Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SEXUALIDAD

 
 
El consumo de anticonceptivos orales puede resultar negativo para algunas mujeres
 
La píldora, ¿algo negativo?
Hace años que la píldora anticonceptiva es para algunas mujeres, el único método para prevenir embarazos no deseados, posicionándose así como la manera más efectiva para el control de la natalidad. Sin embargo, estas pastillas guardan algunos efectos negativos
 
Carla González C.

Si hablamos de métodos utilizados para la anticoncepción – y no los que también ayudan a prevenir las ITS – la píldora anticonceptiva es quizás la más utilizada y también la más confiable, pues es descrita como una de las formas más seguras para prevenir embarazos no deseados.

Es por eso que quizás, no sólo son las mujeres las que prefieren a “la píldora” como método de planificación familiar, sino que también son muchos médicos quienes la prescriben, sobre todo en la etapa de la adolescencia, donde el descubrimiento de la sexualidad hace que se considere a las jóvenes en una etapa más bien promiscua, la que sin duda podría traer consecuencias no muy favorables.

No obstante lo anterior, pocos conocen los innumerables efectos secundarios de estas pastillas y preocupante es que a muchas usuarias no les cause mayor preocupación, después de todo, es un producto que por un lado alivia, pero que también puede que les cause más de algún problema.

Algunos de los beneficios de la píldora son nombrados en el proyecto “Entretecho, conversaciones bioéticas sobre sexualidad” de la Universidad de Chile, donde se dice que “el uso de anticonceptivos orales puede aliviar los dolores menstruales, reducir el flujo menstrual y ofrecer cierta protección frente a la enfermedad inflamatoria pélvica, el cáncer de ovario y endometrio”.

Para saber de los efectos secundarios de los anticonceptivos, existen innumerables estudios científicos que indican entre otras cosas, que este método, específicamente el que se refiere a los “anticonceptivos orales combinados con estrógeno y progesterona son cancerígenos para los humanos” y además harían a las mujeres más propensas a la depresión.

Para cada mujer, una píldora

Acerca de los efectos secundarios de los anticonceptivos orales, el gineco-obstetra, homeópata y especialista en terapia psicoenergética, doctor Rainer Schaale, afirma que efectivamente estas píldoras pueden resultar perjudiciales para las mujeres, sobre todo si son ingeridas de manera irregular, es decir, sin una prescripción médica.

Lo anterior tiene que ver con que para cada mujer hay una píldora específica y por lo tanto, conductas como tomar la misma que la amiga no son de lo más aconsejables. En ese sentido, el médico dice que uno de los efectos que se da frecuentemente y que no aparece nombrado en las etiquetas de la píldora es la celulitis.

Además, afirma que “en el ámbito estético, una cierta cantidad de personas tiende a subir de peso con algunos anticonceptivos, no con todos ni tampoco pasa esto en todas las mujeres, todo esto varía de una paciente a otra”.

 

Ambos médicos coinciden en que la forma en que actúan los anticonceptivos dependerá de la mujer y su organismo. El doctor Gastón Orellana dice al respecto que “hay un principio general que en medicina natural es un dogma y que la medicina oficial no discute, pero tampoco lo tiene presente y es que siempre es importante el terreno y no basta con que el medicamento sea bueno”.

Con respecto a quienes tienen prohibida la utilización de la “píldora”, el doctor Orellana afirma que no pueden ser prescritas a mujeres que hayan tenido algún daño hepático, aquellas mayores de 40 años y principalmente fumadoras, “en donde los estrógenos están contraindicados – tal como lo mencionaba el doctor Schaale – por la mayor incidencia de tromboembolismo que se asocia a su uso”.

Las mujeres que toman la píldora serían las perjudicadas

También se ha hablado acerca de las diferencias entre los organismos de mujeres que toman permanentemente anticonceptivos versus aquellas que nunca los han consumido, siendo algunas teorías las que hablan de que, por ejemplo, quienes “se cuidan” con la píldora tendrían más dificultad de desarrollar masa muscular, serían propensas a las manchas en la piel, engordarían con mayor facilidad, entre otros.

Con respecto a este tema, el doctor Orellana afirma que hay muchas de esas teorías que le parecen “absolutamente discutibles” y que en el caso de las subidas de peso – cosa que no sucede en todas las mujeres – el tema estaría en el progestágeno, el que según el especialista “suele tener un efecto que recibe el nombre de corticoide y que habla de retención de sodio y por lo tanto de agua”.

 

Por su parte, el doctor Rainer Schaale señala que “con cierta frecuencia” existen diferencias entre mujeres que consumen anticonceptivos y las que no. Entre esas diferencias menciona “el aumento del tamaño de las mamas, una redistribución de las grasas en el cuerpo y en algunas un efecto en el vello (algunos anticonceptivos potencian su crecimiento y otros ayudan a disminuirlo)”.

Según el doctor Schaale “en un cierto porcentaje de mujeres que usan algún anticonceptivo oral se aprecia una disminución de la líbido, incluso hasta desaparecerla en algunos casos”.

Para el especialista, quien asegura que a pesar de haber posibilidades de secuelas, todos estos efectos en general son reversibles al momento de dejar de utilizar estas pastillas, el uso de este tipo de método anticonceptivo es equivalente a una “intervención hormonal, donde se interviene de manera artificial y, como sabemos, todo lo artificial – y por ende no natural - tiene su costo”.

Punto Vital Octubre 2013 ©
 
Artículos Relacionados

delicious   digg   technorati   yahoo   meneame