Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
El uso de plantas y hierbas traspasa la salud para colaborar en estética
 
La fitocosmética, una aliada natural
Acostumbradas a usar cualquier cosa sobre el cuerpo, muchísimas personas no saben que la naturaleza puede aportarles los mismos beneficios estéticos, pero esta vez de manera más sana y natural. Se trata de la fitocosmética, alternativa que usa como base sólo los principios activos de las plantas.
 
Carla González C.
 

Todos quienes usan productos como las cremas, maquillaje y lociones, deberían conocer de qué están hechos estos elementos que básicamente se usan para embellecer la piel, entregándoles en algunos casos hidratación, salud y en general un mejor aspecto.

Estos productos – muchos de ellos probados en animales – contienen entre sus ingredientes muchas sustancias tóxicas que en vez de mejorar van empeorando el estado de la piel, ya sea a causa de reacciones alérgicas como por la penetración constante de estas sustancias nocivas en nuestro organismo.

Es por eso que consultar antes de comprar y estar enterado del contenido de estos productos, es de suma importancia en todas las personas sin importar el tipo de piel que se posea. Todos corremos el mismo riesgo.

De esta manera, la alternativa de la fitocosmética se establece quizás como la más segura para continuar embelleciendo la piel, pero esta vez de manera responsable y sin peligro, pues este sistema contempla “el uso de los principios activos de las plantas para el cuidado y estética de la piel y el cabello”.

Así lo define la creadora de la empresa de productos naturales Cuerpo & Naturaleza, Rosa María Dueñas (www.cuerpoynaturaleza.cl), quien agrega que los productos de fitocosmética “son cosméticos elaborados a partir de sustancias vegetales, es decir, derivados de principios activos vegetales que se obtienen de las distintas partes de las plantas como tallos, hojas, frutos, flores y bulbos, los que son seleccionados, purificados y tratados durante delicados procesos de elaboración”.

 
Algunas de las sustancias que contienen los cosméticos convencionales son las “fragancias artificiales, colorantes, preservantes y conservantes químicos, sustancias halogenorgánicas (combinación de cloro, bromo y yodo) causantes de alergias e ingredientes derivados del petróleo”, entre otros.

 

En cuanto a la elaboración de este tipo de productos naturales, comenta que la fitocosmética “constituye la representación de los productos preparados únicamente con vegetales” y aunque confidencia que algunos laboratorios adicionan químicos a estas preparaciones, esto no representaría “el espíritu de la verdadera fitocosmética”.

Para Rosa María, el efecto que la fitocosmética logra en la piel se obtiene a través de los mismos principios activos con los que está compuesta, los que aportan vitaminas naturales para el cuidado y también embellecimiento del cutis.

Según sus palabras, “el uso de una u otra planta viene determinado por su actividad fisiológica, que varía en cada una de ellas, de modo que encontramos plantas para casi todas las necesidades estéticas”, asegura aún cuando subraya que de todas formas se debe tener cuidado, pues así como en la fitoterapia, no todas las plantas o hierbas son indicadas para el uso.

En cuanto a las que sí son parte de esta alternativa natural, Dueñas comenta que sus cualidades son muchas y para ahondar en el tema dice que entre sus propiedades dermatológicas destacan virtudes como las de ser productos “tonificantes, astringentes, antiinflamatorios, antisépticos, cicatrizantes, detergentes, suavizantes, calmantes, emolientes, descongestionantes, refrescantes, etcétera”, enumera.

 

Una amiga: la aromaterapia
 

Informaciones acerca de la fitocosmética mencionan a la aromaterapia como una aliada e incluso como una parte sumamente importante para este tipo de actividad. La autora del libro “Secretos de belleza natural”, la holandesa Maripi Gadet, menciona que ésta es “una perfecta simbiosis de principios activos de origen vegetal, ya sea de tinturas madres como de extractos, infusiones, decocciones, aceites esenciales o maceraciones destinadas a formular productos cosméticos que aseguran resultados sorprendentes a la hora de solucionar alteraciones cutáneas”.

En este mismo tema, la holandesa comenta que la aromaterapia utiliza por lo general extractos de vegetales, cuyas mezclas se utilizarán “dependiendo del estado de la piel y las necesidades del paciente”. (Fuente: estheticworld.es)

La dueña de Cuerpo & Naturaleza menciona al respecto que el uso de los aceites esenciales – los que sólo usan una parte extremadamente concentrada de la planta -  tienen como misión “proporcionar un aroma natural y una acción más intensa a la fitocosmética”.

 

Plantas que embellecen
 

La esteticista corporal de Centro Zen (www.centrozen.cl), Andrea Torrejón, menciona que existen muchísimas formas de trabajar con plantas, hierbas e incluso frutas y verduras, todos con muy buenos resultados en casos de acné, atenuación de arrugas, resequedad, entre otros.

Hablando específicamente de la fitocosmética, dice que algunas de las plantas más utilizadas y por ende, mejor calificadas son la manzanilla (con propiedades descongestionantes y antiinflamatorias) y el aloe vera (por sus virtudes de antiséptico, regenerador de la piel y antibacteriano).

“La gente no se imagina que es tan fácil”, asevera con respecto a cómo se usa este sistema, el que según sus palabras puede ser utilizado por todas las personas independientemente de su tipo de piel. Lo importante, recalca, es que en caso de limpieza de cutis, lo primero es someterse a una exfoliación, proceso que permitirá que la piel esté preparada para recibir el próximo tratamiento.

 
 
La fitocosmética abarca el uso de cremas, máscaras, emplastos, cataplasmas, shampoo, lociones, aceites y últimamente también el maquillaje.

Por su parte Rosa María Dueñas agrega al aloe vera y a la manzanilla una serie de otras plantas y aceites provenientes de ellas que se utilizan constantemente en fitocosmética: el romero, el ginkgo y el aceite de argán son algunos de ellos.

Al respecto dice que “son plantas y aceites cuyas propiedades curativas y cosméticas son conocidas desde la antigüedad”, citando como antecedentes “el efecto cicatrizante y antiinflamatorio del aloe vera que fue aprovechado por Alejandro Magno para curar a sus soldados y el henna usado por Cleopatra que sigue tiñendo cabellos del siglo XXI”.

En cuanto a la manzanilla, sin duda una de las más nombradas en fitocosmética, afirma que “continúa siendo usada con múltiples propósitos, esto por sus propiedades antiflogísticas, colorantes y purificantes”. Además, completa la idea acerca del romero, del que nombra sus cualidades como tónico antiséptico y del ginkgo, por su virtud como antiinflamatorio y antialérgico.

Finalmente, comenta acerca del aceite de argán, del que cuenta “fue descubierto recientemente por la cosmética europea, pese a que es utilizado por el pueblo marroquí hace cientos de años, esto por sus propiedades cicatrizantes y regenerativas debido a, entre otras cosas, su altísima concentración de vitamina E”.

 

Algunos productos utilizados hoy en fitocosmética están creados en base a especies como castaño de indias, caléndula, regaliz, eleuterococo y centella, las que según Rosa María, “presentan distintos tipos de saponinas que las hacen útiles para múltiples tratamientos de belleza, especialmente de las extremidades inferiores (celulitis, piernas cansadas) o en rostro (rosácea y pieles sensibles)”, comenta.

 

En cuanto a posibles cuidados especiales o contraindicaciones, la dueña de Cuerpo & Naturaleza dice que al haber una “relación complementaria” entre plantas y seres humanos, no habría problema alguno en utilizarlas para nuestro beneficio. “Somos parte de un todo y por eso es que las plantas no son agresivas contra el cuerpo, sólo su abuso podría provocar problemas”, dice.

Es a raíz de esta misma relación donde menciona que “el trabajo con materias primas naturales, además de asegurar resultados efectivos y de libre riesgo, implica darse la mano con un entorno ecológico maravilloso”, el que hoy lamentablemente se ve amenazado por la destrucción.

 
 
Punto Vital Junio 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Una natural eliminación de impurezas
Naturalidad hecha a mano