Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
El uso del balón en fitness es muy positivo, sobre todo para la columna
 
Arriba de la pelota
Ejercitar el cuerpo hoy es una práctica que tiene la posibilidad de realizarse de muchas maneras. Una de ellas es a través del uso del balón – actividad llamada fitball – la que permite entre otras cosas mejorar la postura y solucionar padecimientos de la espalda, zona lumbar y cervical.
 
Carla González C.
 

A la cuerda, las pesas y la trotadora se suma además el uso de los balones en el trabajo para poner al cuerpo en forma. Y no se trata de cualquier pelota sino de un elemento especial que se utiliza para diversos fines, entre ellos, mejorar la postura y contribuir en la recuperación de algunos dolores que afectan a esa zona del cuerpo.

Esta actividad se llama fitball (o fit-ball training) y debe su origen a la fisioterapia suiza, donde el uso de esos “balones gigantes” fue adaptado por los profesionales en esta área para trabajar en sus procedimientos físicos con pacientes con problemas neurológicos, cerebrales y ortopédicos, entre otros.

Así, luego de comprobar su efectividad, la actividad física surgió “de la necesidad de continuar trabajando no sólo desde la rehabilitación, sino también desde el entrenamiento” y desde ahí pasó a formar parte de algunos gimnasios y centros de salud física.

De esta manera, el fitball consiste en un “sistema de entrenamiento de acondicionamiento físico y del trabajo postural total, diseñado sobre los principios de la fisioterapia y del entrenamiento deportivo para el mundo del fitness”.

Así lo menciona la argentina Nevenka Magíster, profesora de educación física, personal trainer y representante exclusiva del fitball training en Latinoamérica (www.fitballtraining.com.ar), quien además afirma que este programa de actividad física “combina ejercicios aeróbicos, de fuerza, coordinación, equilibrio, flexibilidad y relajación sobre una pelota inflable”, elemento que debe poseer ciertas características como las de ser capaz de soportar al menos 300 kilos y poseer una capa antideslizante “que permita que tanto la pelota como el cuerpo se puedan adherir y así prevenir caídas”.

 

Para la instructora, el fitball es una actividad “ágil, entretenida, sana, dinámica, desafiante, sin impacto, relajante, segura y eficaz”. Sin embargo, advierte que no todos pueden practicarla, entre ellos “los enfermos cardiacos y los que tienen recientes operaciones de hernias de disco y rodillas. Los hipertensos y embarazadas deben consultar antes con el médico”, dice.

 

En cuanto a los objetivos a los que apunta esta práctica, Nevenka Magíster menciona que a pesar de que son muchos los beneficios que pueden obtenerse, el trabajo principal está abocado a “mejorar la postura a través del trabajo de la correcta alineación postural en movimiento”.

Con lo anterior, sentencia que la práctica del fitball permite, “prevenir, combatir y reducir las causas del famoso dolor de espalda, principalmente lumbar y cervical”, problema muy común actualmente, según sus palabras, a causa del sedentarismo al que hoy muchas personas están acostumbradas. “En este sentido, el fitball es un aliado de la medicina preventiva”, manifiesta.
 
Puros beneficios
 

A pesar de las contraindicaciones mencionadas anteriormente, la práctica del fitball al parecer es muy buena por donde se le mire. Y es que el provenir desde la fisioterapia le ha entregado múltiples cualidades al fitness y por lo tanto, también a aquellas personas que buscan estar en forma a través del ejercicio.

Al respecto, Nevenka Magíster dice que los ejercicios en los cuales participa el balón no sólo incrementan la movilidad articular y la flexibilidad, sino que también – y al ser la pelota la que absorbe todos los impactos que puede recibir la columna - “alivia la sobrecarga en las articulaciones y en los discos intervertebrales”.

 
     

En esta misma línea, la instructora argentina plantea que algunos de los beneficios que brinda el uso de estos balones es “mejorar la concientización de la correcta alineación postural, estirar y elongar la columna, eliminar contracturas y neutralizar el estrés de la vida cotidiana, optimizar el sistema aeróbico, mejorar la fuerza y la resistencia, tonificar y fortalecer todos los grupos musculares, quemar grasa, aumentar la flexibilidad, mejorar el equilibrio, entre otros.

 

Según la personal training, “entrenando con fitball podemos bajar de peso y modelar nuestro cuerpo al mismo tiempo”. Además, asevera que con el uso del balón, “se benefician todas las partes del cuerpo; los abdominales, todos los músculos de la espalda, los glúteos, etcétera”.

 

Como en toda actividad física, la presencia y guía de un profesional en el tema es fundamental para así evitar lesiones y finalmente un mal desarrollo de la actividad.

Por otro lado, la profesora comenta que el fitball a diferencia de otros ejercicios tradicionales posee algunas ventajas, las que tienen que ver directamente con el balón que se utiliza en su práctica. Algunas de ellas son:

- La pelota proporciona una base inestable y permite que más de un grupo muscular se active a la vez.


- Durante todas las acciones, desde la entrada en calor hasta la relajación, se estimulan los músculos superficiales y los profundos.

- La pelota absorbe todos los impactos  durante la ejercitación, esto nos permite entrenar intensamente sin lesionar cualquier parte de nuestro cuerpo.

- Es un método que funciona muy buen como complemento del Pilates, ya que éste no tiene el entrenamiento aeróbico que es el único que quema las grasas. Y en ese caso el fitball combina ambas cosas.

 
El balón y el Pilates
 

La profesora de educación física, profesional certificada en Pilates y creadora de Neyün Pilates (www.neyunpilates.cl), Mariela Vergara, cuenta que efectivamente el uso del balón está muy incorporado a la práctica de esta disciplina, donde a diferencia del fitball – donde funciona como protagonista - “es una herramienta que enriquece y complementa el trabajo que se realiza durante las clases”.

Según la instructora, estas pelotas permiten llevar a cabo una interesante variedad de ejercicios. Algunos de ellos son los relacionados con “el desarrollo de la fuerza y la resistencia; el equilibrio, coordinación, estiramientos y relajación”.

Por otro lado, el instructor del centro Pilates Qi (www.pilatesqi.cl), Rodrigo Abett de la Torre cuenta que esta herramienta sirve además para potenciar lugares específicos del cuerpo como los abdominales y la columna. “Se puede trabajar boca abajo, de espalda, sentado, de lado, etcétera y siempre se encontrará un beneficio”, asegura.

En esta misma línea, el profesor dice que al ser ésta una base inestable, “se requiere de un control de la zona abdominal mucho más consciente. El balón permite ampliar todos los rangos, tanto articulares como de columna y de nivel muscular”, sostiene.

 
Punto Vital Enero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
En busca del abdomen perfecto