Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
Un verdadero desafío para la medicina y la salud mental
 
¿Te acuerdas que anoche…?
Llevar a cabo conductas sexuales mientras se está durmiendo y luego, al despertar, no acordarse de nada pareciera una muy buena excusa para algunos. Sin embargo, se trata de una especie de sonambulismo llamado sexomnia, una alteración del sueño que sin duda perturba la calidad de vida de quien la padece.
 
Carla González C.
 

Tener una noche de pasión y a la mañana siguiente no acordarse de nada puede que le haya pasado a muchos alguna vez en su vida. Pero que ésta sea una constante no es algo que pueda contarse como anécdota, sino más bien es algo preocupante, después de todo no poder estar totalmente consciente durante un acto sexual no es para nada algo normal.

Aunque parezca algo atípico, este tipo de conducta afecta a varias personas y hace muy poco se comenzaron los estudios para poder llegar a saber por qué se produce. Su nombre es sexomnia y podría definirse como “una alteración del sueño producida en la fase NO REM” que al parecer afecta a más hombres que mujeres y que puede traer más de algún problema para quien lo padece.

Así lo menciona el doctor Christian Thomas Torres, médico gineco obstetra, sexólogo y director general del Centro de Estudios de la Sexualidad (www.cesch.cl), quien afirma que la sexomnia además es calificada como “un desorden del sueño llamado parasomnia”, es decir, “un trastorno de la conducta durante el sueño asociado con episodios breves o parciales al despertar”.

Tan nuevas resultan estas investigaciones, que el doctor Thomas cuenta que “recién en 1986 se describen los primeros casos, que involucran conductas sexuales durante el sueño, muchas de ellas múltiples anécdotas que avergüenzan, pero otras son tan graves como denuncias de felaciones, asaltos sexuales y violaciones a menores de edad”, cuenta.
 
La sexomnia puede transformarse en algo realmente grave, pues quienes padecen de esta parasomnia pueden forzar a su pareja u otras personas a tener relaciones sexuales contra su voluntad.

Por otro lado, el especialista menciona que esta especie de sonambulismo “se produce en la fase SOL del sueño, es decir, probablemente en la fase 3 y 4 (NO REM)”, etapas donde se logra la mayor profundidad y que en palabras del doctor “se caracterizan por baja frecuencia de movimientos oculares y carencia de actividad onírica”. También se trata de una fase de “difícil despertar”.

En esta misma línea, asevera que durante estas mismas fases también es posible encontrar “otras somnias como los terrores nocturnos, las alucinaciones hipnagógicas y el sonambulismo”.
 
Si no se acuerda, preocúpese

No cabe duda que una de las cosas más llamativas de la sexomnia – que ya en sí misma resulta un padecimiento atrayente y que en ocasiones se asocia con el “consumo de alcohol u otros problemas con el dormir”– es el hecho de que la persona quien la padece, al despertar no recuerda absolutamente nada de lo que hizo.

En relación a esto, el doctor Thomas dice que es una verdadera paradoja el hecho de realizar actos conscientes estando inconsciente, pero “ocurre y eso es lo que lo transforma en un desafío a la medicina y la salud mental”. Además, agrega, “una gran cantidad de personas hacen actos sexuales sin conciencia alguna sólo que lo hacen durante la vigilia, pero eso no significa conciencia”, manifiesta.
 
 
El sexólogo Christian Thomas afirma que hasta el momento, la sexomnia es calificada como una somnia, es decir, “una enfermedad de la cual la persona no tiene la voluntad para actuar así, ni tampoco de producir el daño que a veces produce”.

Es en este miso contexto donde se menciona además que como este trastorno es muy parecido al sonambulismo – incluso lo califican como tal – hay que tener mucho cuidado al momento de querer despertar a la persona. Con respecto a esto, el director de la CESCH comenta que a partir de los casos clínicos que se han estudiado, “es muy difícil despertarlos, lo que es corriente en las fases 3 y 4 del sueño”.

En esta misma línea, cuenta que son estas mismas personas quienes pueden despertar de pronto y sin ningún estímulo. Es en ese instante donde se manifiestan tan o más sorprendidos que quienes se encuentran a su lado. Con esto, el doctor Thomas afirma que “es posible que despierten en el medio de la actividad sexual o antes del orgasmo”.

Por otro lado, y tratando de encontrar una explicación, el especialista manifiesta que es muy probable que en la sexomnia también exista algún tipo de trastorno disociativo, cosa que contribuiría en la realización de este tipo de conductas. “Los trastornos disociativos son propios de personas que han sufrido traumas, abusos, shocks intensos, personalidades más frágiles como las borde line y ciertos trastornos de la personalidad”, explica.

Para el médico, lo anterior explicaría de alguna forma el por qué de este trastorno, pues tal como indica “en las disociaciones ciertos contenidos quedan fuera de la conciencia y de la voluntad y pueden reaparecer tomando el comando de la conciencia de las personas, a veces funcionando muy disociadamente y sorprendiendo a quienes las conocen, porque muestran rasgos o conductas que jamás le habían conocido o sospechado”.
 
La sexomnia puede rayar en lo legal

Como este trastorno puede traspasar la barrera de una relación íntima, cosa que ya trae algunas complicaciones, puede también convertirse en un tema muy delicado el que incluso puede terminar en los tribunales.

Lo anterior es explicado por el sexólogo, quien comenta que además de los inconvenientes que puedan darse con la pareja, puede haber problemas a nivel legal, pues ha habido casos de violaciones, de las cuales los acusados han sido perdonados, esto por diagnosticárseles sexomnia.

En ese sentido, el médico cuenta que “si leemos en la literatura médico legal, han ocurrido violaciones de menores, un hijo por su padre, etcétera. Esto sin duda, que es una dificultad severa que deberá solucionarse en la pareja más allá del tratamiento médico y legal.

 
Por último, dice que con respecto al tratamiento, la sexomnia podrá tratarse dependiendo “del diagnóstico acucioso hecho por el especialista”. De esta manera, señala que actualmente se utilizan fármacos que tendrán como objetivo regularizar el sueño del paciente.
 
Punto Vital Diciembre 2010 ©
 
Artículos Relacionados