Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 

La modelo chilena, cuenta por qué buscó las terapias naturales

 
El momento decisivo de Carla Ochoa

Luego de pasar por un momento personal que ella misma califica como un “fuerte remezón”, la modelo Carla Ochoa decidió ampliar su mirada y ver qué es lo que podían ofrecerle las terapias complementarias. Hoy gracias a ellas dice sentirse feliz y en armonía.

Carla González C.

Hasta hace unos años atrás, Carla Ochoa era conocida por ser modelo, poseer un cuerpo envidiable, ser “la pareja de” y llevar una vida cercana a los flash, la farándula, los realities y uno que otro conflicto televisado.

Sin embargo, hace ya un tiempo que la modelo no aparece en los medios por alguna noticia relacionada con algún escándalo, ni tampoco ha caminado por pasarelas de discoteques o de reconocidos diseñadores. Hoy, a sus 33 años dice estar más tranquila y sobre todo “más en conciencia”, algo que confiesa que es posible lograr a través de la ayuda de las terapias integrativas.

Según cuenta para Punto Vital, Carla – al igual que la mayoría de los seres humanos – tuvo que pasar por un momento difícil en su vida para darse cuenta de lo que realmente necesitaba. Si bien no revela cuál es ese momento, sí asegura que luego de cuestionarse el “para qué” de éste pudo levantarse, sacudirse y avanzar.

A través de otros medios supimos que estás viviendo una vida algo más pausada y reflexiva. ¿Qué te llevó a este cambio?
Fue básicamente por un año (2011) súper doloroso en lo personal. Viví una situación que me remeció y a raíz de eso empecé a buscar alternativas de cómo sanar mi dolor, llevar una vida más en armonía y poder así salir de esa situación en la que estaba y ver las cosas de otra manera; ya no preguntándome el por qué sino el para qué.

Y así llegaste a las terapias naturales.
Sí. Ahí empecé a buscar por mí misma en Internet y encontré varios centros de sanación natural y así llegué a las terapias alternativas. Muchos de nosotros desconocemos este tipo de medicina por pura ignorancia y sólo nos llaman la atención en casos así, cuando de repente algo pasa contigo. En mi caso, fui yo la que decidió buscar la manera de sanar sin recurrir a otros lugares o recursos como la medicación cuando uno se siente bajoneado o complicado.

Antes de llegar a las terapias complementarias, ¿las conocías?, ¿habías experimentado con algunas de ellas?
Había escuchado de ellas, pero no tenía más información y a pesar de que me llamaban la atención, las miraba desde lejos. Ahora incluso tengo amigas que trabajan con algunas de ellas. En mi caso empecé a vivir este proceso conociendo cada una de ellas y así viví de cerca el biomagnetismo, el reiki, las flores de bach y muchas otras, todo esto como para entender un poco más acerca las situaciones por las que estaba viviendo y que la mayoría de las veces uno no las entiende.

Ahora miro mi pasado y claro, uno va creciendo, avanzando y viviendo situaciones alegres y tristes, pero al mirar para atrás igual uno dice ¡chuta!, pero ahora siento que esas situaciones van haciendo a la persona que uno actualmente es y yo ahora me encanto como soy, me amo, me respeto y me valoro.

¿Y antes?
Antes era diferente porque creo que no tenía tanta conciencia, pero ahora siento que la tengo tanto de mí misma como de todo lo que me rodea. Además uno a veces vive ciertas experiencias y comparte con ciertas personas y como que, no sé, he leído varios libros sanadores que dicen que estamos dormidos y la verdad es que personalmente siento que llegó el momento de despertar y creo que eso pasó conmigo.

Uno  de los libros que Carla Ochoa ha leído y que recomienda es “El poder del ahora” de Eckhart Tolle, además de las publicaciones de autores como Osho, Deepak Chopra, la chilena Lita Donoso (método Alkymia), entre otros.

¿Cuáles son los cambios más evidentes que has observado en ti desde tu experiencia con las terapias naturales?
Ha habido grandes diferencias en cuanto a cómo veo la vida. Antes vivía mucho del pasado y  pensando en qué podría pasar en el futuro. Ahora en cambio, agradezco abrir los ojos y vivir el día a día. Lo anterior es porque como la mayoría de las personas, no me escuchaba o si lo hacía, no me hacía caso.

Antes me preocupaba mucho por lo externo, o sea, hacía mucho deporte y eso era para mantener un cuerpo estéticamente bonito para ejercer lo que yo hacía, era mi trabajo, pero ahora es diferente porque también me preocupo por otras cosas. Sigo siendo la misma Carla y me sigo preocupando de mi cuerpo, que es en el fondo una vestimenta, pero también estoy trabajando por cultivar mi espíritu, mi alma.

¿Cómo se tomaron este cambio tu familia, tus amigos y más cercanos?
Es difícil porque a veces ni uno misma se entiende y de hecho al principio hasta yo me sentí rara y me preguntaba si acaso toda esta especie de transformación era normal o no porque fue todo muy brusco, pero así y todo tenía la necesidad de nutrirme y potenciarme a mí misma.

A pesar de lo abrupto, este proceso ha sido también muy bonito porque como dicen todo llega en su momento y esas personas que nada tienen que hacer en tu vida se alejan y llegan unas nuevas. Me he dado el tiempo para descubrir nuevas cosas y ya ha pasado un año de todo y siento que nada ha sido en vano.

El yoga, una actividad sanadora

La práctica de actividad física sin duda es una de las cosas que ha acompañado siempre a Carla Ochoa. No obstante, las visitas al gimnasio y los ejercicios cardiovasculares al parecer no fueron suficientes y por eso el descubrimiento del yoga fue algo que además le ha permitido fortalecer su interior.

“Hace un año que empecé con el yoga y es impresionante lo sanador que es. Definitivamente es una actividad física, espiritual y mental”, comenta añadiendo que a pesar de que no ha dejado de ir al gimnasio y entrenar con su personal trainer, sí complementa estas actividades con este sistema.


¿Qué significa para ti el yoga?
¿Sabes?, durante este proceso hubo ocasiones en la que sentí angustia y muchas emociones juntas dentro de mí que no exteriorizaba, sino que las tenía arraigadas dentro mío. El yoga en ese sentido me ha permitido abrir mi corazón y sacar mis emociones. Es increíble porque trabaja todo y es beneficioso por el lado por donde lo mires.

 

Es increíble porque a veces por tiempo no puedo practicar, pero siento la necesidad y echo de menos no hacerlo. Siento que el cuerpo me pide la práctica y lo mismo me pasa con las otras actividades físicas que realizo.

¿Sientes que de alguna manera necesitamos momentos como la práctica de yoga?
Claro. Hoy todos vivimos acelerados, vivimos corriendo, pendientes del celular, con muchas preocupaciones que nos afligen y definitivamente cada uno debe tener alguna vía de escape (el yoga o el deporte por ejemplo) porque nos estamos enfermando. Es súper necesario.

Dentro de las actividades que hoy realiza  Carla Ochoa están la animación de eventos privados y a futuro no descarta convertirse en instructora de yoga, actividad que quizás tenga que esperar luego de anunciar su candidatura a concejala por la comuna de Peñalolén.

En mayo de este año, Carla Ochoa estuvo en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, espacio donde también pudo contar acerca de la nueva vida que está llevando.

 

Punto Vital Septiembre 2012 ©
 
Artículos Relacionados
¿Qué relación tienes con la belleza?
No estamos pendientes de lo que somos