Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
A pesar de tener un uso doméstico, se recomienda la asesoría de especialistas
 
Wii Fit: un entrenador en pixeles
¿Tener un entrenador personal en casa? Esto puede ser verdad mediante los profesionales que acuden a asesorar a las personas que deciden ejercitarse en la intimidad de su hogar, pero ¿que el personal training sea virtual? Eso no se había visto, hasta ahora.
 
Carla González C.
 

Una plataforma interactiva de equilibrio que combina la entretención con la actividad física y que es capaz de cambiar la manera de ejercitarse, el balance y los movimientos que posee quien se suba en ella. Esas, entre otras, son las principales características que posee el Wii Fit, balanza perteneciente a la empresa Nintendo y que se utiliza con la consola Wii.

El Wii Balance Board es una suerte de báscula que mide 34.3 cm. de largo por 52 cm. de ancho, tiene un grosor de 8 cm. y pesa 3 kilos y medio. A través de la comunicación inalámbrica, esta plataforma entrega información a la consola, logrando que quien esté sobre ella pueda realizar ejercicios que requieran de una buena postura, pues se trata de actividades relacionadas con esta acción, como el Pilates, yoga, equilibrio, etcétera.

Todas estas cualidades debieran ser un aliciente para aquellas personas que califican como sedentarias y que – refiriéndonos a quienes son asiduos a los videojuegos – sólo ejercitaban el dedo pulgar de la mano al apretar los botones del control pad o joystick.

Sin embargo, y según las palabras extraídas del diario electrónico emol, “se ha hablado de los potenciales beneficios para la salud (…), pero no hay nada comprobado y bajar de peso depende de cada persona, su organismo y sus hábitos”, se puede deducir que el Wii Fit, ayudaría en algo a aplacar la inmovilidad de algunas personas, pero que no sería la panacea para bajar de peso.

En esta línea, (y extrayendo nuevamente una cita de emol), Mark Wentley, gerente de ventas de Nintendo para Latinoamérica expuso: “no hacemos afirmaciones sobre los beneficios, pero sí es cierto que toda actividad física puede traer consecuencias positivas para la calidad de vida”.

 

Para llevar un mayor control de los cambios que podría producir en el físico de quienes se sometan a los ejercicios a través del Wii Fit, está la ‘ciber asesoría’ de Mii, nombre que se le dio al jugador virtual que representa al real dentro de la pantalla.

De esta forma, el personal training virtual será quien lleve anotado el registro del IMC de cada participante, modificando su fisonomía de acuerdo a los cambios corporales que se produzcan en los deportistas.
 

El licenciado en cultura física, Cristian Ferrada Méndez concuerda con esto último y menciona que si bien es una buena iniciativa para promover la actividad física, sobre todo tratándose de un videojuego, vale recordar que habrá muchas personas que no se han “movido en años” y que para ellos podría resultar peligroso el intentar ejercitarse tan repentinamente.

Además, Ferrada menciona que no sólo basta con que la tabla mida el IMC, pues “existen muchos otros indicadores como el de la frecuencia cardiaca que aquí se echan de menos y que son igual de importantes, principalmente para personas que sufren de algún tipo de enfermedad relacionada”, sentencia.

Dentro de las bondades que el especialista podría mencionar con sólo mirar algunas aplicaciones del Wii Fit son los beneficios que traería para mejorar la postura, esto porque la balanza posee unos sensores que corrigen al practicante cuando éste no está bien parado. Otra cualidad que resalta es la mejoría en la coordinación, pero reconoce  que será difícil dar un diagnóstico certero hasta que no se cuente con el producto en una forma masiva.

Frente a la pregunta de si utilizaría el Wii Fit en alguna de sus clases, Cristian Ferrada es enfático al rehusarse afirmando que “el método tradicional de una clase dirigida por un profesor, no se le compara a realizar ejercicios frente a una pantalla”, pero admite que sí estaría dispuesto a probar en la plataforma, pues le parece interesante la relación que se produce entre una persona y el juego.

 

El licenciado en cultura física menciona que antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios – sean estos virtuales o no – “es importante saber qué y hasta dónde puedes llegar”. Esto puede ser verificado sólo a través del diagnóstico realizado tanto por un médico como por un profesor de educación física, profesionales idóneos en la materia.

Siguiendo con esta explicación, Ferrada Méndez comenta que es de suma importancia una evaluación previa antes de practicar deporte: “hay personas con problemas como desviación en la columna y que aunque el trastorno sea ligero, “al momento de hacer ejercicio, la lesión puede activarse y generar dolor o algún tipo de molestia”, menciona.

Para el profesional, la forma en que cada uno decida realizar actividad física, será parte de su fuero interno y puede ir desde la práctica de deportes en gimnasios o al aire libre, como en el caso del Wii Fit, donde toda la actividad se lleva a cabo en un espacio reducido, que quizás sea siempre el living de la casa.

 
     

Aumenta la preocupación por realizar deporte
La kinesióloga María Jesús Rodríguez Bau también coincide con la idea de que cualquier elemento o instancia que aumente o fomente la actividad física serán bienvenidos. No obstante, recalca que en el caso del Wii Fit, no sería más que compararlo con “cualquier máquina de ejercicios que puedas adquirir en una multitienda o por teléfono”, por lo que tampoco correspondería a una gran y original adquisición.

En cuanto al uso del producto, la kinesióloga afirma – y en este caso concuerda con Cristian Ferrada – que antes de iniciar el programa de ejercicios que propone, se debería consultar con un médico y “hacerse asesorar acerca del uso y de la conveniencia o no de las posiciones que implica el usarlo, entendiendo esto a partir de las condiciones físicas del usuario”.

En esta línea, la profesional añade que si bien el chequeo médico debiera realizarse en todos los casos, será solamente en aquellos que presenten alguna patología puntual, los que deberán recurrir en forma perentoria al diagnóstico, ya que de esta forma se sabrá si la persona está o no apta para realizar el ejercicio. “Es mejor empezar siempre por los niveles bajos e ir avanzando según la capacidad lograda”, concluye la especialista.
 
Punto Vital Junio 2008 ©
 
Artículos Relacionados
¡Quiero volver a hacer ejercicio!
Ejercicios con precaución