Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ALIMENTACION
 
 
 
 
Motivando a los niños a comer más sano durante las vacaciones
Todo padre desea que sus hijos tengan una alimentación sana, equilibrada y saludable, pero esta tarea puede volverse extremadamente difícil por factores como el ritmo acelerado de la vida y los malos hábitos alimenticios adquiridos por los niños.
 

Sin embargo, hay varias medidas que podemos tomar, no solo cuando los niños están en casa, sino a lo largo de todo el año, para enseñarles a comer más sano y motivarlos a crear desde pequeños un hábito que los acompañará por el resto de su vida:

Guíalos con el ejemplo

Los niños son fácilmente influenciables, en especial a edades muy tempranas, así que deberías guiarlos con el ejemplo cuando se trata de comer saludable. Incluye vegetales y frutas en tus comidas, elige proteínas saludables, y prefiere los alimentos preparados en casa. Los niños suelen interesarse en ayudar a preparar los alimentos, y ese es un excelente momento para enseñarles sobre el valor nutricional de ciertos ingredientes.

Entrega toda tu atención a la comida

La hora de las comidas no debería ser un momento de hacer multitareas, como ver televisión. Enfoca tu atención entera en comer de manera presente y consciente, lo que incluye enfocarse en las texturas y en los sabores de los alimentos. Si bien puede que no les gusten todos los alimentos saludables, puede que les sorprenda descubrir cuánto sabor pueden tener las comidas sanas.

Haz la comida un acto creativo
 

Crear comidas artísticas hace más probable que tus niños coman porciones de mejor tamaño y alimentos más saludables, al hacerlo visualmente atractivo. No es necesario que inviertas largas horas en hacer de cada comida una obra de arte del bento; hay alternativas rápidas y saludables que pueden hacer ciertos alimentos más divertidos e interesantes para los niños.

 
Haz que tus niños se involucren en la compra
 
Así, serán capaces de desarrollar un buen entendimiento respecto a qué alimentos son buenos para ellos y cuáles no lo son. Tómate el tiempo de explicarles por qué ciertas cosas son más sanas que otras. Si tus niños son muy pequeños o se cansan pronto con los viajes largos al supermercado, siempre tienes la opción de comprar desde casa y recibir la comida directamente en tu puerta. Supermercados como Jumbo ofrecen entrega a domicilio.
 
Visita sitios relacionados con la comida

Puedes visitar cultivos, fábricas, incluso jardines que tengan árboles frutales. Enseñarle a tus niños el ciclo completo de vida de los alimentos saludables los motivará a querer comerlos más seguido, ya que tienen el contexto necesario para interesarse y entender de dónde vienen.