Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
Una inteligente mezcla entre lo aeróbico y lo anaeróbico
 
Fight Do: una lucha saludable
Golpes, patadas, esquives y saltos son algunos de los ingredientes que conforman el Fight Do, actividad deportiva derivada del fitness de combate que permite una alta quema de calorías y que puede ser practicado por todo tipo de personas.
 
Carla González C.
 

Comienza la clase. Sutiles movimientos dan inicio a la rutina, la idea es ir de menos a más y por lo tanto empezar lentamente es lo mejor para luego rendir al máximo. La música marca los pasos y a cada sonido de campana – tal como si se tratara de un round de boxeo – se cambia el paso y se da inicio a otro movimiento.

Se trata del Fight Do, práctica deportiva que mezcla la actividad aeróbica con la anaeróbica, lo que permite un mayor gasto calórico y por ende, una mayor quema de grasa, ideal para quienes necesiten bajar esos rollitos que se instalaron tozudamente durante estas vacaciones.

El preparador físico y profesor certificado internacionalmente en la práctica del Fight Do, Daniel Rojas Romero, menciona que lo anterior es quizás la característica que más destaca de esta actividad y con la que por cierto podría compararse con prácticas similares como el aerobox o el aero kick boxing, trabajos sólo del orden aeróbico.

 

Practicar periódicamente Fight Do significa, en palabras de Daniel Rojas, un gasto calórico importantes que rodea entre las 700 y 900 calorías por clase. Además, indica, “hay un importante trabajo de tonificación muscular; se trabaja mucho la fuerza del músculo”.

 

En relación al origen de esta disciplina, el preparador físico cuenta que se trata de una actividad relativamente nueva que fue creada por una empresa que en América tiene su central en Argentina y que hace poco entró a Chile con mucha fuerza, tanto que se está comenzando a capacitar a nuevos instructores para que guíen las clases de manera correcta.

Como se trata de sesiones en donde permanentemente se utilizan los golpes y las patadas, bien podría pensarse que los practicantes de Fight Do están preparados en defensa personal.

Al respecto, el instructor aclara que aún cuando se utilizan “técnicas reales de combate” provenientes de actividades como el boxeo, las artes marciales y el boxeo tailandés, los movimientos son parte de peleas virtuales, donde no hay contacto directo con posibles oponentes.

 
Beneficios en ambos lados del cuerpo
 

Con respecto a la manera de proceder en el Fight Do, Rojas indica que la dinámica consiste básicamente en “combinar todos los movimientos del boxeo y de las artes marciales para crear este combate implícito. La gracia es trabajar de manera bilateral, es decir, potenciar ambos lados del cuerpo – izquierdo y derecho - de manera equitativa y siempre exacta.


“Se trabajan cinco bloques dedicados al lado derecho del cuerpo y otros cinco (que corresponden a la misma coreografía) para el lado izquierdo”, detalla.

Para explicarlo mejor, el instructor dice que a diferencia del trabajo netamente aeróbico, donde se van contando los tiempos correspondientes a cada movimiento, en esta disciplina se trabaja con música preeditada, lo que le permite al profesor tener claros de antemano los espacios con los cuales debe trabajar.

 
     

De esa manera, el profesor identifica las secciones en que se divide una clase de Fight Do de la siguiente manera:

  • Calentamiento.
  • Boxeo.
  • Primera etapa de Muay Thai (boxeo tailandés).
  • Patadas (a modo de calentamiento).
  • Primera etapa de Kick boxing (lucha).
  • Súper box (movimientos de boxeo más rápidos).
  • Segunda etapa de Kick boxing.
  • Segunda etapa de Muay Thai.
  • Trabajo localizado: realización de abdominales, por ejemplo.
  •  Elongación y relajación, en donde se utilizan técnicas como el Chi Kung o el Tai Chi, con el objetivo de bajar las pulsaciones.

En el caso del Muay Thai, Rojas indica que se llega a “un peak anaeróbico, donde la música se acelera para llegar a un máximo de pulsaciones; eso hace que haya una quema de grasa más fuerte”, dice.

Otro de los beneficios es lograr una importante tonificación muscular, la que se logra con los golpes que se lanzan durante las clases. “La fuerza del golpe hace que haya un importante trabajo de músculos”, menciona.

Por otro lado, confiesa que existe un cambio en la fisonomía de los practicantes, puesto que con el transcurrir del tiempo, se puedan evidenciar músculos más apretados y por lo tanto, una mejor posición corporal. “Cambia esa típica postura encorvada a una en donde la persona se ve más estilizada”, manifiesta.

Para Daniel, existen lugares del cuerpo que más se potencian con la práctica del Fight Do, ya que “están en constante movimiento”. Así, especifica que “el boxeo trabaja mucho la parte baja de los hombros y las patadas lo hacen con el abdomen bajo, los glúteos y la espalda”.

Además añade que esta actividad entrega múltiples beneficios a nivel mental y asegura que en general no existen contraindicaciones, salvo en algunas personas a quienes se les recomienda no saltar. “Todo viene preparado para que no hayan lesiones, por ejemplo, en el lanzamiento de una patada al aire”, afirma.

 

Para Daniel Rojas, “el Fight Do es para todo tipo de personas, porque la gracia de este programa es que es adaptable y se puede trabajar una misma coreografía de manera muy intensa o muy suave. Todo depende de los alumnos que conformen la clase”, detalla.

 

Más allá del físico, el instructor comenta que también se pueden ver cambios muy importantes que van de la mano de la confianza, la disciplina y la seguridad que los alumnos van ganando al momento de practicar. Además – tal como otros ejercicios – permite liberarse del estrés y el cansancio acumulados durante el día.

Por otro lado, afirma que esta actividad física también puede ser de gran ayuda para quienes tienen problemas de tipo psicomotor, de coordinación y equilibrio. Adultos mayores y personas con Síndrome de Down han tenido muy buenos resultados. “Los trabajos cardiovasculares y musculares siempre serán positivos para todos”, menciona. 

Como vemos, el Fight Do posee muchas cualidades que benefician a sus practicantes. La idea es por supuesto, combinarla con sanos hábitos de vida como una alimentación saludable y la ingesta diaria de agua.

 
Punto Vital Febrero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Tae Bo: ejercicio para el cuerpo y la mente
Golpes que mejoran el acondicionamiento físico