Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
Múltiples cualidades hacen de la hidrogimnasia una actividad interesante para practicar
 
Quemando calorías en el agua
A pesar de que la hidrogimnasia puede practicarse durante todo el año, es en la época estival donde gana más adeptos. Adecuada para todo tipo de personas, esta actividad permite fortalecer la musculatura mucho más rápido, pues a diferencia del medio terrestre, permite que el cuerpo genere una mejor resistencia.
 
Carla González C.
 

La actividad física debe ser parte de nuestra vida y no sólo ser recordada meses antes de que lleguen las vacaciones. Es por eso que el verano también debe ser tomado como una época para realizar deportes, mover el cuerpo y así mantenerse en forma de una manera sana y adecuada.

Si bien lo deportes acuáticos pueden ser practicados durante todo el año, es en los meses de calor donde las personas deciden acercarse más a ellos, porque claro, qué mejor que ejercitarse en el medio acuático, un ambiente grato para aminorar las altas temperaturas que caracterizan a esta estación.

De esta forma, la hidrogimnasia – actividad física realizada en piscinas – entrega un sinnúmero de beneficios que incluso pueden superar a la gimnasia aeróbica, su símil en el medio terrestre, pues el agua permite que el cuerpo se desenvuelva con mayor libertad, en un medio placentero y refrescante.

Patricia Thompson es profesora de educación física de la Universidad de Chile y administradora del centro de natación que lleva su nombre. La profesional afirma que la hidrogimnasia es una actividad aeróbica donde no hay impacto del peso corporal, por lo que se hace una actividad propicia para las personas con obesidad, problemas en las articulaciones, de huesos o columna, “no les hace daño y por eso es muy recomendada por los médicos”, asegura.

Thompson destaca además que este tipo de actividad es una buena alternativa de ejercicio para lograr un buen acondicionamiento físico, ya que este medio ofrece mucha resistencia. “Si uno ejecuta un movimiento en velocidad, tienes que hacer fuerza y eso hace que fortalezca los músculos muy rápido”, sentencia.

 

La hidrogimnasia puede ser practicada por todas las personas, aquellas que desean tener un mejor acondicionamiento físico, para quienes deseen ejercitar músculos o articulaciones dañadas (algo así como un beneficio terapéutico), para aquellos que pasan por situaciones de estrés, etcétera.

 

Con respecto al tema del impacto, la profesora menciona que éste es mínimo dentro del agua, a diferencia con la actividad aeróbica realizada fuera de este medio, “donde el peso del cuerpo puede incluso triplicarse”. De esta forma, explica que si el volumen del agua llega hasta el cuello de la persona, será equivalente al diez por ciento del peso, por lo que si una persona pesa cien kilos, dentro del agua se moverá como si pesara diez.

Otra de las diferencias que hace agradable la hidrogimnasia y que es destacada por la instructora es que “no sientes la transpiración, no porque no la tengas porque sudas igual y eso hace que la actividad dentro del agua sea mucho más grata. Uno acá puede hacer todo tipo de ejercicio, desde abdominales hasta movimientos de piernas y brazos”, sentencia.

Para desenvolverse en rutinas entretenidas, creativas y variadas, Thompson subraya que la preparación del profesor es esencial. “La idea es que las personas que estén al frente estén insertos en el tema de la natación y que sean profesores de educación física. Esto es muy importante para lograr la realización de buenos ejercicios”, comenta.

Con respecto a esto último, la administradora del Centro de Natación resalta que no todos pueden realizar los mismos movimientos a la par y es por eso que la preparación de los instructores es clave, “el profesor tiene que saber qué ejercicio puede ejecutar la persona, porque puede que tenga problemas de salud o que sea, por ejemplo, de la tercera edad. Entonces, el profesional debe adaptar el movimiento y para hacerlo, tiene que saber”, afirma.

Lo ideal para Patricia Thompson es que para conseguir resultados positivos – tanto en terapias como en acondicionamiento físico – lo ideal es que la hidrogimnasia se practique por lo menos tres veces a la semana. Así, en el caso de los pacientes que padezcan de artritis, osteoporosis, artrosis, escoliosis, esclerosis múltiple, fibromialgia, entre otros, tendrán la oportunidad de ejercitarse para atenuar los síntomas y de paso prevenir el avance de la enfermedad.

 
Integración acuática
 

Otro de los beneficios que posee la hidrogimnasia tiene que ver con que todos quienes la practiquen, sean avezados o no, pueden ejercitar en forma conjunta dentro de la piscina. Y es que la adaptación de los ejercicios en conjunto con la instrucción adecuada del profesor y la asistencia que aportan algunos elementos, son factores que permiten la integración.

En esta línea, la profesora menciona que en la hidrogimnasia “todos tienen la oportunidad de poder ejercitarse al mismo tiempo, se integran las edades y las condiciones” y aunque no todos tengan los mismos resultados, sí podrán realizar los movimientos que se indiquen durante la clase a su propio ritmo. “No es como lo que pasa afuera (medio terrestre) donde si no vas al ritmo de los demás, te quedas atrás”, sentencia.

 

Algunos de los elementos didácticos que se integran a la hidrogimnasia a modo de asistir a quienes la practican son las cuncunas que ayudan a que la persona aprenda a flotar, los paddel, flotadores tradicionales, tablas, pesas, pull boy, entre otros que si bien no son siempre utilizados, sirven muy bien de complemento a la actividad.

 

Siguiendo con el tema de la integración, la instructora comenta que las personas que adoptan la hidrogimnasia como actividad física deben saber que como en toda ejercitación “no todos comienzan perdiendo la misma cantidad de calorías, no se trata de magia ni de resultados inmediatos”, manifiesta y agrega que en números, los alumnos avanzados pueden quemar en promedio seiscientas calorías al contrario de alguien que recién comienza, quien quemará aproximadamente trescientas.

La diferencia radica en el ritmo en el cual se van desarrollando los movimientos, donde será común que quienes recién comienzan a entrenarse, paren varias veces durante la rutina, pues tenderán a cansarse rápidamente necesitando de un momento para reponerse y volver a comenzar.

 
     

En cuanto a los movimientos más comunes en hidrogimnasia, la profesional menciona los ejercicios abdominales, los de brazos, piernas, glúteos y el trabajo cardiorespiratorio, que según Patricia al tratarse de una  actividad aeróbica, “trabaja fuerte”.

Entre los movimientos, cuenta que es común realizar rutinas donde la persona “abraza el agua” con las palmas abiertas para reforzar la musculatura de brazos, movimientos de piernas en forma circular para trabajar los abductores, “abrirse camino en el agua” con las piernas para ejercitar glúteos, entre otros.

Para que la efectividad sea aún mayor, Patricia Thompson aconseja complementar la gimnasia con la natación. “Creo que es súper buena la combinación de ambas cosas, se trabaja más y se queman aún más calorías. La idea es que también se aprenda a nadar”, complementa.

 

En conclusión, la hidrogimnasia es ideal para:

- Ejercitar el cuerpo dentro del medio acuático, que posee la ventaja de eliminar el impacto que sufren las articulaciones al realizar actividades físicas en seco o fuera del agua.

- Fortificar el esfuerzo realizado por músculos y articulaciones debido a la resistencia del agua, lo que hace que las necesidades de oxígeno sean elevadas.

- Perder peso, producir relajo, desarrollar la fuerza muscular, mantener en constante trabajo al corazón y pulmones, entre otros.

- Estimular el riego sanguíneo y la oxigenación de los tejidos, proporcionando un alto nivel de resistencia muscular. Además, es útil para mejorar el sentido del equilibrio y el aumento en el tono de músculos que la mayoría de las veces no son utilizados fuera del agua.

Fuente: Centro de Natación.
 
Punto Vital Diciembre 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Aquafitness, ejercicios y beneficios del Agua
Como peces en el agua
Relajo acuático