Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
En Chile aún hay un 87% de sedentarios
 
¡Enamórate del ejercicio!
Para aquellos que no hacen actividad física desde el colegio va esta nota. Y es que re encantarse con el trabajo por el cuerpo y la salud es una tarea que al parecer aún resulta muy complicada, puesto que todavía existen mitos y excusas que muchos ocupan para alejarse del buzo y las zapatillas.
 
Carla González C.
 

En 2007, el Observatorio Social de la Universidad Alberto Hurtado – OSUAH – junto a Chiledeportes, realizaron un estudio a nivel nacional que arrojó como resultado que un 87,2% de la población es sedentaria. Y aunque esta cifra es menor a las anteriores antes descritas (89,2% en 2006 y 91% en 2000, ambas cifras según la Encuesta de Calidad de Vida y Salud), aún se trata de un porcentaje muy alto y preocupante.

Con respecto a esto, ¿cuántos de ustedes no hacen deporte desde el colegio? Al parecer es ahí donde se acaba el movimiento corporal para muchos, quienes dejaron atrás esa única clase semanal y obligatoria para dar paso al sedentarismo y a la idea de volver a ejercitarse “algún día”.

Es por eso que reencantarse con la actividad física es una tarea en la que todos – medios de comunicación, autoridades, familia y comunidad – debemos comprometernos desde ya, pues las enfermedades asociadas al sedentarismo y por ende, al sobrepeso y la obesidad nos están atacando desde hace rato y sobre todo desde la infancia, cosa que urge revertir.

Por esta razón, hacemos una invitación a todos aquellos que aún tienen dudas si salir o no a trotar por las mañanas, a esos que no tienen decidido si gastar (o invertir) dinero en un gimnasio o a esos que simplemente batallan cada día con la flojera de mover el cuerpo. A todos ellos les mostraremos cómo dar el primer paso para comenzar una relación con la actividad física.

La docente de la carrera de educación física de la Universidad Cardenal Silva Henríquez (UCSH), una de las directoras de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte (SOCHMEDEP) y candidata a Doctora en Ciencias de la Actividad Física y Calidad de Vida, Maribel Parra Saldías, menciona que uno de los puntos que debemos considerar es el que se refiere al fomento del deporte en Chile.

 

Maribel Parra cuenta que en el mundo anualmente mueren 2 millones de personas a causa de las enfermedades directamente asociadas al sedentarismo. “La gente aún no tiene conciencia de que la inactividad es la que produce el daño”, agrega.

 

Para la profesora, lo que hace falta en el país son políticas de promoción y de actividad física, tanto a nivel gubernamental como de otras instituciones. Según sus palabras, el trabajo debiera realizarse incluso a nivel universitario y de formación de los futuros profesores de educación física, pues a su juicio, desde ahí ya se notan las falencias.

“Todo el mundo se queja de que hay pocas horas de educación física, pero si consideramos la magnitud de la clase, podríamos ver que no hay un problema en la cantidad, sino en la calidad. Entonces, por mucho el que tengamos 4, 5 ó 6 horas del ramo, va a depender primero de la formación del profesor y de su forma de llevar al grupo”, menciona.

Es a partir del punto anterior donde asegura que se iniciará el encanto por la actividad física. Sin embargo, como esto según las estadísticas aún no es para nada palpable, se debe recurrir a otras formas de llamar la atención y así incentivar al deporte no como una cuestión obligatoria, sino como un nuevo, atractivo y saludable estilo de vida.

 
¿Ya tiene el buzo y las zapatillas puestas?
 

Si pese a sus ganas por ejercitarse aún no sabe cómo empezar, lo peor que puede hacer es volverse loco e iniciar rutinas exigentes que lo dejen exhausto a los treinta minutos y sin ganas de volver a correr o entrenar en una máquina por el resto de su vida.

La idea es que la práctica del ejercicio sea paulatina, lenta y tomando en cuenta aquellas actividades que no demanden mucho trabajo y que permitan ir aumentando su intensidad a medida que usted y su cuerpo vayan progresando.

Al respecto, la directora de la SOCHMEDEP afirma que un buen inicio para aquellos que no practican ningún tipo de actividad física desde sus años escolares es someterse a una evaluación médica y evaluación postural (que ve el estado de la columna, la pisada, las caderas, etcétera), para así “conocer cuáles son mis niveles y capacidades propias”.

 
     

En ese sentido, manifiesta que no por tener un problema de salud significará que el deporte vaya a resultar perjudicial, pero sí es necesario conocer con qué recursos cuenta el cuerpo para así no potenciar posibles lesiones o dolores pre existentes.

 

De aquel 87% de sedentarios, la mayoría de ellos son mujeres y dueñas de casa. El problema para Maribel Parra es que ellas son el modelo de referencia para sus hijos.

 

Luego de este chequeo, la docente indica que se deben derribar ciertos mitos e ideas que también resultan un obstáculo a la hora de decidirse por el deporte: el temor a lesiones, la poca seguridad que entregan los barrios y el poco tiempo que se tiene para este tipo de actividades, son algunos de los prejuicios que si no se eliminan, no se podrá dar pie a un buen inicio.

En lo que a actividad física se refiere, Maribel comenta que hay que pararse desde la vereda de la ignorancia, es decir, partir de cero y poder desde ahí trabajar en pro de un beneficio para el físico y la salud.

En este contexto afirma que lo mejor es partir con actividades simples de tipo aeróbico, tales como la caminata, el trote, la natación o la bicicleta, “a una velocidad tal en que uno pueda ser capaz de hablar sin gran esfuerzo. Esto significa que las pulsaciones estarán en un rango entre un 60 y 70% con respecto a la frecuencia cardiaca”.

Este índice puede medirse restando 220 a la edad y a ello quitarle el porcentaje”, dice. Cuando se logre una constante, indica que será “momento de subir o mejorar el ritmo de trabajo”.

Luego de aquello, manifiesta que se pueden participar en actividades más específicas, tales como ejercicios localizados de abdominales, flexiones, fortalecimiento de brazos y piernas, coordinación y agilidad, entre otros.

En esta misma línea, indica que la elongación es también una etapa importante dentro de cualquier práctica de actividad física, pues según sus palabras es la que permite la preparación del cuerpo y así evitar lesiones tan comunes en estos casos como las torceduras o esguinces.

“La elongación no es algo que uno debe hacer en dos minutos, sino que se trata de una preparación previa al ejercicio que debe durar a lo menos diez o quince minutos”, comenta y añade que la mayoría de las personas no suelen precalentar, por ende incurren en una lesión y lo primero que hacen es echarle la culpa al ejercicio cuando realmente la responsabilidad la tuvo ella.

 

La fiebre del running y la chancha: la profesora de educación física dice que recientes manifestaciones deportivas como las maratones que se han corrido en Santiago y el aumento en el uso de la bicicleta son un excelente ejemplo a replicar por quienes aún no se deciden por un cambio en su sedentario estilo de vida.

 

En cuanto a las veces en que una persona debiera ejercitarse, Maribel Parra es enfática al hacer la diferencia entre alguien que ya esté acostumbrado a un ritmo de vida saludable – donde también se incluye la alimentación sana – y aquellos que son parte de la población que actualmente está en riesgo de padecer algún tipo de patología asociada (obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares).

En esta línea, menciona que la OMS recomienda, en el caso de personas sanas y que practican deporte, 30 minutos diarios de actividad física. Sin embargo, afirma que para aquellos que padecen de sobrepeso ese tiempo debe aumentar a 45 minutos de ejercicio desarrollado eso si, a una intensidad baja y paulatina.

Por último y para que el futuro de estos “nuevos” deportistas sea auspicioso, la directora de la SOCHMEDEP dice que lo relevante es el autoconocimiento, ya que saber cuáles son los límites a los que se puede llegar y tener la capacidad de no autoexigirse más de lo adecuado, serán la clave para luego poder ir avanzando y logrando mayores objetivos.

 
 
Punto Vital Mayo 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Ejercicios con precaución
No es cosa de llegar y estirarse
“La medicina más barata es el ejercicio”