Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud   Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
Tal como la mujer, el hombre también puede sufrir de dolor durante la relación sexual
 
El “dolor genital” del hombre
La dispareunia o dolor genital durante la relación sexual no es sólo un problema exclusivo de algunas mujeres. Los hombres también pueden padecer de ella y por vergüenza o simple desconocimiento, no acuden al especialista quien está facultado para diagnosticar y dar tratamiento a este problema.
 
Carla González C.
 

Sufrir de dolor mientras se está íntimamente con la pareja no debe ser para nada una buena experiencia para ningún hombre, quienes aún por vergüenza, temor o simplemente desconocimiento, no hablan de este problema, el que a pesar de ser poco común en ellos, existe y es necesario tratar.

A este problema se le llama dispareunia y según los especialistas a pesar de ser ésta una denominación correcta, no es muy utilizada, siendo el “dolor genital” el nombre que más se ocupa para caracterizar estos casos.

Así al menos lo menciona el urólogo de Clínica Santa María (CSM) y poseedor del postgrado en Disfunciones Sexuales Masculinas y Andrología de la Universidad de Harvard, doctor Sergio Moreno, quien comenta que la denominación de dispareunia masculina “aparece dentro de los criterios de diagnóstico del libro que clasifica las patologías mentales, el que sitúa a las enfermedades sexuales dentro de su categorías”, cuenta.

Entrando en materia, el médico afirma que la dispareunia se refiere a “dolores que se generan durante la relación sexual y que tienen que ver con el aparato genital masculino”. De allí que menciona que las molestias se sitúan en zonas como los testículos, el pene y el área de la vejiga.

En esta misma línea, el doctor Moreno dice que el dolor no siempre tendrá que ver con la penetración. Un ejemplo de esto es aquella molestia considerada clásica llamada dolor post eyaculatorio, “donde se produce un dolor justo luego de la eyaculación” y síndromes como el dolor pélvico crónico, “que tiene un origen difícil de hallar, pero que habitualmente se refiere a una molestia en la región del periné masculino, lugar ubicado entre los testículos y la región anal”, explica.

Menos frecuentes, pero no por eso inexistentes son las causas psicológicas, las que también pueden dar origen a una dispareunia en los hombres. En este caso, el estrés, la depresión y los trastornos de ansiedad pueden provocar en los varones este dolor.

Todo depende del origen

El urólogo de CSM manifiesta que en cuanto a los síntomas que produce la dispareunia masculina, el dolor es el que más prepondera, pero asegura que no por eso no existirán otros indicios que avisan al paciente de que algo anda mal.

“Habitualmente el dolor es el síntoma mayor, pero pueden haber otros signos que lo acompañen, como el ardor post eyaculación por ejemplo”, dice y agrega que esto dependerá del lugar de origen de este síndrome.
Por otro lado, el médico dice que la génesis del dolor también dependerá del origen desde donde provenga y en ese sentido, afirma que existen diversas causas que deben ser revisadas por un médico especialista, quien de paso entregará el tratamiento más adecuado para el paciente.

Es así como indica que si una persona llega a la consulta de un médico y dice sentir dolor en el pene, el especialista debe fijarse en la causa de esta molestia. Según el doctor Moreno podría tener que ver con, por ejemplo, la fimosis (estrechez del prepucio), frenillo corto, infección o inflamación de los testículos o la próstata, Enfermedad de Peyronie (una curvatura peniana progresiva asociada con dolor en el pene), infección de la vejiga (cistitis), entre otros.

Por último, el urólogo menciona que para que el diagnóstico sea una dispareunia masculina, “el síntoma cardinal es el dolor durante la relación sexual”, por lo que aquellos varones que sienten cualquier tipo de molestia en sus genitales en otras ocasiones, también deben consultar al especialista para definir su situación.

 

“Cuando un paciente se presenta con dispareunia es muy importante el tratar de llegar a un diagnóstico lo más certero posible para así dar el mejor tratamiento”, menciona.

Con todo lo anterior, el profesional dice que la dispareunia se ve más en las mujeres que en los hombres, pero que aún así la mayoría de los urólogos ha atendido estos casos. “Se dice que el 5% de los hombres pueden tener algún grado de dispareunia durante la actividad sexual y es posible que de este porcentaje no todos consulten, haciendo que el número de hombres que llegue finalmente a la consulta sea mucho menor”, sentencia.

Punto Vital Febrero 2010 ©

Artículos Relacionados