Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ ESTETICA

 
 
Cambiar el estilo de vida reduciendo la ingesta de alcohol ayuda a combatir la celulitis
 
Alcohol y celulitis: enemigos por naturaleza
Sabemos que la celulitis no se borra, eso al menos hasta ahora donde no existe ningún tratamiento que se deshaga de la indeseable piel de naranja en su totalidad. Sin embargo, es posible prevenir su proliferación tomando algunas medidas, siendo una de ellas la disminución en el consumo de alcohol.
 
Carla González C.
 

En Chile el consumo de alcohol ha aumentado, tanto que las cifras permiten presagiar que a futuro, nuestra población será en su mayoría muy asidua a beber y con esto también propensa a la obesidad y a otras enfermedades relacionadas.

Pero, ¿qué tiene que ver esto con la estética? Quizás no mucho, pero lamentablemente en ocasiones hay que llamar la atención desde lo externo para que las personas le tomen el peso a la salud de su organismo.

Y es que el dicho “ojos que no ven…” pareciera hacerse realidad también en la calidad de vida que llevamos, esto porque hay muchas personas a quienes mientras no se les diga qué es lo que les puede pasar en su cuerpo “por fuera” con tal o cual conducta poco saludable, no tomarán cartas en el asunto para cuidarse “por dentro”.

Una de esas situaciones se da justamente con el consumo de alcohol y en este caso abordaremos su incidencia sobre la celulitis, un problema estético que no deja indiferente a las mujeres, justamente las que resultaron más perjudicadas en las encuestas, pues mencionan entre otras cosas que están “tomando a la par con los hombres” (Terra, 2011).

Con respecto a este tema, la dermatóloga Patricia Cerda es enfática al mencionar que el alcohol “no causa celulitis, pero sí ocasiona una vasoconstricción en la piel, lo que claramente agrava el problema”.
 

La doctora Patricia Cerda dice que la celulitis es “una alteración en la microcirculación” y que en cuanto a qué la produce, asegura que aún no hay nada probado, al menos en cuanto a alimentos se refiere, aunque reconoce que “las bebidas colas y la cafeína pueden contribuir en su aparición”.

 
La causa más certera: lo hormonal
 

Además del consumo de alcohol, la dermatóloga comenta que existen otros rasgos físicos que surgen a consecuencia de las copas de más. A diferencia de lo anterior, estas características, dice, tienen directa relación con el alcoholismo y no con la ingesta de licor de manera ocasional.

En este contexto, la doctora Cerda menciona que el exceso de alcohol produce signos visibles en los órganos, desnutrición y alteración hepática. En lo estético en tanto, cuenta que hay características como el enrojecimiento de la nariz, las palmas de las manos y los pómulos, además del abultamiento y la acumulación de líquido abdominal, la ginecomastia en los hombres, el aumento del tamaño de las encías, entre otros.
     

Para la especialista, los masajes que suelen promocionarse para combatir la celulitis no son del todo efectivos. Lo realmente beneficioso, dice es llevar un estilo de vida sano, incluyendo en este concepto, la constante hidratación.

 

En cuanto al por qué se forma la celulitis – y donde hay muchas tesis, desde la alimentación y el exceso de sal hasta el resultado de utilizar pantalones muy ajustados – la dermatóloga manifiesta que, al menos para ella “la causa más certera es la hormonal”.

Este juicio, agrega, implica no sólo la carga genética que todos llevamos, sino que también hay que tomar en cuenta todas las hormonas que hoy contiene la mayoría de los alimentos (eso explicaría por qué hoy hay más celulitis que antes), el consumo masivo de anticonceptivos, entre otros.
 
¿Segura de otra copita?
 

La cosmetóloga esteticista Miriam Orellana (www.miriamorellana.cl) comparte las ideas de la doctora Cerda en cuanto a que el alcohol es más perjudicial que benéfico para la estética de la piel.

En relación a aquello, dice que “es sabido desde siempre que el alcohol favorece la acumulación y retención de líquidos, lo que se ve manifestado en la hinchazón de las piernas y por lo mismo del aspecto de la piel de naranja”.

Además, menciona que por su alto contenido calórico, beber en exceso produce “un aumento en los niveles de ácidos grasos y por supuesto con eso se generan cúmulos de adiposidades no deseadas en las zonas que menos nos gustan”. Por otro lado, agrega, “es sabido que se convierte en azúcares y éstas generan todos los problemas relacionados con la celulitis”.
 
 

Miriam Orellana afirma que además del daño estético que produce el alcohol en el cuerpo, no hay que “desconocer todos los demás riesgos asociados, siendo uno de los más importantes el cardiovascular. Podríamos estar ahondando eternamente en las diversas teorías que para el caso estético resultan innumerables”, manifiesta.

 

Como si esto fuera poco, la esteticista menciona que “el alcohol, al ser un gran vasodilatador, siempre va a estimular las zonas más sensibles” y es por eso que a las personas que padecen de enfermedades como la rosácea, se les manifiesta más evidentemente el síntoma propio de esta patología a causa del estímulo, que en este caso, otorga el hecho de beber.

Con respecto a la forma de combatir a la celulitis, Miriam dice que cuando este problema lleva mucho tiempo en la piel de la persona, “sólo es posible controlarla y evitar que aumente”.

Para esto, menciona que “existen muchas técnicas que mejoran el aspecto circulatorio” y que van desde mantener las piernas en alto durante 10 minutos hasta someterse a sesiones de ducha fría (siempre ascendente), mantener una dieta baja en grasas saturadas y alta en fibra, controlar los azúcares, dejar el cigarro, controlar el estrés y realizar ejercicios, entre otros.

Lo importante, indica, es “ser constante y nunca olvidar que es un problema para siempre y que año tras año va en aumento. Lo que se puede hacer es mantener a la celulitis bajo control y si se logra eso ya es mucho”, asevera.
 
Punto Vital Marzo 2011 ©
 
Artículos Relacionados
Frío que embellece
Una planta con muchas cualidades