Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Dentro de la medicina ayurvédica, los masajes son fundamentales
 
Sanación a través del masaje
Si bien hoy se piensa el masaje como un modo para alcanzar la relajación o ciertos fines estéticos, lo cierto es que también ayuda en la sanación de las personas. Así lo concibe la medicina ayurvédica, medicina tradicional de la India que utiliza este sistema de una manera totalmente diferente a la que conocemos en la actualidad.
 
Carla González C.
 

Restablecer la armonía del cuerpo, la mente y el espíritu no es algo fácil en nuestra vida y unificar de manera natural estos tres aspectos resulta para algunos algo imposible, siendo las enfermedades, las molestias, el cansancio y la intranquilidad algo intrínseco que muchas veces cuesta dejar de lado para volver a empezar.

Es por eso que técnicas milenarias como la del masaje ayurvédico son muy bien recibidas y dejando de lado la moda por las terapias complementarias, este método resulta ser muy beneficioso, siempre y cuando se haga de la manera correcta y por los profesionales adecuados.

Entregar salud a través de las manos es para esta sabiduría un sinónimo de sanación y todo lo que tenga que ver con ella puede contribuir de manera positiva en las personas, tanto para recuperar el buen estado de su organismo, como para prevenir de posibles y futuros padecimientos.

El terapeuta ayurvédico especialista en Panchakarma y creador del centro de terapias ayurvédicas y tratamientos complementarios Ayursala (www.ayursala.cl) Ashok Kumar, afirma que una de las grandes diferencias entre el masaje ayurvédico y otras técnicas es que el primero utiliza aceites – no cremas y menos productos que contengan químicos – creados en su totalidad con productos naturales.

“El aceite básico contiene como ingrediente principal al sésamo (el que produce calor y una posterior eliminación de toxinas) y de ahí se puede mezclar con otro tipo de cosas, dependiendo de la persona (doshas), es decir, si es Pitta, Vata o Kapha, pues cada una tiene sus propias características y maneras para recibir energía a través del aceite”, menciona.

Algunos de los ingredientes que se suman al sésamo son las hierbas. En el caso del aceite básico genuino de la India (llamado en sanscrito murchita taila), viene combinado con 18 tipos de hierbas diferentes, producto que sirve en forma positiva para los tres doshas por igual y donde no se necesita discriminar el tipo de persona que se es.

 
Según Ashok Kumar, los masajes ayurvédicos tienen diversos fines y la utilización del aceite puede ayudar en temas como la relajación y también en otros como la armonización de los chakras, equilibrio de doshas, eliminación de toxinas, mejoramiento de la circulación sanguínea, entre otros.
 

Por otro lado, el vaidya médico ayurveda Mauricio León – terapeuta ayurvédico, creador de Ayurvastu (www.ayurvastu.com) y presidente de la Asociación Chilena de Medicina Ayurveda – dice que el masaje es “la ciencia de la sanación a través de la piel” y manifiesta que a diferencia de otros sistemas, el ayurvédico plantea el contacto de lo sutil con este órgano.

“Cuando hablamos del contacto no podemos limitarnos solamente a las manos, de por sí vehículos de sanación”, afirma, sino que también a otros elementos que pueden ser utilizados por los terapeutas y que aparecen nombrados en los textos e ilustraciones védicas.

Y tal como comentó Kumar, Mauricio León indica que “el toque del aceite sobre el cuerpo, cura” y además agrega que existen otros instrumentos como los digitopuntores, acupresores, cataplasmas y las bolsas de tela rellenas con hierbas que apoyarán el masaje de manera efectiva. También lo hacen otros productos como el yogurt, la leche, agua de coco o de arroz y la miel.

En cuanto a diferencias con otros procedimientos, el director de Ayurvastu manifiesta que el masaje ayurvédico “tiene una fuerte connotación sacra, tanto del que propicia la terapia como de quien la recibe. Es un acto sagrado de ofrecer y recibir”, asegura.
 
“La última y quizás la diferencia más importante es que (el masaje ayurvédico) ha tenido una relevancia en la parte científica y clínica/terapéutica. Se han hecho muy buenos aportes a la credibilidad en cuanto a los beneficios del masaje sobre enfermedades como el Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, artrosis degenerativa, artritis, trombosis”, entre otras, manifiesta.

 
Ambos terapeutas afirman que todo masaje ayurvédico debe estar precedido por una oración que dé inicio a esta terapia. Vaidya Mauricio León la cita diciendo “mis manos sanan/mis manos curan/que mis manos sean curación para ti”.
 

Por su parte, el creador de Ayursala menciona que otra de las diferencias es la manera en que todo se dispone para la realización del masaje. A partir de aquello cuenta que una de las características es la ubicación de las cosas – “nada es porque sí” - las que se ponen en la dirección que indica el Vaastu, especie de Feng Shui hindú.

Ashok Kumar menciona que no siempre el masaje es símbolo de satisfacción, ya que hay veces en que para que sea efectivo, debe causar un poco de dolor. “Se trabaja sobre los puntos marma, algunos de ellos están ubicados en los hombros, piernas, muslos, pies, tobillos”, etcétera.

Es en estos puntos energéticos donde el terapeuta ayurvédico debe presionar en forma paulatina y a un ritmo determinado. Hacer lo contrario – en palabras del experto – sería causar la muerte de ese punto.
 
Las 25 técnicas
 

El presidente de la Asociación Chilena de Medicina Ayurveda cuenta que existen 25 pindas (técnicas o movimientos) de masajes provenientes del Ayurveda y que sus cualidades radican en la “connotación herbácea que poseen. Todos son en base a plantas o medicinas y tal como decía un gran sabio no pongas sobre tu piel nada que no esté en condiciones de tomar, de comer. Entonces, desde ese principio básico, no podríamos utilizar sobre el cuerpo ningún aceite, crema o producto de ese tipo que tuviera elementos tóxicos”, explica.

Entre las técnicas de masajes ayurvédicos que ambos terapeutas indican entre los más conocidos y también los más relevantes están:

- Abhyanga: quizás el más conocido de la medicina ayurvédica. Trata de masajes que relajan y remueven toxinas, además trabajan sobre el sistema nervioso central. Es utilizado en el Panchakarma y el terapeuta de Ayursala lo explica diciendo que primero se parte por masajes en la cabeza, para luego - en una camilla - frotar el cuerpo completo. Ayuda a armonizar las funciones del cuerpo.

 
     

- Shiro Abhyanga: masaje realizado en cabeza, cuello y hombros. Ashok Kumar lo describe diciendo que se realiza sólo en esas partes del cuerpo y se trata de 30 minutos de profundos movimientos que luego son precedidos por un baño de vapor. “Siempre que una persona tome este masaje debe luego tomar vapor húmedo, el que ayuda a abrir los poros y permitir la entrada de los aceites aplicados”. Ayuda a eliminar el estrés, el cansancio ocular y dolores de cabeza y hombros.

- Shirodhara: Ashok Kumar dice que este masaje – que tiene beneficios sobre el insomnio, el estrés y las tensiones – se realiza en complemento con el continuo goteo de aceites naturales en la frente (entrecejo). Aquí hay poco contacto con las manos del terapeuta.

- Udwartana: este masaje es descrito por Mauricio León como un procedimiento donde se utilizan medicinas pulverizadas. “Se aplica sobre la piel seca y con polvos medicinales”, menciona. Este masaje está indicado – en palabras de Ashok Kumar como adelgazante (ayuda a reducir grasas) y modelador del cuerpo.

- Shila Abhyanga: conocido en occidente como el masaje con piedras calientes. León cuenta que ese masaje es de origen védico y que trata de la colocación de estas piedras en diferentes puntos del cuerpo (puntos marma).

Otros son el Pada Abhyanga (masaje que se realiza principalmente en los pies), Pada Karma (acción de los pies del terapeuta en el cuerpo del paciente), Kiri (masajes hechos con bolas de tela rellenas con hierbas, arroz, medicinas y plantas pulverizadas y calientes y que se suele usar en pacientes con artritis y artrosis), Shiro Pichu (masajes hechos con cataplasmas herbales calientes sobre la frente), entre otros.

 
Masajes para Pitta, Vata y Kapha
 

Así como lo mencionó Ashok Kumar, Mauricio León reafirma que los masajes provenientes del Ayurveda pueden ser practicados en todos los doshas por igual. Sin embargo, cuenta que hay algunas diferencias, las que tienen relación con la duración y la intensidad de la terapia.

Así, para la dosha Vata – una dosha de contextura delgada, frágil – “los masajes nunca duran más de 30 minutos y la intensidad del calor es bastante elevada para esta contextura y además se utiliza gran cantidad de aceite. La presión sobre el cuerpo es muy delicada”, menciona. Para Ashok Kumar, aquí se suele utilizar aceite base más algunas hierbas.

En la dosha Pitta los masajes duran aproximadamente 45 minutos, la intensidad de las frotaciones es moderada, al igual que la cantidad de aceite, el que se usa un poco menos calientes que en la dosha anterior. Aquí Kumar menciona que el óleo a utilizar es el aceite de oliva mezclado con un poco de aceite de sésamo.

Por último, en los Kapha – de estructura fuerte y grande – los masajes duran alrededor de una hora e incluso un poco más, la cantidad de aceite que se utiliza es mucha más que las anteriores y la presión o intensidad en que se realiza la terapia es profunda. Aquí el aceite a utilizar es el de mostaza, combinado con el de sésamo.

 
Para Mauricio León “un masaje siempre deja algo” y por lo tanto debe ser realizado por una persona especializada en medicina ayurvédica. Frente a esto, menciona que serán sólo los médicos ayurvédicos quienes dicten en qué intensidad, en qué lugar y por cuánto tiempo se podrá realizar la terapia en pacientes que padecen de, por ejemplo, un cáncer avanzado.
 

Con respecto a algunas contraindicaciones, el terapeuta de Ayursala dice que los masajes no pueden ser practicados a personas que padecen de fiebre y en el caso de las embarazadas, sólo antes del sexto mes de gestación y luego de cuatro meses después de nacida la guagua.

Para Ashok, lo más importante es destacar que los masajes ayurvédicos y en general la medicina proveniente de la India “no tiene consecuencias adversas”, tal como sí reconoce en la medicina alópata. “Las pastillas y todos esos remedios tienen efectos secundarios, los que luego repercuten en el estómago. Eso no sucede con el Ayurveda”, asegura.

 
Punto Vital Febrero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Panchakarma: “el diamante del Ayurveda”
Ayurveda, la sanación integral
Con amor de madre