Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
La biopuntura es una terapia natural que no sólo ayuda a recuperar la salud, también la alegría de vivir
 
Biopuntura: estimulando las propias capacidades
Algunas enfermedades tienen como característica principal el hecho de producir mucho dolor ya sea en su desarrollo como en el tratamiento y sus secuelas. De esta forma, toda ayuda para aquellos pacientes es sin duda agradecida, sobre todo cuando se trata de aliviar el dolor que muchas veces los acompaña durante largos periodos. La biopuntura es uno de esos apoyos, donde a través de inyecciones de soluciones naturales es una excelente contribución como antiinflamatorio y reactivo del dolor.
 
Carla González C.
 

El dolor que producen algunas enfermedades (y también algunos tratamientos) puede ser incluso invalidante para sus pacientes, quienes ven en esta incómoda forma de llevar su vida, un freno a la manera en cómo se desenvolvían antes de caer en el padecimiento. Es tanto el sufrimiento que se puede llegar a sentir en algunos casos, que la situación puede volverse crónica y por ende, el organismo se hace inmune a los medicamentos que tienen la misión de aplacarlo.

Para poder aliviar a las personas de esta incómoda experiencia, la técnica de la biopuntura se vuelve una solución muy efectiva, donde se combinan naturalmente las disciplinas de la acupuntura, la mesoterapia y la homotoxicología para entregar en base a inyecciones colocadas en puntos específicos del cuerpo del paciente, soluciones que provienen desde la medicina biológica, los que tendrán un efecto antiinflamatorio que estimulará las propias reacciones corporales.

El ginecólogo – obstetra y especialista en medicina biológica y homotoxicología, doctor Gastón Orellana Alvarellos y quien por cierto recibió en Alemania el pasado 1 de noviembre el premio de incentivo Hans – Heinrich Reckeweg por su importante contribución en el control del dolor, sentencia que la biopuntura se trata inicialmente “de algo más intuitivo que científico porque es una unión entre la medicina china con la biológica, que utiliza medicamentos que sean reactivos y no supresores”.

A partir de esta idea inicial, el doctor Orellana comenta que la medicina biológica plantea que “el elemento que utilicemos, que dicho sea de paso es primo hermano de la homeopatía, debe ser capaz de estimular la reacción de la capacidad de autosanación y no eliminar nada”, comenta.

De esta forma, el ginecólogo manifiesta que cuando estamos padeciendo de una inflamación, es el propio organismo el que está haciendo uso de un mecanismo de defensa. Al respecto, agrega que si se opta por suprimir la inflamación – que es la tarea que cumplen los medicamentos alópatas – “se está haciendo un favor, pero sólo temporal. Es como hundir un témpano de hielo en el agua, que luego volverá a salir a flote”, ejemplifica el especialista.

Entonces, la biopuntura a través de los medicamentos biológicos que se inyectan en el cuerpo del paciente, estimularán la capacidad de reaccionar, entregando así un certero beneficio. Al respecto, Orellana afirma que “(la biopuntura) une el conocimiento de puntos que manejan los chinos con lo biológico que pretende sanar sin provocar los conocidos efectos secundarios”.

 
Medicina que circula libre por el cuerpo
 

Para referirse al procedimiento en que se ejecuta la biopuntura, el facultativo cuenta que los medicamentos se inyectan en ciertos puntos del cuerpo que corresponden a los establecidos por la acupuntura. Además de esos puntos, se utilizan los llamados “puntos Ashi”, también admitidos en la disciplina china, pero que corresponden a las zonas de dolor. Según el doctor Orellana, “con esto suprimes la dolencia rápidamente, pero además estimulas localmente que tu organismo reaccione y repare el daño”.

La forma en cómo la inyección de soluciones afecta desde un punto hasta el lugar del cuerpo que se está viendo afectado por la inflamación o el dolor, es explicada por Orellana a través de la teoría del doctor James L. Oschman (doctor norteamericano especialista en medicina energética) quien habla de las matrices extracelulares.
     
Algunas de las soluciones naturales que se inyectan mediante el tratamiento de la biopuntura son la caléndula, belladona, chamomilla, hypericum (también conocida como hierba de San Juan), echinacea, entre otras.
 

A modo de explicación el médico dice que en las matrices “se encuentran todos los tejidos y es la que permite la comunicación entre las células. Para Oschman, este tejido es un gran circuito eléctrico donde la fibra colágena funciona como semiconductora, lo que permitiría explicar que si se tiene una acción terapéutica en la punta de un dedo haya un beneficio a nivel, por ejemplo, de la frente”, relata.

La cualidad más significativa de la biopuntura es que contiene soluciones naturales. Con respecto a este tema, el doctor Gastón Orellana manifiesta que lamentablemente en nuestro país no se cuenta con muchas ampollas con estos remedios, teniendo sólo algunos correspondientes a ciertos laboratorios. “Si los tuviéramos todos, tendríamos la posibilidad de actuar sobre muchísimas otras enfermedades”, reconoce.

Por ahora, la biopuntura ha sido de gran ayuda para pacientes con cáncer mamario, pero según las palabras del ginecólogo – obstetra, soluciones que actualmente pueden encontrarse en Alemania ayudan en el tratamiento de enfermedades de auto inmunidad como la artritis reumatoide, en trastornos como el colon irritable, en síndromes jaquecosos, etcétera.

Para el facultativo, esta técnica puede ser utilizada en todas las patologías – subraya que quizás no habrá acción en trastornos psiquiátricos - y hace hincapié en que de la mano de la medicina biológica, donde la biopuntura ayuda como complemento, es todo mucho más efectivo. “En términos generales uno trata prácticamente todas las enfermedades con este tipo de medicación y en el caso específico de la biopuntura, se utiliza o cuando hay dolor de por medio o un elemento más agudo donde se requiera actuar rápidamente para así beneficiar al paciente”, cuenta.

 
Técnica que alivia y cura
 

Frente a la interrogante relacionada a si la biopuntura es una técnica que sirve para sanar enfermedades o sólo actúa como un tratamiento paliativo del dolor, Orellana es enfático al mencionar que se afirma que la acupuntura en China “es un tratamiento que cura” y que según su experiencia ha podido constatar que muchas veces es paliativo del dolor, “pero al combinarla con medicina biológica, sí estás tratando y curando”, manifiesta.

En el fondo, la biopuntura es un aliciente para que nuestro organismo ‘despierte’ y pueda funcionar correctamente en caso de enfermedad, como una suerte de autosanación. “El organismo humano ha desarrollado sistemas de curación que no requieren de ayuda, sólo que de pronto esto es superado cuando nuestra capacidad de defensa se reduce”, comenta.

 
 
Punto Vital Diciembre 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Los beneficios de la medicina alternativa
Gases que alivian el dolor
Profesionales de la salud natural: seres integrales