Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
La monja benedictina española, Teresa Forcades i Vila conversó con Punto Vital
 
“Hubo campaña de desprestigio en mi contra”
Luego de su aparición en “Campanas por la gripe A” donde explica qué es realmente la “gripe porcina”, la médico y religiosa española, Teresa Forcades, se ganó el desprecio de muchos. Conversamos con ella y nos contó un poco más de su parecer con respecto a cómo se maneja hoy la medicina en el mundo.
 
Carla González C.
 

Programas de televisión especiales, farmacias sin stock de mascarillas y vendedores ambulantes que salían a la calle a venderlas, largas filas de gente esperando ser vacunada y especialistas dando consejos y explicando en que consistía “la porcina”, fueron la tónica en el mundo los años 2009 y 2010, cuando se anunció que una nueva gripe – la A/H1N1 – había llegado para quedarse y de paso arrebatarle la vida a unos cuantos millones de personas.

Chile fue uno de los países que cayó en esta especie de histeria colectiva. Así, mientras las autoridades de la época vigilaban con lupa a cada una de las personas en los aeropuertos (ahora “posibles contagiados”), la población en general corría a los centros médicos frente a la más mínima expresión de resfrío, saturando con esto el sistema de salud, muchas veces sin necesidad alguna.
 
Muchos chilenos fueron diagnosticados con la gripe A/H1N1, pero sólo resultaron fallecidos aquellos que – ¿coincidencia? – padecían de enfermedades como la obesidad, se encontraban realizando dietas extremas o tenían sus defensas bajas debido a otras patologías.
 

Con todo el revuelo y miedo que provocó en la población mundial este problema, quizás una de las noticias que más agravó el hecho fue que la Organización Mundial de la Salud (OMS), decretó la gripe como pandemia, es decir, “enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región” (RAE).

Lo delicado aquí es que el anuncio – dicen algunos – fue realizado debido a la presión de las farmacéuticas, grandes compañías que resultaron muy beneficiadas y que después del llamado de la OMS, no dejaron de producir y distribuir cajas y cajas del antídoto que prometía terminar con el problema (y del cual se ha sabido que tiene innumerables efectos secundarios).

La polémica luego fue desinflándose hasta tal punto que muchos países tomaron la decisión de devolver las partidas de vacunas y con ello dejar el tema de la gripe porcina zanjado o al menos “controlado”. Después de todo, la preocupación debía ponerse en la gripe normal, que es finalmente la que más causales de muerte tiene, al contrario de lo que se decía en un primer momento.
 
Una voz de alerta
 

Aparentemente, no existe – al menos en Internet – una entrevista, nota o artículo referido a Teresa Forcades en los medios de comunicación tradicionales. Sin embargo, hay algunas referencias de esta monja española (también médico general) en sitios pequeños y de fama contestataria, quizás la misma característica con la cual se califica a esta mujer.

Pese a que en España ha tenido más apariciones, esto por sus dichos acerca del aborto, de las mujeres y los homosexuales, fue con la grabación del video “Campanas por la gripe A” (2009) donde obtuvo mayor reconocimiento por gran parte del mundo, ya sea para bien o para mal, esto pues mientras muchos consideran que estas aseveraciones son totalmente falsas, un grupo no menor de personas al menos puso en duda que la llamada “gripe porcina” era tan mortal como incluso organismos internacionales la clasificaron.

“Ha habido muchas declaraciones, pero yo cito las de los miembros del comité nacional de ética de Francia y al presidente de todas las organizaciones de colegios médicos de todo el estado español, ambos médicos de prestigio, quienes afirmaban que con todos los datos científicos que tenemos en la mano, este virus nuevo tiene una mortalidad menor que el virus normal de cada año”, es una de las frases que se desprenden de Teresa en el registro.

Punto Vital conversó con la médico, quien desde el monasterio de San Benedictino de Monserrat (Barcelona) contestó a nuestras preguntas con respecto a temas como la gripe y el manejo que actualmente la población le da a los medicamentos y el tratamiento de enfermedades.

Teresa, ¿cuáles han sido los hitos más relevantes que surgieron a partir de sus palabras en contra de la vacuna contra la gripe A/H1N1?
Creo que el video “Campanas por la gripe A” contribuyó a sensibilizar a muchas personas del indebido tráfico de influencias en la toma de decisiones en salud pública, especialmente en lo que respecta a la poca fiabilidad de los responsables actuales de la Organización Mundial de la Salud.

¿Sintió el apoyo de los medios de comunicación? En Chile no se mencionó nada al respecto y muchos nos enteramos de sus reflexiones a través de algunos medios electrónicos.
Hubo una campaña de desprestigio en mi contra en los principales medios y algunos de ellos, o mejor dicho periodistas individuales, hicieron eco de mis declaraciones y estuvieron dispuestos a pagar por ello.

¿Por qué cree usted que esta gripe causó tanto pánico?, ¿siente que de alguna forma este miedo fue creado por personajes de, por ejemplo, los laboratorios que crearon la vacuna?

La asamblea parlamentaria del consejo de Europa aprobó un documento titulado “Pandemia falsa” donde afirmaban claramente que el pánico fue injustificado médicamente y provocado a fin de obtener ganancias económicas y quizás también el consentimiento de la población a un mayor control social.
 
El poder de las farmacéuticas
 

Además de las declaraciones realizadas con respecto a la vacuna contra la “gripe porcina”, Teresa Forcades también ha escrito algunas publicaciones con respecto al manejo económico de las farmacéuticas, grandes compañías que al parecer olvidaron su principal objetivo para dedicarse sólo a lucrar a costa de la salud de la población.

Uno de ellos es “Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas”, texto donde la religiosa menciona casos donde queda de manifiesto que el negocio de los medicamentos está perjudicando seriamente a las personas, tanto que se menciona que sólo en Estados Unidos, entre los años 2000 y 2003, “casi la totalidad de las grandes compañías farmacéuticas pasaron por los tribunales acusadas de prácticas fraudulentas”.
 
     

En el mismo documento, Teresa pone en evidencia cómo las investigaciones de laboratorio y por ende, la manipulación han llegado a tal punto de afectar seriamente a muchos aspectos de la vida del ser humano y su entorno, temas que la autora encierra en tópicos como la “disfunción sexual femenina”, “medicamentos ANTI - SIDA en África”, “riqueza y poder de las grandes compañías farmacéuticas”, “innovación terapéutica sustituida por el marketing”, entre otros.

En cuanto al trabajo de las farmacéuticas en general, ¿siente que todos estos actos irresponsables tienen que ver sólo con el poder económico que hay de por medio o podríamos (mal) pensar que estas actitudes son realizadas a propósito para por ejemplo, provocar muertes y así disminuir la población de ciertas naciones?
No sé si la teoría del genocidio es cierta. Lo cierto es que se toman a diario decisiones en salud pública que colocan ciertos intereses privados por delante del bienestar de la población. Esto me parece suficientemente grave. Es lo que denuncié en mi estudio “Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas”.

Aquí en Chile están discutiendo una ley que permitirá la venta de algunos medicamentos fuera de las farmacias, en lugares como supermercados. ¿Qué opinión le merecen proyectos como éste?
Más peligrosa que la venta libre de ciertos medicamentos me parece su inclusión en protocolos de tratamiento decididos en comités de expertos con conflictos de intereses: especialistas a sueldo de las mismas compañías que comercializan el medicamento sobre el cuál deben pronunciarse. Eso la OMS lo tiene prohibido, pero la prohibición no se cumple.
Al respecto, esto es lo que investigó el consejo de Europa y pueden leerse los resultados en la revista British Medical Journal (http://www.bmj.com/cgi/content/full/340/jun03_4/c2912, en inglés).

Para usted como médico, ¿cómo cree que concebimos hoy a las enfermedades? ¿Hemos involucionado con respecto a nuestra relación "natural" con las patologías?

En general abusamos de la medicina “sustitutiva” en lugar de apostar por restablecer el equilibrio de las funciones fisiológicas.

¿Cree que de alguna manera estamos la mayoría de los seres humanos sometiéndonos a los medicamentos a tal modo que para cualquier cosa por mínima que sea nos metemos una píldora a la boca?, ¿hemos perdido en ese sentido la libertad y aún no nos damos cuenta?

Sí, estoy de acuerdo con esta afirmación y de hecho ahora mismo estoy escribiendo un libro sobre la medicalización que trata de este tema.
 
 

Aquí el video “Campanas por la gripe A” que grabó Teresa Forcades i Vila para explicar qué es lo que realmente significa la gripe A/H1N1

 
 
Punto Vital Abril 2011 ©