Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
Diversión y ejercicio en una sola actividad física
 
Jukari, una entretenida manera de ejercitarse
La actividad física inspirada de quizás la compañía circense más importante del mundo llegó a los gimnasios con el Jukari, nueva disciplina deportiva que entrega a todas las mujeres la posibilidad de ejercitarse de manera entretenida y con la convicción de que todos los movimientos serán el origen de los mejores resultados.
 
Carla González C.
 

¿Qué mejor sensación de libertad que la de sentirse volando por el aire? ¿Y si además de eso le sumamos música, pasos atractivos y ejercicio, mucho ejercicio? Suena bien, ¿no? Eso es lo que trabaja el Jukari, nueva disciplina deportiva que a pocas semanas de instalada en nuestro país, ya tiene varias féminas cautivas, quienes aseguran que ésta “sí es una manera divertida de estar en forma”.

Falta poco para que se inicie la clase y nueve mujeres – todas de diferentes edades y condición física – se instalan ansiosas a que empiece la sesión. De entre ellas destaca Lainie Jenkins, profesora australiana quien da inicio a los ejercicios hablando por un micrófono que tiene sujeto a su oreja y que le permite moverse y además dar las instrucciones en un entendible español.

A pesar de que la música está en un volumen muy alto, las alumnas comprenden a la perfección la rutina de ejercicios que les propone la guía, entre los cuales hay varios movimientos aeróbicos y otros que más bien se asemejan a los métodos del Pilates y el yoga, lo que da más o menos una idea de lo completo que puede ser la actividad.

Esto es el Jukari fit to fly, nombre que se le dio a esta clase de fitness grupal y cuyos movimientos – principalmente los que se refieren a la utilización del trapecio – son la conclusión del trabajo que realizaron el Cirque du Soleil y una importante marca de ropa deportiva, ambas con el objetivo de hacer más entretenida la actividad física.

Al terminar la clase – que tiene una duración de 60 minutos – conversamos con la profesora, única profesional que actualmente imparte estas clases en Chile, quien contó a Punto Vital acerca del Jukari y sus múltiples beneficios para el cuerpo y la mente de quienes lo practican.

A pesar de que el principal objetivo del Jukari es lograr que las mujeres retomaran su interés por el ejercicio, Lainie Jenkins comenta que es muy importante mencionar todas las virtudes que posee esta disciplina, las que para la profesora se tratan de, entre otros, potenciar todo el cuerpo a través del reforzamiento de aspectos como la fuerza y la  resistencia, además del trabajo aeróbico y cardiovascular, todo en una “perfecta combinación”.

 
Si bien el Jukari por ahora sólo está disponible en el Club Balthus del Mall Sport, se espera que debido al interés que está suscitando, pueda extenderse hacia otras de sus sedes.
 

La guía de estas clases comenta que “las mujeres buscan algo diferente y aquí lo encuentran porque es una clase completamente distinta a las demás. Aquí no sólo se trata de trabajo físico, sino que también de diversión y de relajo para la mente”.

Además, Jenkins menciona que otra de las cualidades de este ejercicio es mantener trabajando constantemente la parte abdominal de sus practicantes. “Durante toda la clase los abdominales están trabajando, lo que permite tonificar mucho el centro de tu cuerpo”, asevera.

 
¿Ejercicio en un trapecio?
 

Sin duda, la práctica sobre un trapecio es quizás la parte más atractiva del Jukari. Y es que ver a las mujeres utilizarlo con el fin de sentirse volando por los aires es algo que invita al menos a probar de qué se trata esta disciplina.

Esta suerte de columpio de llama Fly Set y según los creadores de esta actividad proporciona “la sensación de volar, mientras fortalece y alarga el cuerpo con entrenamiento cardio, de fuerza, balance y entrenamiento del abdomen”.

En relación a la manera de practicarlo, Lainie Jenkins dice que cada clase es diferente, que depende en gran medida de las condiciones físicas de las alumnas y que si bien existen muchas rutinas con distintos sets de ejercicios, la en este caso guía de los entrenamientos debe ser capaz de revisar al grupo en general y disponer de los movimientos más adecuados.

 
     

La entrenadora menciona que se trata de una clase muy fluida y que es muy difícil colocar pausas entre ejercicios. Sin embargo, dice que “a pesar de querer que siga la clase para mantener así la conexión con el grupo, se dan algunos segundos de descanso en el momento de buscar un nuevo elemento para el ejercicio, para cambiar las barras    del Fly Set, tomar agua, etcétera”, sentencia.

En cuanto a un posible perfil de la alumna del Jukari, la profesora es enfática en señalar que esta actividad puede ser practicada por cualquier persona, de cualquier edad y condición física y que por esa razón existen tramos especiales destinados tanto para practicantes que no poseen un desarrollado estado físico como para aquellas que ya son más experimentadas en este tipo de actividades.

Entre posibles contraindicaciones, la instructora afirma que si bien podrían quedar marginadas del Jukari aquellas personas que sufren de algún problema en los hombros – esto porque durante la mayor parte del tiempo hay una extensión de ellos – su experiencia ha indicado que algunas alumnas con estos problemas han podido ejercitarse de igual forma sin tener consecuencias, adaptando por supuesto algunos movimientos.

 
Resultados
 

En cuanto a los resultados que se pueden obtener con la práctica del Jukari, la profesora sentencia que estos no sólo pueden apreciarse a nivel corporal, sino que también la mente y el estado anímico pueden verse beneficiados con el entrenamiento.

En relación a ellos, Jenkins dice que los efectos son “inmediatos y pueden verse desde la primera clase”, lo que para ella se explica en el ambiente y sobre todo en la música que acompaña las sesiones, pues se trata de melodías que sólo sirven para ambientar y “no como en una clase de aeróbica donde tienes que ir junto con el ritmo”, asevera.

En cuanto a los frutos que pueden cosecharse corporalmente, la instructora dice que si se entrena tres veces a la semana – recomendación indicada para cualquier tipo de actividad física – “en un mes podrás ver los resultados”.

 
Punto Vital Junio 2009 ©
 
Artículos Relacionados
Power Jump, alegría y tonificación salto a salto
Al ritmo del baile callejero
Exprésate libremente, arma tu propio estilo