Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
Consejos de belleza con productos 100% naturales
 
Beatriz Gurdiel Robles
 

En los últimos tiempos ha aumentado en la capital el número de tiendas que ofrecen productos de belleza e higiene 100% naturales. Una tendencia que ha llegado pisando fuerte debido a los múltiples beneficios que estas cremas, sales, jabones y esencias tienen para nuestra piel. María de los Ángeles Núñez descubrió hace tiempo los beneficios y el placer de usar productos naturales y un buen día decidió fabricarlos ella misma. Especializada en la elaboración de cremas hidratantes para manos y cuerpo, esta chilena vende ya sus productos en numerosas tiendas capitalinas, bajo la marca Manú.

Punto Vital quiso charlar con ella para que nos desvelara algunos secretos de belleza, económicos, placenteros, fáciles de realizar y con productos 100% naturales. ¡Un placer al alcance de cualquiera!

 

“Las cremas naturales a base de aloe vera son las mejores, ya que además de hidratar y suavizar son de fácil absorción, por lo que las manos no quedan grasientas y se pueden usar casi inmediatamente después de la aplicación”.

María de los Ángeles Núñez


1.- Exfoliar, limpiar e hidratar

 

Según María de los Ángeles, para lucir una piel radiante, hidratada, limpia y fresca nada mejor que utilizar diariamente un jabón o una crema natural hecha a base de almendra, miel, avena o acreto. “Productos naturales que exfolian la piel de forma delicada, por lo que es posible usarlas diariamente. Además, suaviza y ayuda a eliminar las impurezas de la piel” demasiado comunes en una ciudad tan contaminada como Santiago.

Existen exfoliantes naturales más fuertes, como los jabones naturales hechos a base de almendras, linaza o amapola, que son muy efectivos pero resultan más fuertes para la piel, por lo que es recomendable utilizarlos solamente una vez a la semana.

 
 

2.- Baños de sales naturales

 

Para muchas personas darse un baño de agua tibia con sales tras un duro día de trabajo es una de las experiencias más relajantes que existen. Si a este placer le añadimos productos 100% naturales la experiencia puede tornarse increíble.

Por ello, María de los Ángeles recomienda regalarse, por lo menos dos veces a la semana, un baño de sales naturales y espuma. “Es perfecto para relajarse y también para hidratar la piel”

Según sus palabras, un buen baño ha de prepararse de la siguiente manera. Llenar la tina con agua tibia, no muy caliente, y echar en el agua 200 gramos de sales aromáticas naturales, con esencia de lavanda o melisa -aromas muy tranquilizantes- y agregar espuma con la misma esencia. Sumergirse durante unos 20 minutos. “Al salir notará su cuerpo como nuevo. Perfecto para despedirse del cansancio”.

 
 

3.- Pies suaves y descansados

 

A menudo los pies son los grandes olvidados del cuerpo, pese a la importancia que su salud puede tener para nuestro bienestar general.

Mimarlos como se merecen es esencial paras sentirnos bien. Por ello, la creadora de Manú recomienda darse, por lo menos una vez a la semana, un baño de pies. “Para ello lo mejor es llenar de agua tibia un recipiente hondo, echar sales naturales aromatizadas (las mismas que usamos para los baños completos) y dejar los pies en remojo durante unos 20 minutos. Al sacarlos notará un descanso en sus piernas y una mejora en la circulación”, afirma.

 
 

4.- Máxima hidratación

 

Después de un buen baño no hay nada mejor que una profunda hidratación, sobretodo de las zonas del cuerpo más resecas. La crema natural de aceite de coco es, según María de los Ángeles, la solución perfecta. “Es una crema densa y de alto poder hidratante, perfecta para suavizar e hidratar las zonas más resecas del cuerpo. Además, nosotros fabricamos algunas con aromas muy refrescantes como el romero, que refrescan también la piel”.

El mejor modo de usarla es distribuirla mediante un pequeño masaje en zonas como talones, rodillas, codo, manos y pies, antes de irse a la cama. “Es recomendable usarlo por la noche para que la piel tenga tiempo de absorberla”.

 
 

5.- Manos hidratadas

 

Lavar los platos, cocinar, cuidar el jardín, manejar, escribir en el computador… mil y una acciones que hacen que resulte complicado lucir unas manos lindas e hidratadas. Usar crema hidratante inmediatamente después de lavarnos las manos resulta esencial para no perder el colágeno y mantenerlas hidratadas. Según la experta, “las cremas naturales a base de aloe vera son las más adecuadas, ya que además de hidratar y suavizar son de fácil absorción, por lo que las manos no quedan grasientas y se pueden usar casi inmediatamente después de la aplicación”.

 
 

6.- Jabones naturales para cada tipo de piel

 

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y debemos cuidarlo de acuerdo a sus características y nuestras necesidades. Por ello los jabones naturales -en barra o líquidos- resultan la mejor opción ya que, dependiendo de las esencias, plantas o flores con los que estén hechos puede servir para pieles secas, o grasas, con espinillas, con estrías, delicada, etc…

Si quiere saber más sobre estos jabones puede leer el artículo “Mime su piel con jabones artesanales”, publicado en el pasado número de Punto Vital.

 
 

7.- Hidratación y bienestar

 

En ocasiones nuestra piel se nota apagada, seca y con poca elasticidad, sobretodo después de largos periodos de poca atención, como suele ser el verano. Según María de los Ángeles, el remedio perfecto para devolver a la piel su hidratación, “y que luzca bella y saludable”, es darse de vez en cuando un baño con un aceite especial de baño. “Se trata de un botecito con dos líquidos separados, uno está compuesto por aceite de ricino y almendra y el otro es espuma”. El modo de uso es muy sencillo. “Se bate el frasco hasta que ambos líquidos se unan y formen una especie de leche. Verter unos 60 ml. en el agua mientras la tina se está llenando, lo que irá formando una ligera espuma”. Sumergirse durante 20 minutos. Al salir su piel estará más hidratada y suave y no habrá quedado nada grasa.

 
 

8.- Masajes y relajación

 

Tomarnos unos minutos para darnos un auto-masaje, o dejar que nuestra pareja o un amigo/a lo haga, resulta una experiencia placentera y relajante que puede además ayudarnos a solucionar algunos problemas estéticos.

Este es el caso del masaje de aceite puro de almendras con unas gotitas del aroma que más le guste. “Este tipo de aceite es perfecto para las mujeres que están esperando guaguas, por ejemplo, ya que otorga elasticidad a la piel y ayuda a prevenir la aparición de estrías”. La mejor forma de aplicarlo es mediante un ligero y constante masaje en la zona a la que queremos otorgar elasticidad.

También es un aceite útil para hidratar zonas secas o con durezas como los pies, que se pueden masajear suavemente con el aceite “que es muy rico, de fácil aplicación, permite que se deslicen las manos suavemente y da para mucho”.

 
 
 
Punto Vital Abril 2007 ©
 
Artículos Relacionados
Mima tu piel con jabones artesanales
Revive la belleza de tus manos