Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
La mesoterapia sólo puede ser practicada por médicos especialistas
 
Inyecciones de salud y belleza
El tratamiento de la celulitis – y de otros padecimientos en la piel - también incluye el uso de agujas. Se trata de la mesoterapia, método poco invasivo en el cual sustancias como vitaminas, minerales y medicamentos homeopáticos, son inyectadas bajo la epidermis garantizando resultados muy rápidos.
 
Carla González C.
 

Todo tratamiento médico puede traer consecuencias si es realizado por alguien que no tiene los conocimientos adecuados para desarrollarlo. Sin embargo, por alguna razón, los procedimientos relacionados con la estética tienen aún más importancia porque son en definitiva los que han causado mucho daño en quienes se someten a manos inexpertas y poco éticas.

Uno de los métodos que se mencionan como eficaces contra algunos padecimientos relacionados con la piel como la celulitis, el acné, la alopecia, las arrugas y las estrías, es la mesoterapia, antigua técnica basada en la inyección de sustancias a nivel de la epidermis y que aún cuando ha sido cuestionado por falta de respaldo científico, cuenta con un tratado y muchísima bibliografía, la que hoy es utilizada por los médicos quienes confían en sus beneficios.

El libro “Tratado de Mesoterapia”, escrito por el doctor español Ignacio Ordiz define a este tratamiento como “una técnica de administración de medicamentos por la vía intradérmica, a muy bajas dosis”, con el objetivo de obtener un efecto farmacológico y de estimulación física.

El médico internista especialista en medicina estética, doctor Fernando Echeverría, manifiesta que en la mesoterapia puede utilizarse “toda la farmacología que existe”, obteniendo con ello muy buenos resultados, tantos, que “aún no ha podido ser desplazada por las máquinas”, sentencia.

En ese sentido, cuenta que en esta terapia “el medicamento va al lugar de la patología, actuando a nivel de la microcirculación”, lo que va produciendo una desintoxicación y un mejoramiento en el drenaje linfático, entre otras capacidades.

 

El doctor Echeverría afirma que la mesoterapia no sólo se utiliza en estética, sino que también en tratamientos de medicina deportiva, dermatología (acné, alopecia, cicatrización, herpes y verrugas), traumatología (lumbalgias, artrosis, tendinitis, esguinces) y neurología (cefaleas, insomnio, dolor crónico), entre otros.

 

Similar es la opinión de la dermatóloga de Clínica Orlandi (www.clinicaorlandi.cl) – Cecilia Orlandi – quien comenta que una de las ventajas de este tratamiento es efectivamente el hecho de que “la sustancia inyectada llega inmediatamente al sitio donde queremos que actúe, diferente a cuando se indica un producto vía oral en que debe absorberse desde el intestino, luego metabolizarse y recién ahí se repartirá por todo el organismo, llegando una pequeña fracción al lugar donde nos interesa”, sostiene.

En relación a las sustancias que se inyectan, Jeannette Gassiot, esteticista y cosmetóloga de Masajes Profesionales (www.masajesprofesionales.cl) comenta que en mesoterapia pueden utilizarse sustancias como las “vitaminas, minerales, aminoácidos, medicamentos homeopáticos, entre otros”, añadiendo además que otros usos que se le pueden dar a este procedimiento son “la regeneración tisular (atenúa la piel flácida) y promover la pérdida de peso”.

Algunos de estos medicamentos son conocidos como “medicamentos eutróficos” y tienen como función “aportar sustancias nutritivas a los tejidos deficientes”, siendo los principales el sílice orgánico, “medicamento con mejores posibilidades terapéuticas en el campo del envejecimiento” y los extractos de centella asiática, los que actúan en los fibroblastos de las paredes venosas y dérmicas. Además se utiliza en perturbaciones de la cicatrización.

 

La mesoterapia: un acto médico
 

“Hay que tener en cuenta que la mesoterapia es un acto médico; no la puede hacer nadie que no lo sea, porque eso estaría contraviniendo todas las normas internacionales”, asevera el doctor Fernando Echeverría quien además asegura que no existen contraindicaciones en el proceso, el que califica de “mínimamente invasivo”.

La doctora Orlandi en tanto, menciona que las indicaciones médicas que posee la mesoterapia son mayormente conocidas, lamentablemente, por el mal uso que se le ha dado en tratamientos cosméticos. “Como todo tratamiento inyectable, debe ser administrado por personas capacitadas para ello, lo que excluye a las cosmetólogas, podólogos, peluqueros, etcétera”.

 
 

Jeannette Gassiot coincide con lo anterior y agrega que se trata de una terapia que tiene como cualidades su eficacia y rapidez. Al respecto sentencia que resulta muy buena “para eliminar o atenuar la celulitis, al igual que para disminuir la flacidez. La mejoría se puede ver en algunos casos desde la segunda o tercera sesión”, indica.

 

El “Tratado de Mesoterapia”, menciona también a la “mesoacupuntura”, término acuñado con la idea de indicar “la utilización de los acupuntos (…) con objeto de armar al organismo para que él sólo sea capaz de resistir los estrés de todo tipo por el mero hecho de estar vivo”.

 

Frente a posibles consecuencias negativas, la dermatóloga de Clínica Orlandi menciona que “las complicaciones pueden ser las mismas que con cualquier inyección, como discretos hematomas que se eliminan rápidamente, algo de dolor según la sustancia inyectada, infecciones superficiales si la persona se rasca, etcétera”.

Jeannette Gassiot en tanto, dice que “no existen grandes riesgos, pues es casi indoloro y generalmente es necesario realizar además drenaje linfático para eliminar toxinas al igual que en un masaje reductivo”. En lo que sí hay que tener cuidado – continúa – es en dónde la persona se somete al tratamiento. “No debe realizarse la mesoterapia en lugares no autorizados que no tengan las condiciones higiénicas adecuadas”, advierte.

 

La mesoterapia no es mágica
 

La esteticista y cosmetóloga de Masajes Profesionales menciona que así como todo el resto de tratamientos estéticos, la mesoterapia no es la panacea y por lo tanto confiarse de ella no es lo más apropiado.

“Nada es milagroso”, menciona Jeannette y asegura que “si no se cambian los hábitos alimenticios y no se realiza actividad física”, los resultados no serán permanentes. “Si se vuelve a comer como antes, se acumularán los mismos depósitos de grasa anteriores”, advierte

La idea entonces es cambiar el estilo de vida a uno más saludable o probar con otros tratamientos como los masajes reductivos y reafirmantes, drenajes linfáticos y tratamientos de celulitis, los que “a lo mejor serán más lentos, pero a la larga también tendrán buenos resultados”, sentencia.

 

Punto Vital Mayo 2010 ©
 
Artículos Relacionados
¡Qué feas rayitas!