Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ SALUD

 
 
El fuego orgánico y sus cenizas traen múltiples beneficios para la salud
 
Fuego que purifica; cenizas que sanan
Como un mecanismo de acción, el Agnihotra se presenta como una muy buena alternativa para lograr sanación a través del fuego purificador de la atmósfera, el que además de funcionar como un terapeuta, también permite que sus cenizas cumplan las veces de producto beneficioso para aliviar enfermedades.
 
Carla González C.
 

Es innegable desconocer la conexión que existe entre el ser humano y la naturaleza, y aunque actualmente esto no se vea reflejado por el acelerado ritmo en que vivimos, desde tiempos remotos el hombre ha mantenido una relación estrecha con su entorno, llevándolo a encontrar explicaciones e incluso venerar ciertos fenómenos a través del actuar del medio ambiente.

De esta forma, el Agnihotra se inserta dentro de las terapias que nacen para que el ser humano sea el artífice en la sanación de la atmósfera a través del accionar del fuego transmitido durante el proceso. Sin ser un ritual ni una ceremonia, esta técnica se instala como un proceso de purificación, el que contempla además de la reparación del ambiente, la recuperación física y mental de quien la practica.

El Agnihotra es la forma básica de la Terapia Homa, palabra en Sánscrito utilizada para explicar el proceso de renovación de agentes tóxicos del medio ambiente. Es a través de esta técnica de limpieza – realizada a la salida y puesta del sol - cuando la energía presente en la atmósfera entra y abandona el lugar donde se realiza esta técnica, produciendo un estado de purificación.

El terapeuta e instructor de Kundalini Yoga, Guru Darshan Singh, afirma que el Agnihotra está descrito en los vedas, acervo de conocimiento más antiguo del que se tiene noción, “el hombre conoce hasta los vedas. De ahí en adelante”, asegura el director del centro Agniyoga.

Es en uno de esos libros vedas donde se manifiesta el Ayurveda, cuyo principal concepto habla acerca del alimento como base de la medicina y de cómo conseguirlo en circunstancias adversas, “incluso eso está escrito en el juramento hipocrático de la medicina alópata. No lo toman mucho en cuenta, pero está”, afirma el terapeuta.

 
Espacios de sanación
 

“El mecanismo de acción es purificar la atmósfera y una vez que está limpia, tú también te purificas”, asevera el instructor. Esto se hace más palpable al pensar en que la mente y la atmósfera son dos caras de la misma moneda y por lo tanto, todo lo que afecte a una, será parte del sufrimiento de la otra: “por eso se explica muy bien que en una ciudad como Santiago, lugar muy contaminado, haya tantas enfermedades mentales”, agrega Darshan.

De esta forma, el Agnihotra funciona como un punto de quiebre en esta suerte de círculo vicioso, provocando un espacio de sanación que no sólo incide en el clima que rodea a esta terapia, que según Darshan Singh afecta a cuarenta hectáreas a la redonda, sino que también al individuo que practica la terapia, animales y otras personas.

 
     

De esta forma, la técnica de purificación puede ser realizada tanto en forma individual como colectiva y para el terapeuta, lo ideal es que mientras más puntos de actividad hayan dentro de la urbe, habrá más beneficios. Al respecto, Guru Darshan comenta que el hecho de practicar el Agnihotra en forma constante (todos los días) y por tres meses, convierte al lugar en un espacio terapéutico. “Las personas por el sólo hecho de entrar en aquel espacio comienza de inmediato con un proceso de sanación”, agrega.

Concretamente, el Agnihotra se lleva a cabo mediante materiales que son parte de una pauta rígida y que no contempla el reemplazo de ninguno de sus componentes. Así, un recipiente de base tronco piramidal de cobre, arroz integral orgánico, gui (mantequilla clarificada) y bosta seca de vaca serán los que emanarán a través de un fuego orgánico, un mantra ó vibración que hace las veces de antena energética que se conecta con la energía de salida y puesta del sol.

 
Propiedades de la ceniza del Agnihotra
 

Las cenizas que resultan luego de practicar el Agnihotra, permanecen dentro de la pirámide de cobre y según Darshan, este residuo queda impregnado del mantra creado a través de la terapia. Las propiedades curativas de estos restos fueron investigadas por Monika Koch, farmaceuta alemana quien a través de su relación constante con pacientes con distintas patologías, decidió indagar con respecto a este tema.

De esta forma, la farmaceuta siguió la pista de los resultados de la aplicación de las cenizas en alrededor de 80 enfermedades, con lo que comprobó su hipótesis de sanación. Así, algunos de los medicamentos que se pueden crear a través de la ceniza del Agnihotra son las pomadas, ungüentos, colirios, cápsulas, supositorios, entre otros. Todos estos productos son elaborados en forma natural, proceso que consiste en tratar las cenizas con materiales como el gui y el agua destilada.

En relación con las dolencias que se pueden tratar a través del polvo de la terapia Homa, están las úlceras, afecciones dermatológicas, déficit de cicatrización, herpes, congestión nasal, resfríos, gastritis y jaquecas, entre otras. “Personas fármaco dependientes, gente con algunas adicciones y depresión aguda han pasado por esta terapia. El proceso de limpieza es profunda y se recomienda que estén presentes en las atmósferas de fuego”, cuenta el terapeuta.

Otro de los beneficios que trae la ceniza es hacia la agricultura orgánica, donde los cultivos que allí se procesan son creados a partir de la terapia del Agnihotra. “Hasta hace algunos años, todas las respuestas a la agricultura moderna apuntaban a este tipo de agricultura, pero los altos índices de contaminación hace que la tierra esté enferma y la lluvia ácida contamine los predios que no estén sucios”, afirma el instructor.

Según Darshan, la ayuda de la terapia viene de la mano de la energía emanada por la purificación, cuyo efecto en forma de paragua protege la tierra, logrando que las napas subterráneas se mantengan a un buen nivel, el suelo se revitalice y que la atmósfera se mantenga protegida.

Estos y muchos otros beneficios, como la erradicación de plagas y la utilización del gui como ingrediente culinario, son parte de las ramificaciones de purificación del ser humano por parte del Agnihotra. Al finalizar, Guru Darshan advierte que la entrega de conocimientos acerca de esta terapia es gratuita a excepción de los materiales, por lo que cualquier cobro por la enseñanza de la técnica está totalmente descartado.

 

Tryamkam: una alternativa sanadora para mujeres
Si bien el Agnihotra puede ser practicado o presenciado por todo tipo de personas, son las mujeres en período de menstruación las únicas imposibilitadas de acceder a la terapia, tanto a la realización como a la participación del fuego.

Guru Darshan explica esto contando que la energía que la mujer transmite durante este período se dirige hacia la tierra, contraponiéndose con el prana – o energía vital – del Agnihotra, el que se dirige hacia arriba.

“En esos días, la mujer está con todos sus chacras abiertos, está mucho más receptiva y sensible frente a su propio proceso mensual de purificación”, explica el profesor de yoga y agrega: “esto no es un castigo. Su período lunar es una bendición para ellas y la idea es que nosotros le sirvamos en esos días”.

La energía femenina es mucho más elevada que la de los hombres y por lo tanto la capacidad de sanar, expandir y contener es muy amplia, lo que las lleva a tener estados de meditación mucho más profundos. Con esta premisa, Darshan comenta que se sugiere que a menudo se una un grupo de mujeres y que juntas realicen meditaciones por la sanación del planeta.

A estas reuniones se les denomina Tryambakam y tienen ejecuciones similares a las del Agnihotra, donde las mujeres se mantienen meditando junto al fuego, el que por su parte permanece vivo y emanando energía a través de constantes dosis de gui.

 
Punto Vital Marzo 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Los beneficios de la medicina alternativa