Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Una mejor calidad de vida puede retrasar la aparición de arrugas
 
Si hay arrugas, que sean sanas
Es inevitable la aparición de las arrugas en la cara, pues el paso de los años va dejando huellas. Sin embargo, es posible retrasar la manifestación de estos surcos en la piel si la persona trabaja por llevar una vida sana y evitando ciertas conductas que hoy parecen ser normales, pero nada saludables.
 
Carla González C.
 

Actualmente, hay muchos hombres y mujeres que parecieran horrorizarse frente a la aparición de las arrugas. Y es que tanto las llamadas líneas de expresión como aquellos surcos que se hacen evidentes con el paso de los años son para algunos un signo de “anti belleza” que mientras pueda evitarse, aminorarse o borrarse, será mucho mejor.

Lo que estas personas no saben – o no quieren reconocer – es que las arrugas llegarán de todas formas, pues se trata de un proceso natural por el que todo ser humano debe pasar en la edad adulta. A pesar de esto, es posible atenuarlas y retrasar su aparición, todo gracias a una mejor calidad de vida.

La médico miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Cosmética y profesional de la clínica Estétika Médica (http://www.emedica.cl/facial1-3.html?apm=1_1) Blanca Girardi de Esteve, menciona que “envejecimiento es igual a oxidación y cualquier elemento de la naturaleza que envejece, se oxida”. Por lo tanto, subraya en la idea de que mientras tengamos hábitos sanos que tengan entre sus componentes a los antioxidantes, podremos mantener en mejor estado la piel y en general, la salud.

“La alimentación que nutre de antioxidantes al cuerpo, donde están especialmente las frutas, verduras y otros que contienen grasas naturales como las semillas, serán muy importantes en el pronóstico de envejecimiento de una persona”, manifiesta.

Por otro lado, la radiación solar una vez más salta a la palestra. En este tema, la profesional afirma que “el sol produce oxidación, envejecimiento de la piel, pérdida de colágeno y elastina”. Además, dice que la radiación solar es acumulativa y va generando un daño a largo plazo, donde una persona que se ha expuesto en forma desmedida al sol, puede que de un año a otro se le presenten arrugas en forma brusca, descompensando así la salud de su piel.

Y dentro de las adicciones que inciden directamente en la aparición de arrugas, el cigarrillo también se presenta como uno de los más nocivos, pues éste “tiene más de 400 contaminantes químicos en el humo y muchos de ellos afectan, ya que son pro oxidantes, intoxican, dificultan la oxigenación y poseen factores que son vasoconstrictores, entre otros”, sentencia.

 
La doctora Girardi dice que dormir mal también contribuye en la aparición de las arrugas. “El modo de dormir es un pro envejecimiento relevante, porque los factores antioxidantes regenerativos más importantes del cuerpo se liberan de noche durante el descanso”, asegura.

La fitocosmética: una opción natural

 

Hoy, podemos encontrar en el mercado un sinnúmero de productos que ayudan a aminorar las arrugas y bajo la promesa de acabar con ellas, hay muchas personas que los adquieren y los usan en forma permanente.

Para la doctora Girardi, “hay cremas que tienen productos que se absorben a través de la piel” y advierte que si bien hay miles de antiarrugas que están hechos de muchas sustancias, lo importante es cómo la piel los recibe y finalmente los hace suyos.

Entre esos principios que han estado presentes en estética durante muchos años, pero que hoy parecieran volver a ser parte de esta suerte de “moda” por lo natural, están el aloe vera, la rosa mosqueta, la soya, aceite de almendra, la manzanilla, el pepino, la palta, el huevo, ácidos grasos y principios activos como factores de crecimiento que se encuentran en las plantas, los fitoestrógenos, entre otros”, dice.   
 
“La cosmética que viene de las plantas es muy rica”, asegura la doctora Blanca Girardi y sentencia que actualmente la fitocosmética está siendo muy utilizada para poder tratar afecciones dermatológicas, todas con muy buenos resultados.
 

Todos estos productos poseen cualidades como las de ser buenos antiinflamatorios, anti enrojecimiento, regeneran la piel, son estimulantes de la producción y protectores de los vasos sanguíneos que quitan la rojez, ayudan a sacar las manchas y por supuesto, a atenuar e incluso retrasar la aparición de las arrugas.

Para la especialista, la preocupación por estos surcos y en general por la estética de la piel es más evidente hoy tanto en hombres como en mujeres y menciona que mientras existan las alternativas para tratar este tipo de inquietudes, es totalmente válido probar con los recursos que actualmente se tienen a la mano.

“Con toda la contaminación que hay en general y los malos hábitos de higiene y nutrición que poseen las personas hoy mientras más jóvenes, estamos a un nivel de envejecimiento mayor que antes, todo por las condiciones de vida que llevamos”, afirma.

Es por esa razón que manifiesta que en nuestros días hay una mayor preocupación por temas como las arrugas. Además dice que “hay tratamientos cada vez menos invasivos y sin riesgo para la persona”, lo que hace más posible acceder a este tipo de soluciones.
 
Pero ¿y por qué se producen?
 

El tema de las arrugas es un proceso que hoy se ve cada vez más temprano en muchas personas y si bien este proceso ocurre debido a factores que no podemos evitar, conocer las causas de por qué se forman pueden dar una pauta para quienes desean tratarlas tomando por supuesto todas las precauciones del caso.

En ese contexto, la doctora Girardi afirma que las arrugas “se producen por el cambio en las capas superficiales de la piel”, explicando que esto puede deberse a tres causas:

1) Contracturas musculares en la profundidad de la piel, lo que se traduce en las arrugas de expresión que aparecen en la frente, el entrecejo y a un lado de los ojos (patas de gallo). “Esas arrugas son un reflejo de lo que está pasando debajo”, sentencia.

 
     

2) Pérdida de colágeno y elastina en las capas superficiales de la piel, como las arrugas perilabiales, a las que se les llaman también código de barras. “Esto se puede deber a la flacidez de la piel, donde ésta al caerse y al perder su tensión normal produce la arruga”, explica la especialista.
 
3) Falta de relleno, lo que se produce al “quebrar” la piel muchas veces en el mismo lugar, acto en donde también se pierde colágeno y elastina.

La idea entonces es mejorar la calidad de vida. Hacer ejercicio y dormir bien – ambos actos contribuyen en la estimulación de la hormona del crecimiento - no exponerse al sol y ayudarse consumiendo alimentos naturales “es una manera de retardar el envejecimiento” y por lo tanto, la aparición de arrugas.

 
Punto Vital Marzo 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Kobido: un lifting sin cirugía
"Cuando uno está sano, la piel se ve mejor"
Naturales desde la tierra a la piel