Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Terapias energéticas resultan positivas para la armonización de los chakras
 
Energía, armonía y salud
A través de terapias llamadas energéticas como lo son los cuencos de cuarzo y la acupuntura es posible devolver el equilibrio a los chakras, centros de energía que están ubicados en el cuerpo y que representan en forma directa lo que nos sucede a nivel emocional, físico y psicológico.
 
Carla González C.
 

Padecer de enfermedades, trastornos o síndromes es al parecer muy común entre los que habitamos este siglo. La mala calidad de vida, poseer hábitos considerados como negativos, la pésima alimentación y la nula actividad física van deteriorando el organismo y por ende, perturbando también los campos sutiles con los cuales cada uno está formado.

Así, la energía del ser humano también se ve afectada y esto incide claramente en su estado de salud, que no sólo tiene que ver con sentirse bien o no corporalmente, sino que además va de la mano de las sensaciones a nivel físico, mental y social, factores que sin duda se desequilibran con toda la vorágine a la que se ven expuestos diariamente.

Es por eso que se habla de los chakras, término creado por los vedas que quiere decir “la rueda” y que fue utilizado para nombrar a los centros energéticos que posee el cuerpo humano, los que son reconocidos como siete entre los principales y varios como secundarios, los que según dicen, corresponden a los puntos de acupuntura.

La terapeuta y creadora de Sonidos Terapéuticos (www.sonidosterapeuticos.cl), Paulina Heyermann en colaboración con el sonoterapeuta Claudio Guzmán, dice que los chakras “son vórtices de energía a través de los cuales fluye ésta; son manifestación directa de nuestra salud física, emocional y psíquica y representativos de nuestra conciencia. A través de ellos comprendemos nuestro entorno”, sentencia.

Con respecto al número de estos centros, Paulina coincide con la denominación general y menciona que efectivamente son siete los chakras principales. Estos, añade, “están ubicados a lo largo de la columna vertebral, ubicándose desde el chakra número uno (raíz) hasta el séptimo chakra (corona)”.
 
Según Paulina Heyermann, existen muchas maneras de armonizar los chakras. Entre las alternativas a las cuales todos podemos acceder están “el reiki, los cuencos, la meditación, el yoga, la acupuntura, la terapia floral”, entre otros.
 

Por otro lado, la terapeuta menciona que cada chakra posee un color específico que no es destinado al azar, sino más bien a causa de su frecuencia de vibración. De esta manera, menciona que “cada color tiene una frecuencia vibratoria y por otro lado, cada chakra vibra en una frecuencia en particular que es similar a la vibración de cada color”, explica.
Siguiendo con lo anterior, identifica a los chakras y sus colores diciendo que el primero (base, raíz) corresponde al color rojo, el segundo (sacro) al color naranja, el tercero (plexo solar) al amarillo, el cuarto (cardiaco) al verde, el quinto (laríngeo) al azul, el sexto (frente, “tercer ojo”) al color índigo y el séptimo (corona) al color violeta.

Con respecto al desequilibrio en el cual pueden entrar cada uno de los chakras, la terapeuta afirma que como a través de estos centros fluye energía, cuando sucede un cambio en esta vibración hay carencia de armonía, “ralentizando así tanto su función, como la de los órganos que reciben energía a través de ellos”, sentencia.

Además agrega que “en la ubicación de cada chakra está ubicada una glándula específica que cumple una función en particular: liberar hormonas, procesos metabólicos, estados de ánimo, etcétera”, lo que también estaría relacionado directamente con el centro energético que le corresponde. “Si el cuarto chakra se ve desequilibrado, seguramente la persona deberá trabajar el amor incondicional, la entrega, enfermedades cardiovasculares, etcétera; si se altera el de la laringe, habrá que trabajar sobre la comunicación”, ejemplifica.

 
Sonidos que equilibran
 

En relación a las terapias que son reconocidas como beneficiosas para equilibrar los chakras, la creadora de Sonidos Terapéuticos menciona que el uso de los cuencos de cuarzo es una de ellas.

Al respecto cuenta que el sonido que emanan estas vasijas “hace resonar a cada chakra en su frecuencia sana. La resonancia es una propiedad del sonido y hace vibrar la materia cuando entra en contacto con una fuente sonora”, dice.

Y para ser aún más rigurosa, la terapeuta menciona que cada cuenco pertenece a una nota musical determinada, la que a su vez coincide con uno de los centros de energía a los cuales se quiere llegar mediante la sanación. Estas notas y sus correspondencias son:

 
 

Chakra 1, base: DO - Chakra 2, sacro: RE - Chakra 3: plexo solar: MI - Chakra 4, cardiaco: FA - Chakra 5, laríngeo: SOL - Chakra 6, frente: LA - Chakra 7, corona: SI

De esta manera, la terapeuta manifiesta que el trabajo que se realiza con los pacientes a quienes se trata la armonización de los chakras, consiste en realizar en una primera etapa un “escaneo completo” para así determinar el desequilibrio que padece y su procedencia.

Luego, la persona se ubica en el suelo sobre una colchoneta y se coloca cada cuenco a pocos centímetros de los chakras principales. Junto con ello, se realizan ejercicios de respiración y relajación, esto “antes de empezar a trabajar tocando cada cuenco, poniendo siempre una intención en cada chakra a tratar”, explica.

En palabras de Paulina, esta es una terapia vibracional, “donde hay un instrumento sonoro utilizado que está en perfecta resonancia con el ser humano debido a su composición. Además, es un amplificador y potenciador de la energía armónica, lo que lo hace un buen colaborador en procesos de sanación”, asevera.

 
La acupuntura y los chakras
 

La teoría menciona que los chakras son parte importante en el nacimiento de la acupuntura y que muchos de los puntos que utiliza esta milenaria técnica china son exactamente iguales a los centros energéticos denominados por los vedas en la antigüedad.

Al respecto el acupunturista del Hospital Militar, Arturo Zamorano, menciona que lo anterior es muy probable, puesto que “las energías que circulan por el ser humano, tienen un origen en común” y sentencia que finalmente más que apreciar qué vino primero y qué después, hay que entender que “el problema de las energías es común a todas las enfermedades y más importante es saber en lo que pueden contribuir estas terapias”, sentencia.

Para el especialista, “los canales de energía desde el punto de vista de la medicina tradicional china provienen de otra vía, pero no me cabe la menor duda de que haya algún punto en donde coincidan”, dice y añade que en esta medicina oriental “se actúa sobre esa energía base, pura, única, más allá de chakras y canales energéticos”.

 
Arturo Zamorano afirma que a diferencia de los chakras – donde los puntos coinciden con una glándula – en la medicina china “hay una correspondencia (ying yang) con órganos”. Estos se conforman en 5 pares: corazón/intestino delgado, baso/estómago, pulmón/intestino grueso, riñón/vejiga e hígado/vesícula biliar.
 

De esta manera, el terapeuta comenta que probablemente y si se hila fino, muchos de los chakras secundarios tendrán correspondencia con las líneas de energía de la acupuntura. “La diferencia es que se actúa con agujas, con un método de tonificación y dispersión. De esa forma se acciona sobre la energía base”, asevera.

Por otro lado, el médico neurólogo y también acupunturista del hospital castrense, doctor Alex Flores, menciona que efectivamente existe una concordancia entre los puntos de acupuntura y los siete chakras, “canales más sutiles a diferencia de los puntos de acupuntura, que son más físicos desde la visión energética”, detalla.

A la armonización de los chakras en medicina tradicional china se le llama Chi Kung (movilización del chi/energía) y la concordancia que ambos acupunturistas mencionan son los siguientes:
 

Chakra

Punto acupuntura

Corona

Bai Hui

Frente

Yin Tang

Cuello/garganta

Tian Tu

Corazón

Zhan Zhong

Plexo solar

Zhong Wan

Sacro

Guan Yuan/ Shi Men

Raíz/base

Hui Yin

 

En este contexto, el doctor Flores afirma que cuando hay casos de enfermedades más sutiles que no requieren de hospitalización o tratamiento farmacológico, la persona puede mejorarse sola, es decir, “puede perfectamente abrir o cerrar sus chakras, movilizar su propia energía y recargar la batería”, asegura.

Por lo tanto, y tal como lo menciona Arturo Zamorano, la idea de estas terapias es justamente complementar a tratamientos médicos y no establecerse como la única solución para la recuperación de enfermedades. Por eso, menciona, es de suma relevancia el conocerlas a ellas y sus terapeutas, para así continuar en la senda de su inclusión en la medicina.
 
Punto Vital Marzo 2010 ©
 
Artículos Relacionados
"Somos energía pura"
Sanación a través del masaje

delicious   digg   technorati   yahoo   meneame