Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
Transitar en patines puede ser un excelente ejercicio
 
Piernas bellas sobre cuatro ruedas
A pesar de que en Chile existen cuatro disciplinas reconocidas de patinaje deportivo, lo cierto es que el patín común y corriente sigue siendo el más popular. La práctica constante de esta actividad no sólo es capaz de fortalecer las piernas, pues el corazón, los pulmones y la sangre también se ven beneficiados.
 
Carla González C.
 

Da igual si se es un niño o un adulto mayor, pues todas las personas pueden acercarse a los patines, conocerlos y desde ahí sacar lo mejor de ellos. Y es que subirse a un par de estos aparatos puede resultar una experiencia incluso adrenalínica para quienes nunca en su vida han probado deslizarse sobre cuatro ruedas, donde el equilibrio y el poder de las piernas es fundamental para no caer.

De esta manera, el patinaje – a pesar de haber estado “de moda” en los ochentas y luego en la década siguiente con la llegada de los patines en línea – hoy sigue siendo uno de los deportes más masivos, ya sea para aquellos que practican sólo los fines de semana, como para los deportistas que dedican su vida a esta disciplina.

En relación a estos últimos, la especialista en alto rendimiento deportivo y metodóloga de la Federación Chilena de Hockey y Patinaje, Pilar Gallardo Salazar, cuenta que actualmente esta liga posee “cuatro disciplinas exclusivas y cada una está dividida en distintas categorías”, esto dependiendo de factores como la edad, género y objetivos que el deportista quiere lograr.

De esta manera, los cuatro deportes son el hockey, el patín carrera – disciplina que según Pilar Gallardo “es la más exitosa”, esto por los logros alcanzados a nivel internacional – el patinaje artístico y el hockey en línea, este último dice, “llama mucho la atención por ser un deporte de roce y por la velocidad que se logra sobre los patines”.

 
Entretenido y saludable
 

No hay que olvidar que el patinaje además de ser una actividad divertida que permite a las personas salir de la rutina y dejar atrás el estrés diario, es un deporte que posee muchos beneficios tanto a nivel físico como orgánico, esto por supuesto se conseguirá siempre y cuando se entrene constantemente y se complemente – como hemos mencionado en muchas ocasiones – con una alimentación saludable y buenos hábitos de vida.

En ese sentido, la especialista en alto rendimiento deportivo afirma que el rollear – y sobre todo por el peso del patín - ayuda a fortalecer y tonificar las piernas, beneficios que por lo demás son muy requeridos principalmente por las mujeres. Además, agrega que gracias a este ejercicio aeróbico también se verán potenciados los glúteos y los cuádriceps.

Otro de los beneficios que se conocen del patinaje tiene que ver con la mejora de la resistencia física, el equilibrio y la coordinación; el fortalecimiento de la capacidad de los pulmones y el corazón, la activación la circulación sanguínea, entre otros.

Por otro lado, menciona que la práctica intensa de una hora puede provocar una quema de grasa de entre 300 y 400 calorías, todo dependerá del tipo de ejercicio que se hizo sobre los patines. Además y como en todo deporte, lo ideal es que se practique una hora por al menos tres veces a la semana.

“Éste es un muy buen deporte para las personas que quieren hacer fitness, mantenerse bien, tonificadas y en forma”, asegura.

 
Patín carrera: el mejor como hobbie
 

De las cuatro disciplinas anteriormente señaladas, la metodóloga menciona que el patín carrera es a su juicio, “la más entretenida” para practicar tanto de manera amateur como profesional. De hecho hoy es una disciplina priorizada por Chile Deportes y es el que más deportistas inscritos posee la federación.

Tan masivo resulta este deporte que actualmente existen categorías senior y master que congregan a aquellas personas de más de 35 años (inclusive de 60), quienes se atreven a rollear, ganando con esto un mejor equilibrio e incluso – en el caso de los adultos mayores - la posibilidad de rehabilitarse frente a problemas óseos y musculares.

 
     
Para Pilar Gallardo, el patinaje permite a quien lo practique “mantenerse activo, saludable y sentirse joven. A la gente le gusta mucho”, asegura.
 

Para practicar este tipo de patinaje, la especialista en alto rendimiento dice que se necesita de un roller, “típico patín de plástico que puede encontrarse en todas partes y que no cuesta más allá de 30 mil pesos, por lo tanto, es un patín muy asequible y por ese precio puedes estar haciendo un deporte de alta calidad, entretenido y donde incluso puedes competir”, manifiesta.

Pero no sólo los patines son los protagonistas de esta actividad física, pues la seguridad también debe ser fiel compañera de quienes deciden practicar. Al respecto, los especialistas sostienen que el elemento obligatorio es el casco, el que puede además ser complementado por las coderas, rodilleras, muñequeras, guantes, entre otros.

En ese contexto, Pilar Gallardo menciona que las lesiones más comunes dentro del patinaje son las quemaduras por roce, que ocurren al momento de caer y las fracturas, que pueden ser el resultado de la pérdida del control y de la alta velocidad. Sin embargo, asegura que éste “no es un deporte (al menos en el nivel amateur) que provoque muchos problemas”.

 
Tengo los patines ¿y ahora qué?
 

Ya estando implementados, los nuevos patinadores se enfrentan a una inquietud: ¿dónde patinar? Y es que la calle actualmente – bien lo saben los ciclistas – es una verdadera selva de cemento donde rige la ley del más fuerte, por lo tanto transitar en patines puede ser además de un deporte, una experiencia extrema.

Es por eso que existen los patinódromos, espacios dedicados exclusivamente para la práctica de esta actividad. En ese sentido, la metodóloga de la Federación de Hockey y Patinaje dice que cada vez hay más lugares y es por eso que – al menos en Santiago - al ubicado en el Parque O’Higgins, se han sumado el patinódromo del Estadio Nacional, el de las comunas de La Pintana, Pudahuel, San Miguel, Puente Alto y algunas calles que se han autorizado para ello.

“En realidad uno puede patinar donde quiera, siempre y cuando el lugar esté habilitado”, resalta Gallardo.

 
Punto Vital Septiembre 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Piernas firmes tras el balón
¡Movamos a los niños!
Slackline: equilibrio sobre la cinta

delicious   digg   technorati   yahoo   meneame