Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
El aborto terapéutico continúa generando polémica entre los chilenos
 
Qué hacer cuando la vida está en peligro
En Chile, el tema del aborto terapéutico continúa generando debate, pues mientras hay un grupo que apoya su despenalización, otro se opone férreamente a que el embarazo se interrumpa voluntariamente en caso de ser necesario.

Carla González C.

El aborto terapéutico es en nuestro país uno de los temas que genera discusión y debate, pues mientras quienes están a favor de él abogan por la libertad de la mujer a decidir sobre su cuerpo, aquellos que están en contra exponen que va en desmedro de los valores el quitarle la vida a un ser humano, aún cuando éste no haya nacido, pues para ellos se trata de una vida que merece gestarse.

En este contexto, Chile es uno de los países que prohíbe esta práctica y donde el número de abortos realizados clandestinamente es uno de los más altos de Latinoamérica (las cifras oficiales hablan de 40 mil al año, pero se piensa que serían alrededor de 160 mil), esto según el estudio presentado por el doctor Aníbal Faúndez, coordinador del Comité de Derechos Sexuales y Reproductivos de la Federación Internacional de Ginecólogos y Obstetras.

Específicamente con respecto al aborto terapéutico (aquel que “se practica cuando está en riesgo la vida o la salud de la mujer, o bien, cuando el feto no tiene ninguna posibilidad de sobrevida fuera del útero”. Agenda de Derechos Humanos), existen posiciones encontradas que atañen incluso a los médicos, esto pues se ven enfrentados a la ética profesional que llama a defender la salud de sus pacientes y que en estos casos pone en jaque la vida de la madre o del hijo que se encuentra en su vientre.

Si bien en nuestro país este tipo de aborto era legal, en 1989 una disposición del gobierno de turno eliminó la excepción de “aborto terapéutico” colocándolo dentro de la “ley contra el aborto”, impresa en el código penal con el título de “Crímenes y Delitos contra el Orden Familiar y la Moralidad Pública”.

Contrarios a esta disposición, opinan que este tema va absolutamente en contra de lo que significa la libertad de elegir. “Negarle a una mujer la libertad de decidir respecto de un embarazo que compromete su salud y su vida es incoherente con la definición de Estado laico que tiene el chileno” (clam.org), mencionó la docente del programa de estudios de género y sociedad de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Paulina Vidal Pollarolo, lo que sin duda refleja el pensamiento de quienes apoyan la despenalización del aborto, en este caso terapéutico.

“El aborto o la interrupción del embarazo por causa médica se practica regularmente en el país. Si los profesionales no interrumpieran el embarazo, pueden provocar la muerte de la mujer. Todos los días se practica en todos los hospitales de Chile”. (Declaraciones del doctor Ramiro Molina, director del Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente de la Universidad de Chile (Cemera) publicadas en la Agenda de Derechos Humanos para el Bicentenario)

 
Una tercera opinión

La posición del gineco-obstetra, homeópata y especialista en terapia psicoenergética, doctor Rainer Schaale es clara y al mismo tiempo diferente a los dos postulados anteriores. Esto pues apela a las leyes de la metafísica para explicar su posición frente a acciones como el aborto terapéutico, una visión que para él significa el veto a un proceso natural que sin duda trae consecuencias.

Al respecto, menciona que interiorizando preceptos como aquel que dice que “nada sucede por casualidad” – una de las leyes de esta teoría – podremos comprender por qué en este caso la realización del aborto terapéutico no sería adecuada.

“Estamos compuestos de dos partes: cuerpo y alma. Durante el embarazo ingresa un alma al cuerpo que viene a cumplir una tarea. Ese alma – cuando fallece su cuerpo – se separa de él y se eleva a otra dimensión”, menciona.

 

Según el doctor Schaale, para quienes creen en la reencarnación, el tema del aborto terapéutico – y en general el hecho de cortar de manera artificial todo proceso natural – se transforma en un karma que en vidas posteriores son una carga energética negativa adicional.

En este contexto, el especialista dice que “aunque (el ser) venga con problemas físicos (que son los que comúnmente se detectan), aun así viene a cumplir una misión a este mundo, la que en ocasiones no podemos descifrar porque no estamos conectados con el alma. Por eso cuando se le niega su existencia en esta vida y se le elimina, impidiéndole que se manifieste, se va de este mundo cargado de emociones negativas”.

De esta manera, agrega que aunque el alma venga con un cuerpo defectuoso, “igualmente viene a hacer algo, ya sea por un par de meses de gestación, hasta el momento del nacimiento o un breve tiempo más”.

Acción, reacción

Teniendo en cuenta que en el aborto terapéutico (o médico) se busca resguardar la vida en caso de un embarazo complicado, es legítimo pensar que este procedimiento – a ojos de la medicina – es válido si se quiere cuidar la salud de la madre o del hijo ante el riesgo de muerte.

Tomando este antecedente en cuenta, ¿por qué no hacer todos los esfuerzos por resguardar la vida? En ese sentido, el doctor Rainer Schaale afirma que en el caso de aquellos niños que ya dentro del útero no tienen ninguna posibilidad de vivir, es la madre quien manifiesta su intención de poner término al embarazo, cosa que para él se trataría de una decisión “egoísta al no contemplar y valorar la existencia de ese ser engendrado”.

“Escucho a las madres decir por qué voy a sufrir, lo voy a pasar mal y estoy viviendo un trance con esto de la guagua enferma. ¿Por qué tengo que pasar por esto? Ahí hace sentido aquello de que todos venimos por algo y para algo y en ello también está el sufrimiento. A todos nos toca a veces vivir situaciones duras, las que nos permiten lograr crecer, siendo una forma de evolucionar en el desarrollo de nuestras vidas”, menciona.

En esta misma línea, el especialista dice que “si a mí me tocó este desafío es precisamente para tener la posibilidad de que se cumpla una misión. Entonces, si tuerzo mi destino no se cumplen los objetivos por los cuales suceden las cosas y si los evito, quedaré con algo pendiente de lo que me tocaba vivir. Eso se puede manifestar a nivel psíquico o físico en ésta u otras vidas”, dice.

Para el doctor Schaale, la posición que hoy existe en la sociedad de no enfrentar y exponerse a un problema buscando la manera más fácil de salir de él, es “una posición muy light, incluso egoísta. No se mira más allá porque no se tiene conciencia de que lo que uno hace – tanto lo bueno como lo malo - tendrá una repercusión en uno mismo y eso hace que cometamos errores”.

Según menciona, lo llamativo en el tema del aborto terapéutico es lo unilateral con que se toma el tema, pues quienes están a favor abogan por la libertad de los derechos de las mujeres para decidir, pero “¿y los derechos de ese ser, dónde quedan?”, cuestiona.

“Es un egoísmo violento que niega la existencia de un ser y aun cuando una persona puede pensar que es sólo una cosita, ésta ya tiene alma”, dice categórico y aclara que este postulado no tiene relación con la religión, los dogmas ni lo valórico-moral, sino más bien con “la ley de causa-efecto, de la que por cierto no se tiene conciencia”.

Para el especialista la única excepción por la cual podría pensar en intervenir médicamente, es que ambos – madre e hijo – estén corriendo el riesgo de morir y por lo tanto de seguir adelante con el embarazo.

Entonces, aceptar una condición cuando ésta es totalmente contraria a la que en este caso una mujer embarazada espera y luego dejar que esa experiencia fluya de manera natural es para el doctor Schaale la manera de enfrentar una problemática que hoy se plantea, al menos en nuestro país, como un tema que es necesario conversar.

“Hay mucha ignorancia acerca del concepto de la energía del alma, se habla poco acerca de qué es y en general acerca de lo que es la metafísica, esto porque los temas se mueven en un entorno que es muy poco conocido. Todo lo que se refiere a energía inteligente recién la estamos descubriendo; recién estamos abriendo los ojos frente a ella”, concluye.

Punto Vital Junio 2013 ©
 
Artículos Relacionados
La libertad está en elegir