencia de los impactos - microvibraciones que anteceden a la fortaleza - y que en ejercicios en suelo son de mayor riesgo de causar problemas en el cuerpo. “A menor riesgo de lesión, mayor capacidad de desarrollo”, agrega.

 
La plataforma como complemento
 

Ambos instructores afirman que con el uso de esta máquina  – y como en toda actividad física - lo ideal es complementar con otro tipo de deporte que además contribuya en este caso, en la parte emocional, volitiva y social. “Buscar una buena calidad de vida exige la utilización de varios medios”, comentan.

Por su parte, Patricia Eing dice que esta práctica además posee un alto nivel de efectividad, donde el tiempo de práctica (25 a 30 minutos máximo de ejercitación) es una de las cosas que más se agradece.
 
     
La directora de Laurus Pilates advierte que no todas las máquinas que se utilizan como plataformas tienen su vibración 100% controlada, por lo tanto hay que tener mucho cuidado en la elección de un lugar donde practicar y sobre todo si se va a adquirir una en el mercado, pues una vibración mal registrada puede causar daños al organismo. “Las vibraciones saludables están entre los 20 y los 60 hertz. No se pueden usar vibraciones menores ni mayores a ésas”, define.
 

Además, Patricia manifiesta que también la plataforma entrega efectos de masaje en las personas desde el momento en que se comienza a utilizar. De esta forma, Betancourt agrega que esta cualidad se ve reflejada en tratamientos como el drenaje linfático, “que tiene una fuerte incidencia en la circulación periférica” y por lo tanto ayuda a trabajar “sobre la celulitis, retención de líquido, adherencias, obstrucciones en el aparato circulatorio”, entre otros.

En cuanto a la cantidad de ejercicios que se pueden realizar sobre esta máquina, Patricia Eing dice que si bien hay algunos que son predeterminados, “no creo que haya un número limitado porque en la práctica son una combinación de los clásicos con los que uno luego va adaptando”, comenta.

De esta forma, existe un sinnúmero de posturas, las que no sólo contemplan el uso de la plataforma, sino que también incorporan el suelo y elementos como el step para así sólo ocupar una parte del cuerpo sobre la máquina. “Así se puede aislar la musculatura que se quiere trabajar, sobre todo en el caso de rehabilitación”, complementa.
 
Vibración desde el ojo médico
 

Desde el punto de vista médico, la plataforma vibratoria también tiene muchos beneficios los que pueden relacionarse con enfermedades del cuerpo, la mente e incluso la estética.

Así lo menciona la doctora Madeleyne Olivares, especialista en tratamientos de obesidad de Clínica Biotop quien además comenta que los objetivos que se pueden alcanzar, dependerán de los hertz con los que se trabaje, “así podrá utilizarse para la relajación, para usarla en el hogar o trabajar con un fin más médico o terapéutico, etcétera”, señala.

Para la doctora Olivares, media hora de ejercicio sobre la plataforma vibratoria, “es equivalente a una hora y media de entrenamiento de manera convencional, logrando los mismos objetivos e incluso superiores, esto porque en ejercicios tradicionales la persona utiliza alrededor del 40% de las fibras musculares, mientras que con la plataforma, utilizas casi el ciento por ciento de ellas”, asegura.

 
     
Con respecto al funcionamiento de este aparato, la especialista menciona que la plataforma emite sus vibraciones en tres sentidos, siendo la vertical la que “fundamentalmente logra el efecto de estiramiento muscular, tonicidad sobre las fibras, drenaje linfático, aumento en la circulación, retorno venoso, celulitis, liberación de hormonas como las del crecimiento, entre otros”.
 
Frente a la posibilidad de considerar a ésta una gimnasia pasiva donde sólo la máquina hace todo el trabajo, nuestros entrevistados coinciden en que no sólo se pueden realizar actividades sobre el aparato estando quieto, sino que también hay ejercicios donde la persona debe realizar movimientos que le permitirán conseguir aún más resultados y con mucho más esfuerzo.
 

Con respecto a posibles contraindicaciones, la especialista de Biotop menciona que la plataforma vibratoria no es aconsejada para personas que tengan marcapasos, que sufran de migraña, embarazadas, afecciones graves en la columna, artritis reumatoide aguda, entre otros.

Por su parte, Patricia Eing suma a las contraindicaciones la epilepsia, el cáncer (por la renovación celular que se produce al ejercitar sobre la plataforma), aquellas personas que han sido recientemente intervenidas quirúrgicamente, etcétera.

A modo de síntesis, la doctora Olivares dice que los mayores beneficios del uso de la plataforma vibratoria son:

- Fortalecimiento y tonificación de los músculos.
- Aumenta la oxigenación celular.
- Mejoramiento de la vasodilatación periférica.
- Ayuda al balance hormonal.
- Reducción de celulitis.
- Incremento en la densidad ósea.
- Reducción de peso.
- Rehabilitación física.
- Ayuda a mejorar el equilibrio.

 
Punto Vital Abril 2009 ©
 
Artículos Relacionados
Glúteos en forma: una constante preocupación femenina
Cada uno construye su propia calidad de vida