Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Productos especiales para hombres permiten que ellos también cuiden su piel
 
Cada piel con su crema
La utilización de cremas faciales es algo cada vez más común en los hombres quienes actualmente han aumentado las visitas a especialistas en el área de la estética y dermatología. No basta sólo con ocupar de vez en cuando los productos de la esposa, pues las diferencias en las pieles de ambos serán cruciales en los resultados de la aplicación.
 
Carla González C.
 

Actualmente, las visitas a dermatólogos y esteticistas aumentan cada día. Lo llamativo es que el incremento en las consultas proviene de los hombres, quienes se interesan cada vez más tanto por su apariencia como por el bienestar que puede reflejarse a través de su desplante facial.

Retrasar la llegada de las arrugas, verse más jóvenes, deshacerse de problemas como el acné e incluso consultar por alternativas más invasivas como la toxina botulínica tipo A o la cirugía plástica, han llevado a algunos varones a visitar al médico para que éste le recete cremas o derechamente algunos tratamientos que les permitan conseguir estos objetivos.

El cuidado de la piel es recomendable siempre e incluso se dice que la protección debe llegar a tanto, que los niños no debieran exponerse a la luz solar sino hasta los dos años de edad, algo que puede sonar incluso descabellado como la idea de confinar a todos los pequeños dentro de sus casas. Es por eso que el uso de bloqueadores solares y cremas hidratantes e hipoalergénicas son las que debieran ser parte de la vida de hombres y mujeres por igual.

“Antes los traían sus esposas y ahora vienen solos a consultar”, asevera el dermatólogo Robinson Guerrero Araya para explicar el interés que ha llevado a los hombres a consultar por tratamientos estéticos que la mayor parte de las veces, corresponden a consecuencias que van más allá de la edad y que pueden reconocerse como los malos hábitos alimenticios, consumo de tabaco y alcohol, la exposición a los rayos solares, entre otros.

“Los hombres tenemos la producción de testosterona, la que hace que de alguna manera la piel sea más grasa”, explica el médico para comenzar a entregar algunos conceptos con respecto a las diferencias entre la piel de los varones y la de las mujeres. Para complementar la aseveración anterior, el dermatólogo menciona que esta característica – que se presenta tanto en la dermis del cuerpo como en la del cuero cabelludo – “hace que necesitemos lociones, cremas y shampoo distintos que tengan un PH diferente y un control de sustancias que equilibren el sebo del individuo”, afirma.

Otra de las características de la piel de los varones es que poseen poros más grandes, por lo tanto la aplicación de la crema correcta, aquella que ayude al proceso de cerrado luego de la afeitada, es imprescindible. “Todos los hombres usamos aquellas lociones para después de afeitarnos, son esas que arden y que si se los pusiera una mujer, casi le quemaría la piel de la cara”, enfatiza.

En cuanto a poner en evidencia el paso de los años, el doctor Robinson Guerrero destaca que a diferencia de las mujeres, la vejez en los varones llega de manera fulminante entre los 55 y 60 años. “Les aparecen las arrugas todas juntas, se les suelta la piel y aparece la papada”, sentencia y agrega que todos estos cambios serán aún más drásticos en aquellas personas que no han tomado los cuidados necesarios con su piel.

Debido a todas las características antes mencionadas, es importante subrayar que el uso de cremas especiales para mujeres no darán los mismos resultados en pieles masculinas. Al respecto, el especialista menciona que en caso de hombres con pieles más sensibles, el resultado de estas aplicaciones será un acné cosmético, provocado por el alto índice de grasa que poseen estos productos femeninos, los que taparán los poros provocando espinillas.


Lo natural también para los hombres
 

Para el dermatólogo, el interés por utilizar productos naturales también es parte de las preferencias de algunos varones que prefieren ir en paralelo con el cuidado del medio ambiente. “Hay lociones tónicas con manzanilla, aloe vera solo y con filtro solar, caléndula, etcétera”, enumera.

Otro de los productos que ayudan a tener un buen cutis y que por cierto pueden utilizarse en ambos géneros son cápsulas de betacaroteno y antioxidantes como la vitamina E, selenio, entre otros componentes.

A pesar de lo bueno que puede resultar la aplicación de estos productos, el especialista dice “que sean naturales no quiere decir que sean hipoalergénicos, además existe como en todo, de diferente calidad, desde los hechos artesanalmente hasta los fabricados con cosméticos, los que también pueden tener los mismos efectos de alergia”, afirma.

 
     
Al respecto, el profesional comenta que “el principal problema con los cosméticos es la provocación de dermatitis de contacto, la que puede ser provocada por los preservantes como por sus componentes como el perfume o sus principios activos. “Entre un 15 y un 20% de las personas pueden desarrollar una dermatitis y esto puede ser por cualquier producto, desde aloe vera aplicado en gel en una piel más bien rosácea, hasta una loción de las más caras mandada a hacer a un laboratorio”, concluye.
 
Secretos de belleza masculinos
 

A pesar de que la piel masculina es mucho más resistente a las inclemencias del tiempo y los años, otras preocupaciones como la agresión sufrida por las continuas afeitadas y factores externos como la contaminación, el estrés y malos hábitos como el alcohol y el cigarrillo, provocan la preocupación de algunos varones que consultan por tratamientos que les permitan tener la piel suave e hidratada.

Al respecto, la cosmetóloga esteticista Miriam Orellana (www.miriamorellana.cl), comenta que las grandes diferencias entre la piel de hombres y mujeres radica principalmente en que la masculina es “mucho más rica en colágeno, más elástica y menos frágil, posee mejor irrigación sanguínea y produce mayor cantidad de sebo”. Otros contrastes hablan del ph de la dermis masculina, que es ligeramente más ácido y más resistente a la aparición prematura de arrugas.

A raíz de lo anterior, la profesional asevera que los tratamientos para unos y otros también tendrán características propias, aunque se asemejan en periodicidad y cuidados.

“Un tratamiento cosmetológico masculino es similar al de una mujer. La gran diferencia se aprecia en los productos que se utilizan”, afirma Orellana.

De esta forma, la cosmetóloga dice que para lograr objetivos como sentir la piel saludable existen cremas formuladas especialmente para hombres, “con texturas ligeras y agradables que calman, hidratan y proporcionan sensaciones de confort durante su aplicación y a lo largo del día”.

Es un hecho: los hombres de hoy se están preocupando mucho más por la apariencia y salud de su piel. Más visitas a los dermatólogos e incluso el sometimiento a tratamientos cosmetológicos y naturales avalan la inquietud que para la esteticista se traduce en “sentir una piel más saludable, fresca y por supuesto, retardar lo más posible la aparición de arrugas”.

 
Punto Vital Agosto 2008 ©
 
Artículos Relacionados
Soluciones naturales contra el acné
Kobido: un lifting sin cirugía
Afeitarse: una cuestión de piel