Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
La depilación con hilos o hair threading es una técnica india que hoy se expande por el mundo
 
Hilos para depilar
Actualmente existen variadas alternativas de depilación. La cera, las máquinas eléctricas, las cremas y hasta el láser son algunas de ellas, pero poco se sabe de una que a pesar de ser milenaria, recién está siendo conocida en occidente. Se trata de la depilación con hilos de seda, técnica natural especial para pieles hipersensibles y que de a poco se está insertando en nuestro país.
 
Carla González C.
 

Sin duda, la depilación es una de las acciones más recurrentes entre las mujeres (y por qué no decirlo, también en algunos hombres). Sentir ciertas partes del cuerpo suaves y libres de vellos es casi una necesidad que por cierto, va muy de la mano con la belleza y la comodidad.

Para conseguir este objetivo, existe un sinnúmero de técnicas que van desde la máquina de afeitar hasta el láser, todos con disímiles resultados y para personas diferentes, pues existen aquellos que se manifiestan mucho más sensibles frente a estas prácticas y por lo tanto, una adecuada depilación podría evitar posibles alergias y otros desagradables problemas.

Una de las formas depilatorias consideradas como ciento por ciento higiénica y saludable es la que se practica con hilos de seda. A pesar de que el origen preciso de esta técnica es incierto, se establece a la India y el Medio Oriente como las zonas donde se gestó hace ya muchísimos años.

“Se originó en el año 1.600 antes de Cristo”, asegura Paola Michea, esteticista integral y una de las personas que practica la técnica del hair threading en nuestro país. Para ella, arrancar los vellos con hilos de seda es totalmente higiénico y saludable, pues además de su primer objetivo, también permite la exfoliación dérmica – una suerte de lifting natural -  que no daña la piel.
 
A pesar de considerarse al hair threading como una técnica de depilación exclusiva para la zona de la cara, Paola Michea cuenta que también puede ser utilizada en otras partes como axilas y brazos. “Está hecha para todo el cuerpo, pero se trata a veces de zonas tan extensas que se requiere de mucho más tiempo y trabajo para lograr una buena depilación”, asegura.

La especialista afirma que antes de iniciar el head threading, primero hay que limpiar la piel y retirar toda impureza que se manifieste en la superficie (es por esto que se recomienda realizarlo sin maquillaje). “También hay que esterilizar el hilo”, sentencia Michea, pues también el material puede entrar en contacto con agentes contaminantes.

 
Como jugando al run run
 

Difícil resulta imaginar cómo un hilo puede desprender los vellos de la piel. ¿Los arranca uno por uno o por sectores? A estas preguntas Paola responde explicando que dependiendo del largo del hilo será la zona donde se realice la depilación. “Si el lugar es muy sensible se trabaja de a poco y al contrario, si se trata de un área menos dolorosa se avanza más rápido”, define.

De esta forma, la técnica que se lleva a cabo con la utilización de material de algodón, es en palabras de Michea, muy parecido al juego del run run, es decir, se toma el hilo por un extremo, se estira y de ese movimiento se genera la extracción del vello de raíz, produciendo muy poco dolor, el que se siente en un principio como pequeños pinchazos que luego van disminuyendo a través de la sesión.

 
 
Otros de los beneficios que menciona Paola Michea con respecto a la depilación con hilos, tienen que ver con la ayuda que produce en la elasticidad y regeneración de la piel y oxigenación de la sangre. Asegura que no produce irritación ni alergia, que es menos dolorosa que por ejemplo la cera y las pinzas, entre otros.

 

La aparición del pelo nuevo dependerá de cada persona, pero Paola manifiesta que generalmente la demora en el crecimiento puede durar “entre tres semanas y un mes y medio”, cuenta. Además menciona que en casos de pieles hipersensibles (a quienes más se recomienda este tipo de depilación), “puede que ocurra una pequeña irritación, pero al cabo de un par de horas desaparecerá”.

En esta misma línea, la especialista asegura que el crecimiento del pelo se dará en forma gradual y en dirección hacia abajo, no como en otras técnicas que cortan el vello originando un engrosamiento que puede producir foliculitis u otros problemas. “El movimiento que hace el hilo al sacar el pelo es más sutil, lo que permite su debilitamiento”, añade.

Frente a la interrogante de si los hilos de seda pueden ser utilizados en pieles masculinas, la esteticista dice que también ellos pueden recurrir a esta depilación, principalmente para zonas como los pómulos, las cejas o los brazos. Sin embargo, advierte que como se trata de vello más grueso y abundante, será más difícil lograr resultados efectivos.

Frente a posibles contraindicaciones, la esteticista dice que en el hair threading no es aconsejado para mujeres en etapa de embarazo, pues según sus palabras “como los puntos de la cara conectan con el sistema nervioso, puede causar un aumento en la presión arterial y taquicardia”.

Algunas indicaciones que hay que tomar en cuenta luego de someterse a la depilación con hilos de seda son:

- Procurar no maquillarse durante 24 horas.
- No exponerse al sol.
- Luego de la sesión, utilizar algún gel sellante que cierre los poros y luego aplicar bloqueador solar.

Por último, Paola Michea advierte que tanto con este tipo de depilación, como con cualquier otro, el pelo continúa su crecimiento. “La gente cree que con ciertas técnicas, el vello dejará de crecer para siempre y eso no es cierto”, enfatiza y prosigue explicando que lo que sí sucede es un debilitamiento en el folículo, lo que demorará su desarrollo y sólo en contadas ocasiones, lograr su desaparecimiento en ciertas áreas.
 
Punto Vital Marzo 2009 ©
 
Artículos Relacionados
Mima tu piel con jabones artesanales
Afeitarse: una cuestión de piel