Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Cabellos hermosos, reflejo de nuestro estilo de vida
La contaminación del aire, el exceso de frío o de calor y un tratamiento no adecuado a su tipo concreto de pelo pueden hacer que su cabello pierda su vitalidad y buena apariencia.
 
Equipo Redacción Punto Vital
 

Tener el cabello bonito y saludable requiere de una gran dedicación. Su cuidado es tan importante como el de la piel, y sus cualidades dependen de factores genéticos, de la condición de salud y de los hábitos de cuidados que tenga cada persona.

El cabello, a quien debemos en gran parte nuestro look, tiene características y necesidades que varían de una persona a otra, siendo muchas veces recomendable la asistencia profesional de un esteticista o dermatólogo para indicar el mejor modo de cuidado según el tipo de cabello.

El cabello normal se caracteriza por ser fuerte y suave, y lucir -por lo general- saludable, brillante y con volumen. Soporta mejor el sol y el secado con máquina, aunque para mantenerlo así de sano se debe llevar a cabo una limpieza diaria con champú y acondicionador.

 

Sea cual sea el tipo de cabello de una persona, es recomendable adoptar algunos hábitos que favorezcan la salud capilar, siendo uno de los más importantes mantener una dieta equilibrada


Por el contrario, el cabello de tipo seco, es áspero, quebradizo, apagado y abierto en las puntas. Requiere de tratamientos de limpieza que sean suaves, así como de acondicionadores y cremas que puedan nutrir y fortalecer los cabellos.

El cabello graso se produce por la sobreproducción de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo, provocada por la contaminación atmosférica, una alimentación deficiente o alteraciones hormonales. En este caso, el tratamiento del pelo se enfoca en remover el exceso de grasa que dificulta la respiración adecuada de la piel.

 

Cuidados para su pelo
 

Sea cual sea el tipo de cabello de una persona, es recomendable adoptar algunos hábitos que favorezcan la salud capilar, siendo uno de los más importantes el mantener una dieta equilibrada. Por esta razón, prefiera alimentos ricos en proteínas (como carne, leche y huevos) y vitaminas del complejo B (provenientes de cereales integrales, pescados, mariscos y vegetales verdes), evitando el azúcar refinado y las grasas saturadas.

Asimismo, los cabellos se ven favorecidos con el consumo regular de agua (2 litros diarios) y entre 7 y 8 horas diarias de sueño, tiempo que ocupa el organismo para mantener el tejido capilar. Como un mal aliado para la salud de nuestro pelo podemos destacar el consumo de cigarrillos (¡otra razón para dejar de fumar!).
 
 

A continuación le presentamos algunas recomendaciones útiles para mantener la salud de su cabello:

  • Use siempre champú y acondicionador adecuado a su tipo de cabello: graso, normal, seco, mixto, teñido, etc.
  • No utilice champú en exceso ni lo aplique directamente sobre la cabeza. Vierta el champú primero en sus manos y después refriegue los pelos, con las puntas de los dedos (nunca con las uñas). El exceso de champú puede provocar irritación, adelgazamiento de la raíz, descamación y, en algunos casos, hasta caída del cabello
  • Algunos expertos recomiendan que, al lavar sus cabellos, aproveche para masajear el cuero cabelludo, lo que ayudará a activar la circulación y oxigenación del mismo
  • Enjuague bien los cabellos para retirar el exceso de champú y acondicionador. Luego de lavarlos, use un producto que intensifique el tratamiento de los productos hidratantes
  • El agua caliente es uno de los principales enemigos de su cabello, ya que provoca la abertura de las cutículas del pelo y puede descamar el cuero cabelludo. Prefiera el agua tibia. Si puede, realice un último enjuague con agua fría, que ayuda a cerrar las cutículas y devuelve el brillo a los cabellos
  • En caso de utilizar un secador de pelo, procure retirar antes el exceso de agua con una toalla. Después use el secador a unos 15 centímetros de distancia de los cabellos, en temperatura mínima o media
  • Evite el aire acondicionado, porque deja el cabello reseco, más débil y sin brillo natural
  • Evite pasar las manos por sus cabellos constantemente, sobretodo si es pelo graso
  • Proteja los cabellos de la exposición solar, para lo cual se recomienda usar sombreros y mantener una adecuada hidratación de sus cabellos
  • Dormir con los cabellos mojados es tremendamente perjudicial, porque al quedar húmedos, se tornan más delgados y quebradizos
  • Usar en forma prudente el secador eléctrico y productos de gel, spray o espuma. 
  • Recurrir a mascarillas capilares, ampolletas nutritivas y cremas reparadoras o hidratantes sólo cuando el cabello lo necesite, ya que el uso excesivo de acondicionadores puede afectar la respiración del cuero cabelludo
  • Para revitalizar la belleza de los cabellos, hidrátelos profundamente. El intervalo que debe ser dado entre una hidratación y otra es de quince días para los más dañados
  • Los cabellos quedan más grasos en ambientes fríos. Por eso, elija cremas y acondicionadores suaves. Para ayudar a la hora de desenmarañar y cepillar, use productos que no precisen de enjuague
 

Cuatro claves para tener una buena salud capilar

Brillo

Un cabello sano siempre será un cabello con brillo. Si las cutículas están abiertas, a causa de las agresiones naturales o químicas, los pelos no retienen agua ni proteínas y la superficie del cabello queda porosa, careciendo del brillo producido por la luz.

Los acondicionadores contienen agentes que forman una película sobre el pelo y pueden aumentar el brillo y ayudar a las capas de las cutículas a cubrir el eje de los cabellos dando una apariencia más lisa.

Estática

¿Alguna vez se ha peinado mucho dejando sus cabellos literalmente electrificados?Cada vez que peinamos nuestro cabello -sobre todo si no es grueso- lo estamos cargando negativamente, provocando electricidad estática y dejándolos erizados. Los acondicionadores que contienen amoníaco pueden reducir la estática y producir una carga positiva en el pelo, neutralizando la carga eléctrica estática.

Fuerza

Los acondicionadores con ingredientes como las proteínas hidrolizadas ayudan a nutriry aumentar la fuerza del cabello.

Estas proteínas también pueden ser usadas para las “puntas dobles”, que surgen después que la cutícula protectora es eliminada de las fibras de pelo, debido la acciónde una sustancia química, un trauma físico o como resultado de un peinado fuerte.

Para tratar las “puntas dobles” es importante cortarlas cada 2 o 3 meses y realizar un tratamiento de acondicionamiento profundo que ayude a mantener el pelo flexible y con buena apariencia.

Exposición solar

La exposición a los rayos ultravioletas (UV) puede inducir a la oxidación de las moléculas de azufre en el eje capilar, que son importantes para mantener los cabellos fuertes. Una vez que esto se produce, los cabellos se ven resquebrajados, resecos y ásperos.

Asimismo, los cabellos descoloridos pueden también presentar cambios de color cuando son expuestos a los rayos UV. A fin de disminuir los posibles efectos de los rayos solares en el cabello, una buena fórmula es usar acondicionadores que contengan óxido nítrico, además de los salvadores gorros o sombreros que eviten el contacto directo con el sol.

 
Punto Vital Julio 2006 ©
 
Artículos Relacionados