Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
Más que un ejercicio quemador de calorías, el gyrotonic ayuda a estilizar y fortalecer la musculatura
 
Gyrotonic: movimientos de expansión
Lograr articulaciones fuertes, mejorar la flexibilidad, resistencia y velocidad corporal y además corregir la postura, coordinación, movilidad y equilibrio, son algunos de los beneficios que se pueden obtener practicando gyrotonic, metodología que fue creada para solucionar dolencias y que hoy es practicada también con fines deportivos.
 
Carla González C.
 

Como “una mezcla perfecta entre gimnasia, natación, ballet y yoga”, así es definida la técnica del gyrotonic. Y es que el concepto que encierra su desarrollo es tan integral y útil como su presentación y es utilizada tanto por quienes desean realizar alguna actividad física, como para aquellas personas que necesitan sanar dolores articulares o mejorar la actitud de la columna vertebral, estructura hacia donde está dirigida esta actividad.

El gyrotonic fue creado en 1977 por el bailarín rumano Juliu Horvath, quien después de retirarse por sufrir la ruptura del tendón de Aquiles, se dedicó a buscar una alternativa que le permitiera solucionar sus dolencias. Entonces nació el gyrokinesis, trabajo corporal caracterizado por ser una especie de “baile sanador”, que permite entre otras cosas, tener conciencia del propio cuerpo a través de la ejercitación.

Así, la técnica de Horvath tomó una bifurcación cuando el bailarín comenzó a pensar en una forma que ayudara a sus colegas a alcanzar mejores giros y piruetas. A esto, le sumó los principios básicos de la gimnasia, ballet, natación y yoga, logrando la creación de gyrotonic, que difiere del gyrokinesis por la utilización de máquinas que se complementan a los movimientos realizados con el cuerpo.

La profesora y primera docente en Chile con certificación en gyrotonic y gyrokinesis, Kristel Chellew, afirma que la técnica desarrollada en máquinas tiene entre sus beneficios físicos “la movilización, fortalecimiento y expansión de las articulaciones de todo el cuerpo, como una cadena unida, pero teniendo como base y centro de operaciones, la columna vertebral”.

 

El gyrotonic es utilizado en hospitales ortopedistas y clínicas en Alemania para problemas articulares en rodillas, caderas y columna, así como también en pacientes con problemas de osteoporosis, artrosis y fibromialgia, entre otros.

 

En cuanto a sus cualidades, la profesora comenta que el gyrotonic tiene entre sus componentes a la respiración y “una conexión muy intensa hacia el propio cuerpo”. Es precisamente este vínculo que se manifiesta a través del movimiento, el que produce alivio y relajo. “Es una forma muy singular de trabajar la musculatura y las articulaciones y a la vez liberar tensión”, declara.

La técnica recomendada para todos sin distinción en edad, sexo o condición (puede ser practicada por adultos mayores, niños e incluso mujeres embarazadas), es descrita por Chellew como incluso una actividad recomendada para personas con lesiones – uno de los objetivos de su creador – y con post y pre operatorios. “Hay una muy buena rehabilitación de pacientes operados de la cadera, con fuertes dolores de rodilla, que se han estabilizado”, comenta y agrega, “todos los movimientos pueden ser adaptados según los requerimientos de quienes los practiquen”.
 
De esta forma, el gyrotonic se convierte en una muy buena alternativa para alinear ciertos segmentos del cuerpo, que por contracciones u otros motivos provocan dolores en quienes las padecen. En esta línea, la instructora sentencia que al mismo tiempo, este ejercicio permite “ir soltando musculatura que por la tensión de la vida diaria, se encuentra muy contraída”.
 
Ejercicios que estilizan
 

Para aquellas personas que buscan bajar de peso a través de la quema de calorías, no encontrarán ayuda en el gyrotonic, pues como lo explica su precursora en Chile, este ejercicio que implica respiración, coordinación, movimientos atípicos para el cuerpo, contrastes y oposiciones no tiene la intención de disminuir la talla, sino que lograr el equilibrio del cuerpo.

“Todo el conjunto de elementos que se interrelacionan hacen que el sistema nervioso, el endocrino, el vascular y cardiorrespiratorio se estimulen y causen un beneficio general, pero no es un deporte para quemar calorías”, advierte Kristel Chellew. En cuanto al trabajo sobre el cuerpo, comenta que éste es longilíneo y no desarrolla grandes masas musculares. “Lo que busca es alargar músculos y tendones, crear espacios. Entonces, el cuerpo se va volviendo armónico, muy lindo”, sentencia.

Para el desarrollo de estos movimientos, el gyrotonic cuenta con el uso de la pulley tower, aparato base que permite la realización de una gran gama de ejercicios. Según la instructora, para que la técnica sea efectiva, requiere de un ritmo determinado, “como un baile sanador ayudado por una máquina, es muy gratificante”, completa.

 
Dolores fuera, bienvenido el alivio
 

Con respecto a la contribución que el gyrotonic hace al cuerpo – tomándolo netamente como ejercicio físico – Kristel Chellew cuenta que los resultados se experimentan en periodos determinados de tiempo. “Esto no es mágico”, dice, pero al mismo tiempo resalta que en algunas personas el alivio se comienza a sentir desde las primeras sesiones, “es como en cualquier actividad, donde si uno lo hace en base a un proceso controlado y progresivo, vas logrando resultados absolutos en el bienestar general”, afirma.

La profesora de gyrotonic manifiesta demás que la sanación a la que se le atribuye esta técnica tiene que ver con las consecuencias que trae el ejercicio físico sobre algunas dolencias o padecimientos. Para ejemplificar esto, Kristel explica que en el caso de las hernias de columna, la sanación viene por parte de la estabilización que se logra gracias al “fortalecimiento que se produce en la musculatura paravertebral”.

 
     
Siguiendo esta idea, comenta que lo que hace el gyrotonic es que a medida que se realizan los movimientos de expansión, las posibilidades de que las hernias revienten, compriman un nervio o crezcan sean menores. “El trabajo de fortalecimiento es interno y gracias a eso la hernia comienza a empujarse hacia dentro hasta casi desaparecer”, asegura.
 

¿Qué gano con el gyrotonic?

Kristel Chellew dice que algunos de los beneficios que se pueden obtener con el  gyrotonic son:

- Ayuda a ganar resistencia.
- Estimula la circulación y libera energía del sistema nervioso.
- La gran meta es conseguir un cuerpo flexible, corrigiendo desequilibrios posturales, consiguiendo un cuerpo sano y orgánico que otorgue el bienestar.

- Uno de los grandes complementos del gyrotonic es la práctica de actividades cardiovasculares: bicicleta, squash y el trote, entre otros. Con ellos, se puede estimular a los pulmones.
 
Punto Vital Noviembre 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Tae Bo: ejercicio para el cuerpo y la mente
Aikido: un combate interno con resultados externos