Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Los efectos adversos de este medicamento provocan polémica
 
La Sibutramina no es para todos
Con seguidores y detractores, la Sibutramina salta una vez más a la palestra para generar polémica en cuanto a su uso. Ya prohibida en algunos países de Europa, la idea comenzó a rondar en Chile, donde se está estudiando la suspensión de este medicamento o al menos una mejor regulación de su venta y prescripción.
 
Carla González C.
 

La idea de bajar de peso rápidamente y sin ningún esfuerzo es simplemente tentador. Es así como algunas personas se ven fascinadas con algunos medicamentos que ofrecen ayuda y que además parecieran no revestir ningún problema, haciendo ver el tratamiento como algo muy normal, eso hasta cuando aparecen los efectos secundarios.

Uno de esos fármacos es la Sibutramina, medicamento que podría considerarse ya a estas alturas como polémico, debido a los diversos inconvenientes que han tenido algunos pacientes a quienes esta “solución” termina por convertirse en un problema que en algunos países incluso tienen índices de muertes de por medio.

Según el Instituto de Salud Pública (ISP), la Sibutramina “es un inhibidor de la recaptación de Serotonina – Noradrenalina” que está disponible para tratamientos en pacientes “cuyo exceso de peso implica un riesgo para su salud en los cuales los métodos tradicionales no han surtido efecto”.

Es a partir de aquello que los médicos especialistas en enfermedades del peso están facultados para prescribir este medicamento en casos en que se necesite de este fármaco para conseguir más y mejores resultados.

El problema está cuando personas (en especial mujeres) que no necesitan del medicamento o que poseen antecedentes de algunas enfermedades, las consumen, ya sea a través de profesionales de la salud que las recetan en forma indiscriminada o a sólo un click, en el gran “mercado negro” disponible actualmente en Internet.
 
El ISP es claro al mencionar que la Sibutramina “no debe utilizarse en pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular”. Además, mencionan que “el uso de este fármaco debe cesar después de un periodo adecuado de tratamiento, en caso de no mostrar eficiencia”.
 

El pasado 25 de enero, el ISP publicó un documento llamado “Actualización alerta de seguridad de medicamentos Sibutramina”, a modo de atención sanitaria luego de los hechos ocurridos en el extranjero, donde se informó de muertes por el consumo de este medicamento.

A partir de aquello, la institución recordó cuáles son las contraindicaciones en el uso de fármacos que contienen este inhibidor. Entre ellas menciona la anorexia nerviosa, arritmias, insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedad coronaria, infarto, hipertensión no controlada, insuficiencia renal severa, entre otros.

En relación a los efectos secundarios específicos de la Sibutramina, la químico farmacéutico, Guillermina Ávila, menciona que ésta al actuar a nivel del sistema nervioso central, incidirá en la recaptación de los neurotransmisores norepinefrina y serotonina provocando algunas consecuencias en el organismo.

En el caso de la norepinefrina, menciona que como “ejerce su acción en el sistema cardiovascular, causará bradicardia; en el sistema nervioso central, ansiedad, temblores, sobreexcitación y cefalea pasajera; en el sistema respiratorio, dificultad respiratoria y en el circulatorio, vasoconstricción lo que conlleva a la hipertensión”.

Por otro lado, asevera que la serotonina, “regula el apetito, el deseo sexual, la temperatura corporal y actividad motora de funciones perceptivas y cognitivas”, por lo que los problemas podrían darse a ese nivel.-

A pesar de lo anterior y de la evaluación que el ISP mencionó estar realizando con el propósito de suspender la distribución de los productos que contienen Sibutramina en nuestro país, el 28 de enero pasado se informó a través de la radio Bíobío que el medicamento “seguirá siendo utilizado en Chile”, pues se trata de “una herramienta absolutamente útil en pacientes obesos”.

De todas maneras afirmaron que se llevarán a cabo mesas de trabajo con el fin de “regular el tema para que efectivamente, no se caiga en la automedicación, lo que sería muy peligroso”.

Acá al parecer el problema está en consumir el fármaco sin supervisión y en la distribución no formal de estas grageas, que aún pueden encontrarse a través de buscadores en Internet. Usted decide, adelgazar en forma natural, cuidando en todo momento su salud o permanecer “dopado”, sin hambre y con una serie de efectos no deseados sobre su cuerpo.

 
Una solución natural
 

Para bajar de peso, lograr que los kilos de más se alejen y mantenerse bien permanentemente, la recomendación es clara: una buena y equilibrada alimentación, actividad física constante y llevar un estilo de vida saludable.

Al respecto, Guillermina Ávila menciona que tanto la homeopatía como otras medicinas complementarias como el biomagnetismo y la acupuntura, “reordenan las rutas de la energía natural del organismo, de manera de producir una autocuración sin alterar en ningún caso las funciones normales”.

En esta misma línea, la químico farmacéutico dice que “la relación de acción y efecto” en los tratamientos naturales “tiene que ver con la calidad del terreno – que es el organismo en tratamiento – a la antigüedad de la afección. Por lo tanto en estos métodos, tardará menos en sanar aquella lesión más reciente que una antigua”, asevera.

 
 

Específicamente hablando de la homeopatía, la profesional indica que este tipo de medicina “no cura enfermedades, sino enfermos” y por lo tanto en el caso de aquellos pacientes que padecen de obesidad, “no sólo tendrán sobrepeso, sino que todos sus sistemas estarán alterados y por tanto sus características individuales determinarán el tratamiento a seguir”.

A pesar de esa individualidad antes destacada, Ávila menciona que existen algunos elementos específicos que son utilizados por esta medicina natural para combatir ciertos problemas. Así, cuenta que la ansiedad puede tratarse con Ignatia amara, la retención de líquido con Natrium sulfur y los problemas de hipotiroidismo con Tyroidinum.

Continuando con los beneficios que trae la acción de las medicinas integrativas, agrega que todas ellas “pueden evitar o disminuir el sobrepeso”. En el caso de la homeopatía dice que posee en su recetario elementos que quitan la ansiedad y otros que producen un drenaje de tejidos con retención de líquidos, para una posterior eliminación de grasa.

La acupuntura y biomagnetismo en tanto colaboran cada una con sus cualidades. En este contexto, la profesional indica que la primera “estimula canales energéticos” que seguramente normalizarían el metabolismo y en el trabajo con imanes, añade, “permite un equilibrio energético que cuando es afectado produce enfermedades o disfunciones de todo tipo, como es el caso de alteraciones hormonales o absorción de nutrientes que conllevan a la obesidad”.

 
Punto Vital Abril 2010 ©
 
Artículos Relacionados
La depresión puede ser controlada naturalmente
Escuchemos lo que nos dicen las orejas