Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Se hacen llamar “príncipes imperfectos” y comparten consejos e inquietudes en Internet
 
La anorexia también afecta a los hombres
La anorexia no sólo afecta a las mujeres, sino también a muchos hombres que temen a la gordura. Entre las razones por las cuales padecen este trastorno están la preocupación excesiva por el físico y los actuales cánones de belleza masculinos.
 
Carla González C.

Preocuparse excesivamente por el físico, las burlas hacia quienes no encajan en los modelos actuales y la perfección que puede apreciarse en las revistas y campañas publicitarias son algunos de los factores que llevan a muchas jóvenes a padecer de anorexia, trastorno alimenticio que puede llevar a la muerte a quien esté convencida de que dejar de comer es la solución.

Sin embargo, no son sólo las mujeres las que pueden padecer esta patología, pues los hombres también pueden experimentarla, quizás en menor medida (por cada 10 mujeres, 1 varón), pero de manera igualmente preocupante y grave, ya que pueden incurrir en los mismos excesos.

La psiquiatra de la Unidad de Trastornos Alimenticios de Red Salud UC, doctora Dolly Figueroa Ellinger, cuenta en relación al origen de la también llamada “manorexia”, que no se trata de una enfermedad nueva, a pesar de que es sólo hace un par de años que se habla de ella.

Al respecto, dice que “históricamente se describen casos de probable anorexia nerviosa en hombres ya en los siglos XVII o XVIII”. No obstante, “recién en los años ochenta se logra juntar un número suficiente de estudios de investigación que permitan reunir información para establecer patrones demográficos, rasgos clínicos y tratamientos” acerca de estos pacientes.

En una edición de la revista española Eroski Consumer se trató este tema y entre sus fuentes citan al psiquiatra infanto-juvenil Pedro Ruiz, quien menciona que entre los síntomas comunes de la anorexia – esto tanto en hombres como en mujeres – están “el miedo a engordar, la insatisfacción corporal y el hecho de adoptar prácticas voluntarias para intentar bajar de peso”.

Con respecto al último punto, el especialista afirma que mientras “las mujeres se inclinan más hacia la dieta restrictiva, los varones lo hacen hacia el ejercicio físico”.

Frente a esto, la doctora Figueroa afirma que “el tema de la imagen corporal es contingente en la sociedad actual, tanto para hombres como para mujeres y así como hay varones preocupados de verse esbeltos, los hay cada vez más que usan productos cosméticos o se hacen cirugía estética con este mismo fin. Este es un tema que afecta principalmente a las sociedades occidentales y existen estudios que así lo demuestran”, explica.

Los hombres anoréxicos parecen niños

Pese a que la raíz de la anorexia es igual en hombres y mujeres, existen diferencias claras entre ambos géneros y que en el caso de la manorexia, al ser poco conocida, es importante mencionar.
Por eso, a la baja de peso y la malnutrición que puede dejar a un joven literalmente en los huesos, la psiquiatra de Red Salud UC dice que se suma la “involución de las características propias del desarrollo sexual secundario”, lo que produce que los adolescentes y jóvenes “vuelvan a tener un estado físico y hormonal de tipo prepuberal”.

Por otro lado, la especialista menciona que a diferencia de las mujeres, los hombres sufren en mayor medida con el tema del sobrepeso “y de haber sido molestados por ello. A diferencia de la mujer, que desea verse más delgada, los hombres buscan desarrollar un mejor aspecto muscular”, dice.

 
     
Para la psiquiatra, algunas claves para identificar a un hombre anoréxico están en “la obesidad o sobrepeso previo y las dietas”. Según sus palabras, los regímenes alimenticios no controlados pueden escaparse de las manos “llegando a transformarse en un cuadro patológico”.

En este mismo contexto, dice que la anorexia en los hombres también puede ser identificable en personas que realizan actividades donde el físico es mucho más importante. Así, afirma que modelos, bailarines o deportistas que necesitan un peso determinado como los boxeadores, atletas, jinetes y fisicoculturistas son ejemplos para la alerta.

Por último, se encuentra el factor edad, puesto que en los varones la anorexia se presentaría en edades tardías, entre los 16 y 25 años. “Los hombres presentan estos trastornos en edades más tardías que las niñas, lo que coincide con un inicio más tardío de la adolescencia”, sostiene la doctora Figueroa.

“Se estima que del total de trastornos alimenticios, los varones constituyen más o menos el 5% a 10% de los pacientes con anorexia nerviosa y el 10% a 15% de los que presentan bulimia nerviosa”, comenta la psiquiatra.
 
¿Eres un “príncipe imperfecto?

Así como existen los portales de Ana y Mía que albergan a las jóvenes con anorexia y bulimia, los varones también tienen canales que en Internet pueden encontrarse fácilmente bajo la consigna del “príncipe imperfecto”.

Al buscar esta frase, aparecen varios resultados de entre los cuales muchos hacen directa alusión al tema de la manorexia y de cómo seguir bajando de peso a través de dietas, ejercicios o simplemente teniendo “hombría” suficiente para dejar de comer.

Para la doctora Dolly Figueroa, “las redes sociales influyen de modo importante en los adolescentes y en distintos tipos de conducta. Sin embargo, y hasta donde sé, no hay mediciones objetivas en los hombres con trastornos alimenticios que permitan evaluar la magnitud en que éstas influyen”.

“… me dije a mí mismo, ¿por qué si todos pueden ser flacos, yo no? Adivinen cuál fue mi respuesta: ¡comía como cerdo! Al principio todo fue fantástico, pues empecé a dejar de a poquito de comer cosas grasosas o muy dulces… más adelante empecé a saltarme el almuerzo simulando que comía… así bajaba cada vez más rápido, hasta que me dije “ya que te saltas el almuerzo, ¿por qué no te saltas la merienda?” (Extraído del blog del chico argentino dueño del blog “Diario de un Príncipe Imperfecto”).

Además de los casos de aquellos varones que desempeñan trabajos en los que lo estético es un requisito y el de los adolescentes que por seguir modelos de belleza, dejar de ser la burla de sus compañeros, está la percepción de que supuestamente serían los jóvenes homosexuales los que estarían más propensos a este trastorno alimenticio.

Con respecto a esto, la doctora Figueroa afirma que “se ha postulado que la población homosexual masculina sitúa mayor énfasis en la apariencia física, lo que podría aumentar su vulnerabilidad a la insatisfacción con su imagen corporal y el comer alterado; hay estudios que muestran que este factor es más significativo para los pacientes con bulimia”, indica.

Punto Vital Junio 2013 ©
 
Artículos Relacionados
Las huellas de un trastorno alimenticio
El cuerpo pide ayuda desde afuera