Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
Un libro para aquietar la mente, cambiar el pasado y actualizar a Dios
 
"Todo el tiempo estamos creciendo"
Lograr una transformación en la vida dejando atrás el miedo, activando los sentidos y elevando la conciencia para encontrar la paz interior son algunas de las ideas que Álvaro Scaramelli plasma en su libro “Sanarte: el arte de sanarse uno mismo”, publicación que ya ha vendido cerca de 4 mil copias.
 
Carla González C.
 

A través de las páginas que conforman el libro “Sanarte, el arte de sanarse uno mismo”, todo aquel que decida realizar este viaje en forma consciente y con la mente abierta para recibir una guía de encuentro con la paz interior, se encontrará con textos dirigidos directamente al lector. Sin intermediarios, el narrador toma la forma de las letras que hilvanadas conforman un mensaje claro, sin metáforas ni disfraces y que intentan de alguna forma ser una ayuda para quienes deciden transformar su existencia alejada del miedo y la falta de fe.

Álvaro Scaramelli – músico que realizó gran parte de su carrera en la década de los ochenta – forjó a través de su vida una suerte de construcción interna que le permitió abrir sus ojos hacia una nueva realidad, mundo que hoy exterioriza a través de diversos canales, uno de ellos su libro.

Punto Vital conversó con Scaramelli acerca de esta publicación editada en octubre del año pasado y que ya está cerca de las cuatro mil copias vendidas. Su visión con respecto a conceptos como la paz, el miedo, Dios, la transformación y el crecimiento son parte de su discurso el que se escucha firme y convincente, tanto, que incluso invitan en forma implícita a acercarse a sus páginas.

“Es como si el libro te estuviera hablando” comienza afirmando el hoy terapeuta de disciplinas como reiki, biomagnetismo y sonoterapia. Y es que cada palabra está orientada al lector que – siempre y cuando se sienta identificado y en conexión con el texto – verá en las imágenes literarias una guía para iniciar una autosanación integral del ser.

Como una acumulación de conocimientos. Así define Álvaro Scaramelli la forma de cómo se gestó “Sanarte”. Observar el entorno, sostener conversaciones acerca de la existencia humana y un estrecho acercamiento a lo relacionado con la búsqueda del ser interior, le llevó hacia muchas respuestas, pero que calificándolas como “de cabeza, de libro”, no le aportaron a la práctica. “Creía que la espiritualidad era así: mientras más nombres raros me aprendiera y tuviera un par de experiencias con la meditación estaría bien”, recuerda.

Luego de pasar por algunas experiencias de vida, Scaramelli cuenta que todo ese conocimiento alcanzado durante tantos años, “bajó desde mi cabeza a mi corazón y cuando hablo del corazón estoy hablando de un lugar, una zona desconocida que en realidad nadie la entiende, pero que desde ahí nace una certeza”, comenta.

De esta forma, el músico asegura que sostuvo una especie de lucha con su mente, logrando luego el control, dándose cuenta con esto que uno es quien “se sabotea con el pensamiento”. Así, teniendo su mente ‘aquietada’, su pasado perdonado y habiendo actualizado su idea de Dios, el terapeuta dice lograr la tan anhelada paz interior, aquello que permite tener claro que las cosas en la vida estarán bien, siendo uno mismo el artífice de lo que suceda con nuestra existencia.

 
Sanación en palabras
 

“Sanarte, el arte de sanarse uno mismo”, es una idea que flotaba desde hace mucho tiempo en la cabeza de Álvaro Scaramelli. Las ideas, los sentimientos y los objetivos eran palpables, sin embargo, la forma en que serían plasmadas fue la piedra de tope por algún tiempo. “Quería escribir un libro hace mucho tiempo, pero iba a empezar a escribir y no podía, decía: pero de qué voy a hablar, no se me ocurría”, sentencia.

La idea vino desde el exterior. Mientras desarrollaba su trabajo como terapeuta decidió complementar las sesiones con la entrega a sus pacientes de algunos papers con información adicional para que ellos desarrollaran también un trabajo individual en la intimidad de su hogar. “Luego de eso, trasladé esa información a un blog donde mis pacientes visitaban la página, pero después ellos pasaron la dirección a otras personas quienes dejaban sus comentarios y decían que el sistema que tenía para escribir les parecía muy cercano. Ahí me animé y me dije, esto es lo que tengo que escribir”, concluye Scaramelli.

 
     

Con esta suerte de revelación, escribir el texto no demoró más que cuatro meses, siendo octubre del año pasado la fecha en que se editó y salió a la venta. “Fue poco tiempo el que me demoré, pero está volcada la experiencia de toda una vida”, sentencia Álvaro.

La cercanía que se logra entre el lector y este libro es sumamente interesante y a pesar de que Scaramelli recalca que no es una autobiografía – “fui muy cuidadoso en no ser tan autorreferente”, subraya – sí hay pasajes que explican un poco acerca de las vivencias que el autor experimentó, a modo de ejemplos para concretizar sus palabras.

Para Álvaro Scaramelli, la sanación del ser humano siempre estará disponible para todos quienes tengan claro el objetivo del cambio, de la transformación del ser, “para eso está el mundo y una ciudad como Santiago, agresiva. Es un potencial de sanación mucho más importante, todas las personas tienen acceso a sanarse”, menciona el terapeuta.

“No todas las personas que compren el libro y lo lean serán capaces de ponerlo en práctica”, aclara y agrega que si el lector no tiene la decisión de cambiar, “si no está en el momento en que dices ya, se acabó” y si no se es capaz de controlar la mente, “el día en que lo hagas, serás otra persona”, explica el terapeuta.

Como una satisfacción que puede ser complementada a futuro, define la sensación que le dejó a Álvaro Scaramelli escribir “Sanarte, el arte de sanarse uno mismo”. Las ganas de agregar más información, explicar mejor ciertas cosas y el reforzamiento en algunos  conceptos, hacen que la idea de una nueva edición esté dentro de la cabeza del autor.

 
Punto Vital Agosto 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Biomagnetismo: sanación con imanes
Los beneficios de la medicina alternativa