Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Lo natural gana terreno en las investigaciones para tratar esta enfermedad
 
Hierba de San Juan podría combatir el Alzheimer
El Alzheimer es un desorden neurodegenerativo que cada vez afecta a más personas. Su síntoma principal es la pérdida de la memoria y entre los factores que inciden en el deterioro del paciente están la mala alimentación, el tabaco y el sedentarismo. Hoy se trabaja en su tratamiento – y posible cura – gracias a recursos naturales como la Hierba de San Juan.
 
Carla González C.
 

Ver cómo de a poco se va perdiendo la memoria, sentir inseguridad frente al resto por no saber quiénes son, no tener la certeza con respecto a ciertas cosas que antes teníamos muy claras, perder la noción del tiempo y disminuir capacidades como las motoras y del lenguaje deben ser sensaciones desesperantes, tanto para quien las está experimentando como para sus más cercanos.

Eso es más o menos lo que viven a diario los pacientes con Alzheimer, “desorden neurodegenerativo progresivo” donde el paso de los años es “el mayor factor de riesgo”, eso junto con otros elementos de los cuales actualmente se sabe que pueden ser trabajados con antelación para al menos retrasar la aparición de la enfermedad o en el caso de los ya diagnosticados, permitirles una mejor calidad de vida.

Si bien aún no se sabe cómo curar el Alzheimer, con el paso de los años se ha podido conocer mucho más acerca de cómo sobrellevarlo, de cómo debe actuar la familia del afectado y de qué manera las personas pueden retrasar lo más posible la aparición de la enfermedad.
 
El Centro de Envejecimiento y Regeneración (CARE) de la Pontifica Universidad Católica de Chile menciona en una de sus publicaciones que “se estima que en el mundo existen más de 18 millones de personas que sufren hoy esta enfermedad, cifra que se incrementará a más de 34 millones para el 2025”.
 

El médico neurólogo de la Universidad de Chile y asesor científico de la Corporación Alzheimer Chile, doctor Archibaldo Donoso, afirma que dentro de las generalidades de esta enfermedad, una de las aclaraciones que es necesario validar es que el Alzheimer “es lo mismo que la demencia senil”, esto pues se suele confundir ambas como patologías individuales.

Sabiendo esto, el especialista menciona que en esta patología neurodegerativa “se produce una pérdida progresiva de sinapsis y neuronas en ciertas zonas del cerebro (también de capacidad funcional), cuya causa es muy compleja, pero se sabe que hay un mal procesamiento de algunas proteínas, incluyéndose también factores genéticos, circulatorios, fenómenos inflamatorios y muchas otras cosas”, explica.

Con esto, el doctor Donoso manifiesta que en síntesis, “paulatinamente se pierde la función en distintas áreas de la corteza cerebral”, lo que generalmente ocurre primero en las zonas relacionadas con la memoria y por eso, sostiene que “una de las características más conocidas de la primera etapa es la pérdida de la memoria reciente”.

Además de perder de a poco la capacidad de recordar, hay otras funciones que también se ven comprometidas en estos pacientes, siendo otra de las más importantes, la capacidad del juicio o “capacidad ejecutiva”. Ambos síntomas son característicos de la primera etapa del Alzheimer; luego vendrán dos fases más en donde la persona perderá sus habilidades motoras, verá disminuida sus capacidades de lenguaje, fallará en el cálculo y la orientación, para luego perder progresivamente la agilidad.
 
A mayor expectativa de vida, más probabilidad de Alzheimer
 

“Como antes la gente se moría más joven, había pocos que llegaban a la edad del Alzheimer”, manifiesta el neurólogo de la Universidad de Chile y es por eso que hoy, con la mayor expectativa de vida, más personas se han ido sumando a la lista de pacientes con esta patología.

Con respecto a este tema, dice que “sobre los 85 años, se supone que una de cada tres personas pueden tener una demencia”, presentándose en este caso el Alzheimer mayormente en personas de edades entre los 70 y 75 años. En cuanto a la posibilidad de que éste sea un trastorno hereditario, el médico manifiesta que el porcentaje en que se puede dar esta posibilidad es menor al 1%.
 
 
“En este momento, la parte más importante del tratamiento es el apoyo psicosocial, el que depende en gran parte de la familia, esto pues los medicamentos tienen una eficacia limitada”, asegura el doctor Archibaldo Donoso.
 

Además de la edad, otro de lo factores que influye en esta enfermedad es el estilo de vida. Al respecto, el especialista es enfático al señalar que quienes tienen poca actividad física, intelectual y social, “tendrán más riesgo de tener demencia”, esto según sus palabras es porque “la actividad – cualquiera sea ésta – influye sobre el estado de las neuronas y de la sinapsis. Una persona que usa el cerebro tiene más sinapsis que una inactiva a quien se le irán atrofiando las neuronas”, advierte.

En este mismo contexto, el profesional sostiene que hay también otras enfermedades que también pueden aumentar el riesgo de padecer demencia. Entre ellas nombra a la hipertensión, diabetes, dislipidemia, entre otros.

Por último, indica que la alimentación también juega un papel fundamental en estos pacientes y en general en toda la población de riesgo. En ese sentido, afirma que lo que se aconseja es llevar una “dieta mediterránea que incorpore el consumo de pescado, aceite de oliva y bastantes frutas y verduras”. Todas estas recomendaciones no impedirán que el Alzheimer arribe a la vida de una persona, pero sí podrá retrasar su llegada.
 
“Los fármacos naturales nos ofrecen nuevas expectativas”
 

Una de las investigaciones que se están realizando con respecto al tratamiento del Alzheimer se está desarrollando en Chile, específicamente en el Centro de Envejecimiento y Regeneración (CARE) de la Pontifica Universidad Católica de Chile.

Este estudio consta de la utilización de dos hierbas, la de San Juan (chilena) y la llamada Andrografolido (originaria de la India), cuyos compuestos químicos han sido probados en células en cultivo y en ratas con exceso de proteína APP y en las cuales se han podido observar resultados que han dejado a los científicos impresionados y con ganas de poder ver pronto en los seres humanos.

El director de este centro, el biólogo y Premio Nacional de Ciencias Naturales 2008 Doctor Nibaldo Inestrosa, comenta que una de los hechos que impulsaron este estudio fue el progresivo agotamiento de los medicamentos que se crean en los laboratorios, entonces, dice que “por más inteligente que sea un compuesto, (ya) no es posible encontrar algo nuevo”.
 
     

Es por esta razón que la mirada se volcó hacia los elementos de la naturaleza, principalmente en aquellos que se encuentran en la India y China, países que “desde hace miles de años atrás, han usado distintos tipos de plantas medicinales e incluso aún utilizan la fitoterapia. Sobre esos queremos extraer compuestos y trabajar”, comenta.

Frente a la idea de lograr una cura total contra el Alzheimer y gracias a la intervención de las hierbas antes mencionadas, el Doctor Inestrosa confiesa que esta idea es “relativa”, pues hasta el momento sólo se han podido prevenir los cambios en animales, lo que no significa que sucederá igual con los seres humanos.

Algunos de los avances a los que se refiere el biólogo tienen que ver con el retorno de la memoria, el mejoramiento de las proteínas del cerebro que se encuentran alteradas y la disminución de las placas de amiloide alojadas en el cerebro de en este caso, el ratón enfermo.

“Tengo esperanza de que cuando esto se use en humanos, funcione. Ahí quizás se pueda hablar de una cura, pero no antes”, confiesa el profesional.
 

Terapia de música y aromas serviría en pacientes con Alzheimer
El Doctor Inestrosa menciona que hay otras terapias – esta vez complementarias – de las cuales se ha hablado acerca de su efectividad en el tratamiento de pacientes con Alzheimer.

En ese contexto, dice que la musicoterapia y la aromaterapia serían verdaderamente eficaces, “sobre todo cuando las personas pasan por esa fase de alteración. Esto los tranquiliza”, asegura.

Otros procedimientos que deben intentarse constantemente es ejercitar el cerebro a través de la lectura, realización de crucigramas o puzzles, etcétera y salir de la casa para sociabilizar con otras personas.
 

En el siguiente link podrá escuchar algunos testimonios de pacientes con Alzheimer (en inglés) http://www.nytimes.com/interactive/2010/06/02/health/te_alzheimers.html?ref=the_vanishing_mind

Y aquí los dejamos con dos videos. La idea es ponerse en el lugar de estas personas y comprender cómo deben ver el mundo.

 
 
 
 
Punto Vital Diciembre 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Mantente sano: ejercita tu mente
Obstáculos naturales
La dieta en Chile y su "mediterraneización"