Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 

La psicóloga estadounidense conversó con Punto Vital acerca del yoga y las adicciones

 
Mukta Kaur Khalsa: “las drogas son sólo el síntoma”

Mukta Kaur Khalsa fundó hace 30 años SuperHealth, un programa que incluye al yoga en el tratamiento contra las adicciones. Convencida de sus beneficios, la especialista conversó con Punto Vital acerca de los excesos y nuestra dificultad para deshacernos de ellos.

 
Carla González C.

Cada día hay más personas que se ven enfrentadas a situaciones difíciles y que por alguna u otra razón, se ven impedidas de salir de ellas de manera airosa teniendo que recurrir a estimulantes de todo tipo para sobrellevar sus problemas.

Aquí, no sólo están consideradas las drogas que conocemos como tales, es decir, la cocaína, la marihuana o las anfetaminas, sino también otros estimulantes que a más de algunos sorprenderían, como las pastillas para dormir, el café, los cigarrillos, el exceso en el consumo de alimentos, el alcohol e incluso la tecnología, entre otros.

Mukta Kaur Khalsa es una psicóloga neoyorquina que desde que conoció el yoga kundalini inició un camino que la ha llevado a trabajar con esta disciplina y las adicciones. A tal punto ha llegado su compromiso con el tema que hoy es – entre otras cosas – la actual asesora de la Oficina de Control y Crimen del Consejo Económico y Social de la ONU.

“Para Mukta Kaur Khalsa, las adicciones no son una enfermedad, sino una conducta que puede modificarse” (Revista Ya de El Mercurio).

Punto Vital conversó con la terapeuta y desde Estados Unidos asegura que se nos hace difícil deshacernos de nuestras adicciones porque “buscamos soluciones rápidas y no tenemos la energía, agallas ni determinación para sostener nuestra fuerza”.

Mukta, ¿qué son las adicciones para el yoga?
Las adicciones son todo aquello que no puedes parar de hacer. Puede ser el consumo de sustancias, tabaco, alcohol, relaciones co-dependientes, problemas alimentarios y trastornos de la alimentación. Incluso podemos ser adictos a la mentira y la vanidad, entre otras cosas.

Según su opinión, ¿por qué las personas en la actualidad se hacen adictas a cosas como el alcohol, las drogas, la tecnología o los medicamentos?
Por el estrés. El estrés nos está matando y además nos inhabilita para hacerle frente a la presión de estos tiempos. Buscamos en el exterior cualquier cosa que compense la fuerza y la vitalidad que nos hace falta por dentro. La era de las computadoras está bombardeando nuestra psiquis y buscamos soluciones rápidas para tratar el estrés. Estas soluciones son momentáneas y siempre terminan repercutiendo en nuestro cuerpo y mente.

En este mismo contexto, ¿por qué es tan difícil resolver nuestras dificultades sobre todo si se trata de una adicción?
Es difícil porque nuestra mentalidad está dentro de una sociedad encapsulada, dependiente de los fármacos y otros estímulos externos. Vivimos buscando soluciones y sensaciones evidentes y no tenemos la energía, agallas ni determinación para sostener nuestra fuerza.

¿Cómo la práctica del yoga y la meditación pueden ayudar a salir de una adicción?
El yoga kundalini fortalece el sistema nervioso, el que se desactiva con las drogas, el estrés, la comida chatarra, etcétera.  Un sistema nervioso debilitado nos coloca en una situación de discapacidad y crea vulnerabilidad ante la tentación.

El yoga en ese sentido, fortalece los nervios, equilibra el sistema glandular (que es el guardián de la salud) y permite que el sistema endocrino pueda funcionar de manera óptima y darnos la capacidad a largo plazo para reaccionar efectivamente ante las presiones de los tiempos actuales.

Practicar meditación nos ayuda a cambiar el patrón psicológico de la adicción y permite ganar un mayor enfoque, ver con claridad y desarrollar la fuerza interior y la estabilidad emocional.

¿Cuál o cuáles son a su juicio las mayores diferencias entre los tratamientos para las adicciones que ofrecen el yoga y los procedimientos tradicionales, los que incluyen otras drogas entre sus tratamientos?

1) El tratamiento a través del yoga no encuentra satisfacción en las drogas (uso de medicamentos) porque hacerlo es igual que estar en un estado de normalidad. La idea es exaltar el yo y elevar el nivel de conciencia. Y en ese sentido, la práctica del yoga da esta capacidad.

2) El yoga no permite que te detengas en el pasado. Lo mejor es no proclamar ni repetir frases como “yo soy un alcohólico”, sino que lo mejor es aprender de nuestro pasado, pues eso nos da más sabiduría que quedarnos viviendo en él y permitir que nos persiga.

3) El yoga entiende que el uso de sustancias no es el problema, sino más bien el síntoma de una causa fundamental que tiene a la utilización de sustancias en el primer lugar. Por lo general se trata de un dolor que a menudo proviene desde un nivel emocional, es decir de sentimientos como el miedo, ira, inseguridad, soledad y depresión. Esos son los problemas reales. Cómo lidiar con eso es sólo parte de la conversación. Las drogas son sólo el síntoma.

La mayoría de los procedimientos para tratar las adicciones consideran a la persona como un enfermo. ¿Está de acuerdo con eso?
No, en absoluto. ¿Quién no lo está? No se trata de esa gente que está allá con problemas y nosotros aquí los que estamos bien. ¿Quién no está exento de problemas y desafíos?

Toda persona tiene derecho a ser feliz y por eso tenemos que entregar esperanza y apoyo a quienes se encuentran empantanados en la vida. Debemos llevar sobre la espalda a la persona hasta que pueda sostenerse por sí sola. Una vez que se tiene una experiencia de esperanza se puede cambiar. Todos tenemos derecho a cambiar y ser felices.

¿Podría compartir con nosotros algunos ejercicios para combatir, por ejemplo, la ansiedad?
Inhala cinco segundos, mantén el aire durante cinco segundos y exhala lentamente el aliento en cinco segundos.

Practica repitiendo esta dinámica por tres minutos para luego ir aumentando a cinco, 11 y finalmente 31 minutos. Esto, además de aumentar el oxígeno en el cerebro, aumenta la capacidad pulmonar y permite que la mente esté tranquila y el cuerpo se relaje y esté en paz.

Punto Vital Octubre 2012 ©
 
Artículos Relacionados
Adicciones ¿enfermedad o comodidad?