Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Las ojeras se producen por diferentes razones, algunas de importancia médica
 
Esas molestas bolsas en los ojos
Dormir y alimentarse mal, la genética, la vejez, las alergias y malos hábitos como el cigarrillo, son algunos de los factores que inciden en la aparición de las ojeras, aquellas manchas de la parte inferior de los ojos que no sólo tienen que ver con la estética, sino también con la manifestación de ciertas enfermedades.
 
Carla González C.
 

Si bien tener ojeras no es molesto a nivel físico, sí lo es en el estético, pues tener obscurecida la zona de debajo de los ojos o sentir que de ellos cuelgan unas bolsas que denotan incluso más años de los que se tienen, es para algunos algo incómodo y que es necesario borrar.

Pero ¿qué son exactamente las ojeras?, ¿por qué se producen?, y más importante aún, ¿pueden borrarse?, son sin duda inquietudes importantes para quienes tienen que lidiar diariamente con ellas y donde al parecer el maquillaje y una que otra crema son los únicos medios para – al menos – atenuarlas.

La dermatóloga de Clínica Sara Moncada, doctora Lilian Pérez, explica que las ojeras son un tema fundamentalmente estético y explica que desde el punto de vista médico hay poca investigación y trabajos que se hayan hecho para solucionar este problema. “No es un motivo de consulta muy común”, menciona.

Por otro lado, dice que las ojeras son “un cambio de coloración oscuro en el párpado inferior que puede o no acompañarse de una protusión de tejido adiposo (bolsita de grasa) y que además de generar un problema estético, también puede relacionarse con algunos trastornos de importancia médica”.

En relación a este segundo punto, la doctora Pérez indica que hay muchas personas a las cuales se les pueden ver las ojeras a simple vista y que esto coincide con el padecimiento de patologías relacionadas con la retención de líquido, insuficiencia renal, alergias, entre otros.

“En estos casos, las ojeras son un síntoma dentro de otros contextos”, plantea la dermatóloga, pero insiste en que lo más común es que las personas se sientan acomplejadas por lo anti estético que pueden resultar estas manifestaciones bajo los ojos. “Se relaciona más con el estado anímico y el cansancio”, agrega.

 

No hay sólo una causa
 

Verse en el espejo y notar ojeras profundas, oscuras y decididamente poco agraciadas, puede ser muy poco motivante a la hora de, por ejemplo, hacer vida social o acudir a trabajar todos los días. La gente las aprecia a simple vista y comentarios relacionados al “carrete” de la noche anterior, al estrés y cansancio extremos e incluso a incluir más años al carnet de los que corresponden, no se hacen esperar.

Pero, ¿qué las ocasiona? Al respecto, la profesional dice que existen varias causas que originan estas bolsas en los ojos, uno de ellos es tener problemas de coloración, es decir, “personas que tienen más pigmentación en esa zona, lo que hace que ahí esté más oscuro”, señala.
Lo anterior obedece – en palabras de la doctora – tanto a la genética como a reacciones post inflamatorias, la mayoría proveniente de pacientes alérgicos que al rascarse continuamente los ojos o al tener dermatitis en los párpados, “van generando una pigmentación que va quedando después de este proceso de rascado”, dice.

 

El cigarrillo también es uno de los gatillantes de las ojeras, pues su humo llega directamente a la cara (zona muy vulnerable) y además sus componentes generan una oxidación más rápida y con ello, el envejecimiento prematuro de la piel.

 

Otra de las causas que podría influir en las ojeras son algunos tipos de lunares. Aquí, la doctora Lilian Pérez menciona que se trata de “melanocitos que están ubicados muy profundamente en la dermis, caracterizándose estos pacientes por tener manchas azules en los párpados. Es el caso, por ejemplo, del nevo de Ota”, explica.
 
También el grosor de la piel es un punto a considerar, pues se trata de una zona muy delgada, casi sin tejido adiposo. Aquí, la doctora dice que “estará la piel e inmediatamente debajo se ubica el músculo; éste obviamente tiene sangre y ese será el color violáceo que observamos” y por eso, agrega, hay gente que tiene ojeras de color rosado o morado.

Acerca de la delgadez de la piel, la dermatóloga de Clínica Sara Moncada afirma que además de la existencia de un factor genético también tiene que ver el paso de los años, lo que incide en el adelgazamiento de este órgano. El envejecimiento, el foto daño producido por la radiación solar y el cigarrillo (que genera mucho más oxidación y además envejecimiento prematuro), son algunos de los factores que acentúan este problema.

 

Lo natural sirve, pero con precaución
 

Los tratamientos para las ojeras difieren mucho según la causa de su aparición. Así, desde simples procedimientos caseros y en base a productos naturales hasta cirugías y la utilización de otros medicamentos estarán en la lista de posibles métodos.

“No hay un tratamiento único. Depende del factor casual más importante en cada paciente”, asegura la doctora Pérez y para conocer entonces qué es lo que se puede hacer al respecto, cuenta que además de las soluciones que atenúan en parte – y por un periodo determinado de tiempo – las ojeras, como el maquillaje, los productos naturales también son de mucha ayuda.

En este contexto, dice que si bien no hay nada científicamente comprobado, todo producto que tenga cualidades antiinflamatorias – el aloe vera, té, pepinos, manzanilla, cafeína y el frío, entre otros – servirán en este intento. “Todas las cremas que se usen con fines antienvejecimiento, como las que estimulan la formación de colágeno o aquellas que usan ácido hialurónico, por supuesto que van a ayudar”, sostiene.

 
     

En esta misma línea, afirma que estos productos son totalmente válidos, pues sus virtudes apoyan en el mejoramiento de estas “bolsas oculares”, ya que entre sus componentes destacan aquellos que contribuyen como “antiinflamatorio, antioxidante, en la retención de líquido, disminuyendo el edema, etcétera”.

A lo anterior, el uso del protector solar es una vez más uno de los consejos que más se reiteran. Esto es simplemente porque el daño producido por el sol, como se comentaba anteriormente, potencia el envejecimiento prematuro y éste a su vez, la aparición de las ojeras.

La recomendación con respecto al uso de productos naturales es clara. “Hay que tener cuidado, pues se trata de una zona en donde se produce alergia muy fácilmente. Por ser una piel tan delicada, es un área donde es recurrente la reacción alérgica a cosméticos o cremas. Todo lo que uno se haga en los párpados se va a notar muchísimo”, asevera la especialista.

 

Punto Vital Febrero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
¡Para de fumar Isabel!
Frío que embellece
Manchas que oscurecen la piel