Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Considerada una terapia breve y un método psico-energético
 
THCP: la clave está en el pensamiento
Beneficiosa en trastornos del estrés post traumático, en aspectos psicosomáticos y en casos de “auto-sabotaje” inconsciente. Hablamos de la Terapia Holística del Campo del Pensamiento – THCP – sistema considerado dentro de la categoría de “terapia breve” y un muy buen complemento de la psicoterapia.
 
Carla González C.
 

Sentirse atrapado en las propias emociones, cansado, viviendo del pasado y ansioso por el futuro, inquieto y creyéndose muy en serio todos los síntomas y enfermedades que nos afectan son algunas de las inquietudes que viven a diario muchas personas, donde quizás la mínima parte de ellas sabe a conciencia qué es lo que finalmente le sucede.

Estar bloqueado energéticamente - ya lo dicen sistemas tan antiguos como la medicina china – son el inicio de dolores, patologías y diversos problemas que no sólo atacan el cuerpo de la persona, sino que también su mente y emociones. Por eso que “destrabar” lo que se encuentra bloqueado es de suma importancia para restablecer la salud.

“THCP es una terapia que usa un método psico-energético que nos permite identificar y tratar los factores que están creando un bloqueo o distorsión en el campo mental y que son causantes de enfermedad, malestar interior, relaciones interpersonales inadecuadas, etcétera”.

La definición corresponde a Julia Pérez Videla, terapeuta y formadora en Terapia Holística del Campo del Pensamiento, terapia creada hace 15 años por Mascha Álex, psicóloga clínica quien entre otras cosas menciona que el método “está basado en elementos de la medicina china, de la kinesiología, puntos neuro-linfáticos y puntos de los meridianos, la respiración y la psicología cognitiva”.

Sabiendo lo anterior, Julia comenta que el objetivo más importante de la THCP es trabajar para “buscar identificar y tratar el origen de aquello que nos está impidiendo ser saludables y felices”.
 
“Esta terapia pertenece al dominio de la psicología-medicina y energética-cuántica, porque promueve sincronizaciones de la frecuencia de oscilaciones del cerebro y de los sistemas nervioso autónomo y central que permiten desprogramar y re-sincronizar las disociaciones causadas por los traumas con sus consecuencias bioquímicas, emocionales, mentales y físicas/orgánicas”, menciona Mascha Álex.

Así, prosigue Julia, “como método consiste en identificar dónde está el error del programa que está ayudando a generar infelicidad y enfermedad”. Luego de esta identificación, dice, “se puede tratar y desbloquear la energía-información que está inscrita en el campo mental y así recuperar la armonía a nivel físico, mental-emocional, energético y espiritual”.

El trabajo está en el campo del pensamiento

Según cuenta la psicóloga clínica y terapeuta en THCP, Virginia Vergara, este método nació luego de las investigaciones del Doctor en psicología Roger Callahan, quien a través de estos estudios pudo darse cuenta de que “la psicología no iba tan rápido en algunas dolencias o problemas como las fobias”.

Entonces, prosigue, “el Doctor Callahan unió esta ciencia con la medicina china, que dice que el cuerpo es energético y cuya energía viaja por los meridianos, siendo justamente en esos terminales donde se enquista”, transformándose en el inicio de patologías y padecimientos.

De esta manera, la terapeuta afirma que a través del aporte de la medicina china pudieron observar que esa energía característica del cuerpo de todo ser humano “tiene un sistema palpable que puede ser evaluado, medido y tratado para lograr progresivamente el bienestar global”.
 
     
“Toda experiencia vivida se puede traducir en información que permanece como una impresión en el campo mental de las personas y que actúa como un mapa de comportamiento inconsciente. Cuando hay enfermedad, un problema o un conflicto interno, eso implica que hay un bloqueo en ese nivel  y esa experiencia negativa está influyendo en nuestro estado de bienestar”, menciona Julia Pérez Videla.

Por otro lado, Julia Pérez Videla hace hincapié en que ésta es una terapia que trabaja en el campo del pensamiento porque hay una clara conexión entre el cuerpo y la mente. En ese sentido dice que “el cuerpo puede reflejar lo que está en el interior de las personas, lo que está en su inconsciente y en su mente porque toda experiencia vivida deja una impresión que queda almacenada como información/energía”.

Virginia Vergara en tanto menciona que se habla del campo del pensamiento porque “hay creencias, traumas, fobias, etcétera, que se van grabando en el cerebro haciendo que la energía se bloquee y afecte a un órgano del cuerpo que está relacionado con ese desequilibrio”.

En esta misma línea, menciona que la tarea de la THCP en ese sentido es lograr que el paciente piense en el problema que lo aqueja en ese campo del pensamiento y que “está asociado con un correlato emocional generalmente inconsciente o no percibido siempre con toda su claridad por la persona”.

De allí es que surge el tipo de diagnóstico que se utiliza en esta terapia. Al respecto, Virginia Vergara menciona que el test utilizado (test muscular) intenta observar si hay o no concordancia entre lo que manifiesta el paciente y lo que sucede en su cuerpo.

Según sus palabras, esto “se expresa en una fuerza muscular desarrollada en una extremidad (generalmente un brazo). Si existe discordancia entre lo expresado por el pensamiento y lo que el cuerpo dice, se notará una interferencia en la fuerza ejercida, la que se debilita porque la respuesta neuronal no llega hasta la periferia; si hay concordancia, sabremos en forma objetiva lo que ocurre realmente en el paciente”.

Luego de aquello y cuando ya se ha identificado el problema y la raíz de éste, se comienza con el tratamiento. En relación a éste, Virginia Vergara dice que siguiendo la línea de la medicina china se utiliza el “tapping” o pequeños golpes que se realizan con los dedos índice y medio de la mano en puntos claves del cuerpo del paciente (cejas, bajo los ojos, nariz, mentón, clavícula, entre otros).

Sobre esos puntos, Julia Pérez Videla menciona que “están conectados al pensamiento” y que para trabajar sobre ellos “se le pide a la persona que piense en el problema, que se dé cuenta de la sensación que tiene e identifique en qué parte del cuerpo la siente. De esa manera hacemos la conexión al campo del pensamiento”, sostiene.

La importancia del auto-sabotaje

“En psicología de la salud se estudia que la persona no se enferma si no tiene la información en el cerebro, el             que a su vez percibe a través de los cinco sentidos. Entonces, esa información (energía) queda grabada en el sistema límbico – sistema de las emociones – y es justamente lo que se puede equilibrar a través del tapping”, menciona Virginia Vergara.

¿Entonces por qué enfermamos y en algunos casos cuesta tanto obtener una recuperación? Frente a esta duda, Julia Pérez Videla dice que “cuando hay algo que no podemos cambiar o mejorar, se debe a que hay un auto-sabotaje inconsciente”. Este término, asegura, fue descubierto por el Doctor Callahan, quien lo llamó “inversión psicológica”.
 
     

De esta manera, la terapeuta afirma que este acto “se define como un bloqueo en la conexión racional-emocional responsable de las recaídas que observamos después de realizar esfuerzos y tratamientos”.

Con lo anterior, Virginia Vergara indica que “muchas veces es este auto-sabotaje el que impide la recuperación de la persona”. Por lo tanto, asegura que la intención de la THCP, y por ende también su diagnóstico y tratamiento, “no depende de la interpretación del terapeuta, sino de la expresión más genuina del paciente en su interioridad”.
 

THCP en contra de la desarmonía
La terapeuta Julia Pérez Videla menciona que la Terapia Holística del Campo del Pensamiento es un “método terapéutico efectivo en todos los aspectos que no poseen armonía, uno de ellos el estrés post traumático”.

Este estrés, dice, es “causante de los bloqueos energéticos manifestados en enfermedades físicas, psicosomáticas, problemas emocionales, inseguridades, falta de confianza en sí mismo, timidez, autoagresión, descontrol, hiperactividad, miedos, adicciones, apneas del sueño, problemas a la columna, alergias, entre otros.
 
Punto Vital Octubre 2011 ©
 
Artículos Relacionados
Profesionales de la salud natural: seres integrales
Para volver al equilibrio energético
Las emociones nos mueven