Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
La caminata al aire libre es una actividad recomendada para todas las personas
 
El trekking: unión con la naturaleza
El trekking es una de esas actividades que pueden ser practicadas por todas las personas y que además de beneficios físicos, puede contribuir a, entre otros, despejar la mente, olvidar el estrés y estar en contacto con la naturaleza.
 
Carla González C.

La geografía privilegiada de Chile permite la posibilidad de practicar actividades deportivas que además de aportar con el ejercicio físico, también ayudan en otros factores como el sentido de la aventura y el reencuentro con el medio ambiente.

Así, caminar por senderos, escalar en roca e incluso sobre hielo y pasar noches durmiendo bajo las estrellas son actividades para muchos, muy atrayentes. Después de todo ¿qué es mejor: recorrer montañas o quedarse sentado haciendo zapping frente a la tevé?

La caminata por senderos no es una actividad que se haya establecido hace poco en el mundo, al contrario, es quizás una de las más antiguas, pues sus orígenes se remontan hacia la génesis del hombre, que como cazador y recolector tuvo que desplazarse por diversos lugares en busca de lo primordial para su supervivencia.

Hoy, el trekking - entrenamiento que sirve de base para el montañismo - es recomendable para todos, eso si, teniendo siempre en cuenta las capacidades físicas de cada uno, pues como en toda actividad, exigirse más de la cuenta puede traer consecuencias negativas.

Actividades al aire libre como el trekking permiten no sólo ganar una mejor condición física, sino que además dan la oportunidad de relajarse, dejar atrás el estrés y recobrar la relación que todo ser humano debiera tener con la naturaleza.

La profesora de educación física, especialista en educación al aire libre y jefa del área deporte aventura del Instituto Vertical, Kaltun Silva, cuenta que muchas personas que se dedican al trekking buscan además de este reencuentro con el medio ambiente, obtener ganancias de tipo físico y psicológico.

Es así como afirma que con esta práctica es posible “mejorar las frecuencias cardiaca y respiratoria”, además de aminorar el estrés, obtener tranquilidad y tener la oportunidad de apreciar cosas diferentes a las que se ven diariamente en la ciudad.

Teniendo en cuenta lo anterior, la especialista en educación al aire libre comenta que el trekking es especial para eso, pues es considerado más como un entrenamiento – tal como muchos realizan en gimnasios – que como una actividad de tipo recreativa.

De esta manera, el trekking tiene incorporado un nivel de dificultad mayor al de por ejemplo el senderismo (el que requiere de menos conocimientos), donde se necesita saber ciertas técnicas que permiten una mayor exigencia a nivel psicomotriz. “El lugar en donde se desarrolla requiere de una mayor dificultad, además está asociado con altura e incluso con travesía”, explica.

Siguiendo con los beneficios para el cuerpo, Kaltun indica que el trekking es también un buen ejercicio aeróbico, pues la caminata se realiza en forma constante y por un tiempo no despreciable. Eso sí, advierte, que quienes recién comienzan deben estar alerta y detenerse por lo menos cada media hora, para luego con la experiencia poder ir aumentando la velocidad y por ende, la resistencia.  

Otra de las ganancias a nivel físico es el fortalecimiento de la musculatura de piernas, espalda y abdomen, todo a través de la caminata. También se ven favorecidos con las subidas los isquiotibiales, gemelos y glúteos, mientras que con las bajadas, los cuadriceps.

En cuanto a los beneficios mentales, emocionales y sociales, destacan algunas habilidades que se van ganando con el tiempo y que no sólo permiten desarrollar una buena caminata, sino que también pueden ser llevadas desde la montaña hasta la vida diaria de la persona.

Así, la capacidad de proponerse metas, trabajar en equipo, mantener una actitud positiva durante el recorrido, aprender a resolver problemas y querer incursionar en nuevos desafíos, sin duda son un aliciente para el ser humano y su desarrollo en la cotidianeidad.

Seguridad ante todo

En cuanto a cómo practicar trekking, la docente del Instituto Vertical aconseja que antes de salir lo mejor es asesorarse con especialistas y planificar la expedición.

Al respecto, dice que a pesar de que actualmente uno puede enterarse de todo lo que sucede en el lugar en donde se irá de excursión, aún así “pueden ocurrir accidentes muy fáciles de prevenir”, siendo entonces la educación lo más importante.

Es por eso que indica que algunas de las recomendaciones básicas que se deben tomar en cuenta son el tipo de ropa a utilizar, zapatos especiales que permitan un “buen agarre” con el terreno e impidan lesiones en el tobillo, llevar una mochila adecuada, fijarse en el tipo de carpa si se va a permanecer más de un día en el lugar, llevar ropa de recambio, proveerse de alimentos ricos en proteínas y que aporten energía rápidamente, contar con mapas, entre otros.

 

Por otro lado llevar agua es fundamental, aunque en el camino se cuente con riachuelos o nieve para derretir. Esto es explicado por Silva quien manifiesta que con cada paso que se da se comienza a transpirar y por lo tanto hidratarse es importante para no pasarlo mal en el viaje.

Todo lo anterior debe ser revisado con mucho cuidado, pero antes de eso, Kaltun subraya la idea de que cuando un equipo cuenta con personas que por primera vez se van a enfrentar a este tipo de experiencia, “lo más importante es la selección del lugar al que se va a ir y el tipo de actividad que se va a realizar”.

En este contexto dice que “si sometemos a alguien que nunca hace nada y va por primera vez a un lugar inadecuado, se le puede generar frustración y la idea es otra; que le queden ganas de volver al lugar”, asevera la especialista.

 
Punto Vital Septiembre 2013 ©
 
Artículos Relacionados