Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
Una película que muestra lo que muchos no quieren ver
 
La otra familia, ¿cuál es el hogar perfecto?

Estrenada a comienzos de 2011, la película mexicana “La otra familia” se instaló entre los espectadores aztecas justo en medio de la discusión acerca del matrimonio gay y la posibilidad de adopción de niños por parte de estas parejas. Un filme que invita a la reflexión y a la empatía.

Carla González C.
 

Escoja usted qué haría con un niño de siete años que actualmente vive en situación de abandono a pesar de vivir con su madre, una mujer joven adicta al crack que constantemente lo deja solo en casa y donde las condiciones de higiene, salud y alimento no son para nada favorables.

  1. Deja la situación tal como está. Después de todo, un niño debe estar con su madre.
  2. Lo entrega a un matrimonio que hace poco perdió un embarazo, el trato no es de los mejores y donde el hombre tiene una amante, situación que claramente su mujer aún desconoce.
  3. Deja todo en manos de la justicia para que ésta coloque al niño en un orfanato. Allí vivirá con muchos niños en su misma situación en medio de condiciones poco favorables y como ya es grande, lo más probable es que nunca lo adopten.
  4. Lo entrega a un matrimonio bien consolidado, ambos profesionales y de excelente situación económica (tan buena que uno de ellos no necesita trabajar y por ende puede dedicarse 100% al niño), que pueden darle una educación que muchos quisieran y que además lo aman tal como si lo hubiesen gestado ellos mismos.

Antes de que escoja, un dato. La pareja de la alternativa D es homosexual.

Así es el escenario que plantea la película “La otra familia” dirigida por Gustavo Loza, una cinta que trata acerca de cómo un matrimonio homosexual se hace cargo – en un comienzo casi por casualidad – de Hendrix, un niño que de a poco y sin quererlo se va ganando su cariño.

Estrenada en marzo de este año, esta película mexicana no estuvo exenta de polémica, las que incluso fueron comentadas por su director, quien en entrevistas posteriores admitió haber recibido toda clase de amenazas para que la cinta no viera la luz debido a su temática, la que es abordada con tal simpleza que cualquier persona puede inmiscuirse en la historia y desde allí sacar sus propias conclusiones.

“No es una película que te vaya a gustar o no, es una cinta que te hace pensar”, mencionó Loza a un medio de comunicación y aquello es totalmente cierto, pues sea cual sea la postura con la cual el espectador se enfrente a este texto, será casi imposible que la historia no remueva su conciencia, dejando algunos minutos para reflexionar acerca de las oportunidades que el niño (Hendrix) tiene en la vida y de cuál – sinceramente – es la mejor para su desarrollo.

“Creo que la llegada de esta cinta es necesaria para intentar poner en calma las cosas y en cierta manera educar a la sociedad mexicana. Muchas personas al final no estarán de acuerdo con el mensaje e incluso atacarán el fin de la misma, pero si ayuda de alguna manera a cambiar la percepción para bien de una o de varias personas creo que habrá logrado su objetivo. De poco en poco se está dando la aceptación a lo diferente en nuestro país y estoy seguro que con películas como La Otra Familia se tienen más herramientas para consolidarla” (Gustavo Loza para Vivir México).

Además de la historia central, existe otro relato igual de interesante y que habla de la búsqueda de una pareja de lesbianas por convertirse en madres, deseo que las llevará a planear una inseminación artificial a través del óvulo de una y el embarazo y el semen del hermano de la otra.

Esta decisión, sin duda les provocará más de un desencuentro tanto entre ellas mismas como con su entorno, el que ve esta situación desde varias aristas las que incluyen el incesto y la libertad mal entendida con respecto a cómo se puede traer hijos al mundo. “Después podrán encargarlos por Internet”, les dice uno de los protagonistas desde su lado más conservador.

Por último, cómo olvidar el punto negro de esta cinta y que ya es casi imposible de hacerle el quite en general a todas las películas del llamado “nuevo cine mexicano” de los últimos años; la corrupción y el narcotráfico, realidad azteca siempre presente en el desarrollo del filme y el que se vuelve casi tan importante como la idea central del relato.

Es difícil dar con esta película, pero no es imposible buscando detenidamente en Internet. Aquí los dejamos con el tráiler oficial:

 
Punto Vital Diciembre 2011 ©
 
Artículos Relacionados