Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
El sobrepeso no incide en el concepto enfermedad
 
Sí, existe el gordo sano
Al contrario de lo que se piensa, muchas personas con sobrepeso tienen una excelente salud y su estado es reafirmado por los exámenes médicos. Entonces, ¿la gordura es o no sinónimo de enfermedad?
 
Carla González C.

Tener uno, diez o quince kilos de más significa mucho para quienes están pendientes de su peso y de las consecuencias que esto conlleva, algunas de ellas relacionadas con la talla de la ropa o las posibles enfermedades asociadas con una balanza recargada.

Es por eso que quizás tenemos metido en la cabeza que ser gordo es necesariamente estar enfermo y de hecho así lo dicen organizaciones mundiales como la OMS que no hace mucho calificó a la obesidad como una patología, una epidemia no infecciosa que está afectando a gran parte de la población mundial.

Junto con ello, se habla de todas las enfermedades que están asociadas al sobrepeso y la obesidad: diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto y exceso de grasa alrededor de la cintura, entre otros. Por ello, comer sano, practicar actividad física en forma permanente y tener hábitos saludables son hoy las recomendaciones que las autoridades a nivel mundial intentan inculcar en la población para así disminuir estos altos índices de obesidad y que en Chile está afectando actualmente a más del 60% de la población.

A pesar de todo eso, existen muchas personas que conviven a diario con el sobrepeso y que se sienten en perfectas condiciones de salud, es decir, no se cansan ante el mínimo esfuerzo, practican sin problemas algún tipo de deporte o actividad física, salen airosos de todos sus controles médicos e intentan comer lo más sano posible. ¿Están ellos también enfermos?

Para la jefa de endocrinología de la Clínica Santa María (CSM), doctora Dina Schachter, lo primero que debemos tener claro es que “la salud es un elemento relacionado tanto con el cuerpo como con el alma” y por eso explica que “si comes sano, haces deporte y mentalmente te sientes bien, eso es sinónimo de salud y siendo gordo, puedes estar perfectamente sano”.

Sin embargo, asevera que lo que afecta el tener kilos de más es la tendencia a “tener más enfermedades asociadas en algún momento de la vida. Es decir, se está más predispuesto a tener enfermedades como la diabetes, hipertensión, cardiopatías, enfermedades reumáticas e incluso cáncer”.

Con todos los exámenes “ok”

Para saber si una persona está sana a pesar de su sobrepeso, los especialistas recomiendan la realización periódica de exámenes médicos, los que tienen como objetivo verificar en qué condiciones se encuentra su organismo.

Al respecto, la doctora Schachter afirma que “niveles normales de glicemia, de tiroides, hemograma, colesterol, niveles de fierro y vitaminas”, entre otros son los índices habituales y vigentes en todas partes del mundo y que tienen directa relación con – al menos – un organismo sano.

En cuanto a los rangos de normalidad de estos exámenes, la especialista de CSM dice que estos son universales y que en todos los laboratorios están disponibles al momento de la realización de cualquiera de estos procedimientos. “Sobre esos niveles o bajo ellos y dependiendo del ítem a controlar, se tienen los parámetros de enfermedad”, agrega.

“En Chile, más del 60% de la población está con sobrepeso u obesidad y eso no significa que estén todos enfermos, porque claramente tener sobrepeso es una cosa y ser obeso es otra y se está predestinado a diferentes cosas según la condición en que se esté. Lo mismo pasa con la edad y por supuesto a más años mayor es la posibilidad de tener enfermedades agregadas”, menciona la doctora Dina Schachter.

Por otro lado, y a pesar de que muchos especialistas ya sea en nutrición como en medicina plantean que el IMC (índice de masa corporal) no es a estas alturas, un índice del todo efectivo para conocer si una persona está o no en un rango de peso saludable, la doctora Schachter afirma que esta pauta “es lo que mejor tenemos en este momento”.

De esta manera, menciona que mientras un IMC de hasta 25 indica un peso normal, pasado ese número se estaría hablando de sobrepeso. Por otro lado, para establecer que una persona tiene obesidad, el IMC debe ser sobre 30; para obesidad tipo 2, sobre 35 y para obesidad mórbida sobre 40.

Ser gordo no es sinónimo de estar enfermo

Para la endocrinóloga, ser gordo no es lo mismo que estar enfermo y al respecto dice que lo importante en este tema es trabajar en la “prevención de las patologías asociadas, porque sin duda eso es lo que quiere la gente, prevenir enfermedades a futuro y en ese sentido, el exceso de peso puede llevar a la persona a estos padecimientos”.

Frente al hecho de pensar la gordura como una enfermedad se deba en alguna medida a la concepción que tenemos de belleza - la que al menos en occidente es estrictamente apegada a los cuerpos estilizados y a veces muy delgados – la doctora Schachter opina que “la parte estética es algo paralelo al peso”, pues tal como asegura, “puedes tener personas preciosas (y sanas) con un poco de sobrepeso y personas poco atractivas (y enfermas) con pesos muy bajos”.

 

En relación a la nutrición y la salud de las personas con sobrepeso, la especialista dice que “más que hacer dieta, lo importante es tener hábitos de alimentación sanos y eso significa consumir en forma adecuada frutas, verduras, carnes, evitar las masas y la comida chatarra, no comer a deshoras, etcétera”.

Por otro lado y frente a la interrogante de que ¿cuántos kilos de más se pueden tener y aun así ser considerado como una persona sana?, dice que “se pueden tener muchos kilos de más estando sano, pero hay que tener en cuenta que en algún momento estas personas pueden enfermarse más que alguien delgado. Eso no va en paralelo a los kilos de más o de menos porque depende de la talla, de la edad, de la actividad física que realice, etcétera”, añade.

Además, agrega que todo esto debe ir acompañado de ejercicio permanente y buenos hábitos de vida – apelando directamente a la frase mente sana en cuerpo sano – porque si no, “la persona vivirá en un verdadero ascensor donde esté constantemente subiendo y bajando de peso, lo que a la larga le hace peor al organismo que el hecho de mantener un peso estable, aun cuando éste sea un poco más alto”, asegura.

Punto Vital Marzo 2013 ©
 
Artículos Relacionados
Medicina preventiva: protagonistas de nuestra vida
Flacos en forma
Sacrificarse sin resultados