Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Los jabones artesanales son muchos más que una moda
 
Naturalidad hecha a mano
Sentir la frescura de un jabón sobre la piel es una sensación incomparable, más aún si el producto en cuestión está hecho en base a ingredientes ciento por ciento naturales. Así esencias como la caléndula, el café, el chocolate y la menta, serán quienes aportarán un sinnúmero de beneficios en la piel de quienes se hagan “adictos” a ellos.
 
Carla González C.
 

¿Qué mejor que sentir la piel de la cara, las manos y el cuerpo suave y fresca? Y más aún, ¿qué mejor que lograrlo gracias a productos hechos a mano y con ingredientes ciento por ciento naturales? Eso y mucho más puede lograrse utilizando jabones artesanales y por eso es necesario conocerlos para que así la elección por alguno de ellos sea la correcta.

La dueña de Aromas del Huerto (www.aromasdelhuerto.cl) Cecilia Aliaga y su socia en Naturalezza (www.naturalezza.cl), Cecilia Cueto, afirman que para que un jabón sea llamado artesanal, debe ser hecho a mano y ser obtenido a través de métodos como el tradicional, “que consiste en la saponificación de grasas o aceites mediante álcali” o bien mediante “bases moldeables que simplifican la labor de la saponificación”.

Por su parte la dueña de Caléndula (www.calendula.cl), Elena Quesada, cuenta que entre las principales cualidades de estos jabones están la de no contener químicos, pero sí elementos que resultan beneficiosos para la piel, entre los cuales menciona la miel, la leche, chocolate, avena, hierbas, algas, entre otros. “Dependiendo para qué se necesiten, habrá diferentes ingredientes”, indica.

En esta misma línea, Cecilia Aliaga y Cecilia Cueto afirman que otras características de los jabones naturales son la manera en cómo están elaborados. “Principalmente están hechos con aceites de alta calidad, los que entregan beneficios muy específicos para cada tipo de piel”, agregando que entre sus ingredientes también destaca “un alto porcentaje de glicerina, el que le confiere la humectación necesaria a la dermis”.

Lo mismo indica la creadora de Productos Naturales Capra (www.productoscapra.cl) -  Alejandra Rojas – quien menciona que a diferencia de los jabones convencionales, los naturales carecen de “petroquímicos, colorantes o fragancias artificiales” y por el hecho de retener la glicerina natural (esto por su proceso de fabricación), “hidratan más y se disuelven más rápido en el agua”, esto por carecer de los preservantes antes mencionados.

 
Para Elena Quesada, los jabones creados en base a químicos, “tienen muy pocos beneficios para la piel”. Para las dueñas de Naturalezza en tanto, aquellos productos “procesados industrialmente buscan procedimientos para abaratar costos de sus materias primas, logrando así un jabón de baja calidad”.

 

De ingredientes y principios activos
 

Sin duda, una de las cosas más atractivas de los jabones artesanales es encontrarse con una muy amplia variedad de ellos, donde tanto la forma como sus componentes son de muchas importancia a la hora de su elección, cosa que sin duda refleja una mayor preocupación tanto de quienes los elaboran como de los clientes que buscan algo más saludable para su cuerpo.

Al respecto, la creadora de Aromas del Huerto comenta que en la elaboración de estos jabones se pueden incluir “productos que son suavizantes, hidratantes y emolientes, tales como aceites naturales, de coco, oliva, vitaminas, proteínas, leche y miel, así como también diferentes hierbas que aportan distintas propiedades”, es decir, “todo aquello que otorga un beneficio para la piel”, menciona.

Según manifiesta Elena Quesada estos ingredientes aportan nutrientes y cualidades muy bienvenidos por la piel de las personas, entre ellos nombra el efecto bactericida y vitamínico de la miel, el antioxidante del chocolate, lo suavizante de la leche y lo exfoliante del afrecho, el germen de trigo y la avena, como algunos de ellos.

En relación a los beneficios directos que trae sobre la piel el uso de estos jabones, las opiniones no se dividen, pues al parecer la idea es clara y gira entorno a la hidratación, la limpieza y frescura naturales.

Así mientras Alejandra Rojas enfatiza en que gracias al uso de estos productos “nuestra piel lentamente comienza a recobrar su estado natural, secretando los aceites que ayudan a hidratarla y ya no resultando necesario embetunarse con un sinfín de cremas”, las dueñas de Naturalezza afirman que la idea aquí es que el jabón “limpie y además entregue humectación. Debe nutrir la piel y evitar reacciones alérgicas”.

 
También los hay “poco” naturales
 

Como los jabones artesanales están envueltos en esta especie de “moda” con respecto al uso de productos naturales, hay muchos quienes comienzan a crearlos sin ninguna medida de seguridad en cuanto a los ingredientes que los contienen.

Así lo expresa la dueña de Productos Naturales Capra quien sentencia que “muchas personas venden jabones naturales que en realidad están hechos con bases de glicerina compradas en droguerías”. Frente a este uso comenta que “estas bases son derivadas del petróleo”, contrario a cómo están creados los jabones ciento por ciento naturales, los que incluyen preservantes como el aceite de germen de trigo o el de romero.

 
 

¿Cómo reconocerlos entonces? Al respecto, tanto Alejandra Rojas como Elena Quesada coinciden en que mientras menos color y aroma tenga el jabón, será más natural. “Ojo con los jabones de colores chillones como el azul oscuro o el morado”, advierte Alejandra a lo que Elena suma mencionando que “a los jabones buenos se les ven sus ingredientes, es decir, pueden apreciarse claramente las hierbas, los cereales, etcétera”, recalca.

Cecilia Aliaga por su parte manifiesta que hay diversas características que sirven para reconocer un buen de un mal producto; algunas de ellas tienen que ver con la consistencia del jabón (no debe ser blando), tampoco pegajoso ni tener mal olor.

 
La creadora de Productos Capra menciona que es muy importante fijarse en el precio y el envoltorio de los jabones naturales. “Si es muy barato significa que no puede ser realmente natural”, dice y agrega que en cuanto al otro factor, “ojalá no esté envuelto en plástico”, ya que como explica los jabones hechos mediante el proceso de la saponificación “necesitan respirar”.

 

Los elegidos
 

Hay jabones para todos los gustos, personas y necesidades. Y es que la infinidad de productos que se pueden obtener de los diferentes ingredientes que nos entrega la naturaleza permite desarrollar material especialmente dedicado a los diferentes tipos de piel y necesidades que tenga su consumidor.

Para conocer un poco más de algunos de ellos, nuestras entrevistadas hicieron una selección de los más destacados:

 
Tipo de piel
Jabón
Cualidad
   
Piel grasa

Café

Ayuda a eliminar olores fuertes en las manos como el del pescado y la cebolla. Es un exfoliante ligero.

Chocolate
Para zonas endurecidas de la piel. Nutre y suaviza; es astringente y exfoliante ligero.
Jengibre
Ejerce un efecto térmico en la piel, es muy revitalizante.
Caléndula
Especial para niños y pieles delicadas.
Piel seca

Jazmín

Emoliente, calmante, antiséptico. Hidratación profunda.
Piel sensible
Leche de cabra
Neutro y especial para personas que sufren de alergia y psoriasis.
Todo tipo de piel
Miel
Suaviza y nutre.

Punto Vital Diciembre 2009 ©
 
Artículos Relacionados
Naturales desde la tierra a la piel
¿Te has mirado las manos?