Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
El erotismo es una condición humana que lamentablemente hoy se ha banalizado
 
“En la pareja, el erotismo es la esencia en la comunión”

Pensar en lo erótico como algo ajeno que sólo está reservado para los más desinhibidos y de “mente abierta” es uno de los errores más comunes en sociedades como la nuestra. Después de todo el tema nos viene acompañando desde que somos concebidos y puede ser cultivado para llevar mejores y más sanas relaciones interpersonales.

Carla González C.

Cuando usted piensa en algo erótico, ¿qué imágenes se le vienen a la cabeza? Y si busca por Internet la palabra “erotismo”, ¿cuáles son los resultados que le arroja el buscador? Quizás algunas ideas no estén tan erradas, pero le aseguramos que la mayoría ni se acerca a la verdadera definición de este concepto, el que está en cada ser humano más cerca de lo que creemos.

Según el diccionario de la Real Academia Española, erotismo es el “amor sensual” o el “carácter de lo que excita el amor sensual” y en relación a eso estarían todas aquellas imágenes que nos presentan en su mayoría los medios de comunicación y la publicidad, donde pueden apreciarse ciertos prototipos eróticos que la mayoría de las veces están relacionados sólo a lo sexual y no a otro tipo de interacción.

Así, juguetes y ropa interior erótica, el baile del caño, sex shops, imágenes triple X, entre otros suelen colocarse hasta el día de hoy en la categoría de “erótico”, nada más alejado de la realidad según el ginecólogo – obstetra, sexólogo y director del Centro de Estudios de la Sexualidad en Chile (CESCH), doctor Christian Thomas Torres, quien si bien explica que sí tienen relación, se trataría sólo de una “banalización del erotismo”.
 
Concebir al erotismo como algo que sólo tiene cercanía a la relación sexual en una pareja es desconocer que éste es una forma de desenvolvernos en el mundo y que se construye durante los 3 primeros años de vida.

Para el especialista, el erotismo es “un recubrimiento” y asegura que para entender eso lo primero que debemos saber es que “surge con la muerte y por lo tanto sin ella no existe. Cuando los primeros hombres descubren la muerte y empiezan a enterrar a los que habían fallecido, aparece el erotismo. De allí la diferencia con los animales, en ellos lo erótico no existe”, menciona.

De lo anterior el doctor Thomas concluye que “el erotismo surge con la conciencia, el desprendimiento, la separación con el mundo de la naturaleza y por lo tanto se podría decir que es una condición humana y es un recubrimiento que de alguna manera tapa y descubre a la vez”.

Por otro lado, cuenta que el erotismo se construye durante los primeros 3 años de vida y se hace mediante “los ritmos de relación entre el infante y los padres; en los acercamientos y alejamientos, en las caricias y las no caricias, en el cuerpo que es tocado y en el que no lo es. Años después se reactualiza en las distintas etapas, resurge en la pubertad y se hace propio en la adultez”, menciona.

Lo erótico no es sólo lo sexual

Para el doctor Christian Thomas, el erotismo no siempre estuvo ligado expresamente a lo sexual. “En el reino animal el sexo está unido a la reproducción y a los ciclos de la naturaleza y de allí que todos ellos tienen periodos de apareamiento. En el ser humano en cambio y a medida que se fue desprendiendo de la naturaleza, el sexo empezó a dejar de ser reproductivo para por alguna razón comenzar a hacerse algo así como una necesidad”, afirma.

El doctor Christian Thomas cuenta que existen muchos mitos en torno al erotismo, entre ellos “las imágenes de Baco y Dionisio, ambos dioses que tienen que ver con el placer, los carnavales y las fiestas”. También hay claras alusiones de lo erótico en la religión y cuyas imágenes (siempre relacionadas con lo prohibido, oscuro y culposo) han quedado impregnadas en la mayoría de las personas.
     

Frente a la posibilidad de que el erotismo se encuentre actualmente trastocado debido a la forma en que lo concibe la mayoría de la población, el sexólogo opina que el concepto “es entendido en la medida en que se empezaron a encauzar en nuestro mundo ciertas doctrinas y formas de pensamiento que alejaron al ser humano de las sensaciones del cuerpo”.

Para el especialista, fue a través de pensamientos como el religioso donde “el cuerpo se fue relegando para dar paso a la razón y mientras el cuerpo tuvo un lugar cuando el hombre logró construir el mundo desde los mitos, en la medida en que el logos (conocimiento), la espiritualización y el pienso, luego existo se fueron erigiendo, el cuerpo fue reprimido y dejado de lado. Cuando pasa esto, el erotismo que se aloja esencialmente en el cuerpo, empieza a ser temido”, sostiene.
 
 
Una forma de relacionarse con la vida

Mientras el doctor Thomas afirma que el erotismo en la pareja es “la esencia de la comunión y es lo que permite que la pareja entre en ritmos de acercamiento con el otro”, el psiquiatra argentino especialista en sexología clínica, doctor Adrián Helien dice que “tiene que ver con el placer, la sensualidad y la sexualidad. Sin duda es una forma de conexión muy profunda entre los integrantes de la pareja”.

Para el médico argentino, el erotismo en una pareja “forma parte del cemento que los une de una manera muy particular y única, pues constituye una forma excepcional de intimidad corporal, emocional y sexual. Las parejas que pierden el erotismo saben que algo les falta; eso que los conecta de manera placentera y erótica que es muy importante para mantenerlos juntos”.
 
Para el sexólogo de CESCH, “erotismo no es ponerse un calzón chiquitito, tacos altos y un portaligas. Esa es una forma pobre de ser erótico y es la banalización de este tema en nuestra cultura. Lo erótico es la forma en que me visto en general, en que me relaciono, la forma en que hablo y comulgo con mi familia, con mi pareja y mis hijos. Es una forma de relacionarme con la vida”, afirma.

En esta misma línea, el doctor Thomas menciona que se podría concluir que el erotismo en una pareja “es una forma de comunicación en donde están las caricias, la piel, el habla, las miradas, el acercamiento, los espacios de confianza y de individuación y donde se comparten los cuerpos y en los que se construyen las fantasías”.

Para ambos especialistas es totalmente posible cultivar el erotismo en la pareja. En relación a este tema, el doctor Adrián Helien afirma que es importante saber que “erotizar el vínculo es una tarea de a dos y si bien es muy común que éste sea intenso en los primeros momentos de la pareja, si no se cultiva, se pierde”.

Entonces, agrega, “si alguien da por sentado que sólo el amor sostiene la relación está muy equivocado, pues el amor afectuoso es un buen comienzo, pero no basta. En ese sentido, se necesita una actitud activa de conservarlo, una intención renovada de mantenerlo de a dos. Requiere poder trasmitir, comunicar, pedir lo que a cada integrante le gusta (incluyendo estímulos físicos y fantasías)”, dice.

Para el médico argentino, el espacio que se debe asignar a la pareja es fundamental para cultivar el erotismo. Al respecto, dice que “muchas veces no se dan cuenta que van perdiendo ese espacio, sin los niños ni obligaciones administrativas. Estar solos por el simple hecho de desearlo y darse el tiempo para mirarse, tocarse, besarse, jugar, tener relaciones sexuales”, etcétera.

Para el psiquiatra, actualmente (o quizás desde siempre) se le teme al erotismo, apartándolo de la pareja y la vida diaria porque a pesar de que “la sexualidad está presente en nuestra cultura, lo está de manera superficial y consumista donde no se alienta a conectarnos con nuestro propio placer y donde no se educa para el disfrute”.

Es por eso que menciona que “el placer está silenciado en esta cultura que viene de la mano del trabajo y lo productivo. Debemos ocupar el tiempo en producir y triunfar y al contrario de eso, el erotismo requiere de tiempos y espacios distintos. Más introspección y conexión con el otro. Además, no existe actualmente una educación sexual que apunte al erotismo con responsabilidad”, manifiesta.
 
¿Cómo ser más erótico?

El doctor Christian Thomas entrega algunas ideas para tener en cuenta en relación al erotismo.

“El erotismo puede estar seriamente afectado por la llegada de los hijos”. Al respecto el sexólogo dice que las parejas deben trabajar este tema, dándose espacios para estar juntos.

“El erotismo muere cuando los roles en una pareja se rigidizan”. Representar roles como el de mamá y papá alejan lo erótico de la pareja.
“El erotismo tiene que ver con el misterio”, con lo que no se sabe del otro. La invitación aquí es trabajar por conocer, descubrir y sentir de alguna manera ese “algo” por la pareja que muchas veces muere luego de la etapa del enamoramiento.

“El erotismo es cotidiano”, simple y puede encontrarse en una conversación, la mirada y las palabras.

 

“El erotismo es difícil de reparar” y según menciona el sexólogo, “requiere de mucha dedicación para reconstruirlo. El amor puede perdonar, pero el erotismo cuesta mucho porque queda muy dañado”.

“Los padres deben velar mucho por el erotismo que están construyendo en sus hijos”. Para ello es fundamental la preocupación por ellos, establecer límites, caricias, ternura, postergarse por ellos. Se requiere tiempo y dedicación.

 
Punto Vital Febrero 2012 ©
 
Artículos Relacionados
Sexo: salud y placer
Te amo pero no te deseo
Démonos tiempo para disfrutar
Estrés, un enemigo de la sexualidad