Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ EN FORMA

 
 
La entretenida combinación de pasos de baile pone en forma a todos
 
¡Vamos a bailar!
El baile entretenido es una práctica que hoy muchos gimnasios y centros de entrenamiento poseen entre sus servicios. Con cualidades como la de ser una actividad aeróbica y con muy poco impacto, el moverse al ritmo de diferentes melodías permite una alta quema de calorías y disfrutar de 60 minutos llenos de entretención y alegría.
 
Carla González C.
 

Una de las excusas que muchos ocupan para no hacer actividad física es lo aburrido que puede resultar ir a un gimnasio, lugares donde las rutinas que suelen recomendar los instructores pueden volverse monótonas y por lo tanto, lograr que muchos se alejen del ejercicio, prometiendo volver “algún día”.

Sin embargo, las rutinas que se realizan en las máquinas de ejercicios no lo son todo. Existen también clases grupales desde donde también se pueden obtener muy buenos resultados, siempre y cuando se practique en forma permanente y en conjunto con una alimentación saludable. Sin esta última, el valor de la actividad física no es muy evidente.

Una de esas actividades que hoy no sólo arremeten en gimnasios, sino que también en municipalidades y grupos de oficinistas, tercera edad, mujeres, entre otros, es el baile entretenido (también llamada gimnasia entretenida), clases que se caracterizan por la utilización de pasos de baile correspondientes a diversos ritmos, los cuales pueden resultar una muy buena opción para estar en forma.

 

Algunas de las cualidades del baile entretenido son las de permitir la liberación de tensiones, mantenerse en forma, mejorar la coordinación, el equilibrio y el ritmo corporal, además de pasar un momento entretenido desconectado de la rutina diaria.

 

Entre los instructores que guían este tipo de clases, todos coinciden en que la gimnasia entretenida es una muy buena alternativa para llenarse de energía y divertirse en sesiones que generalmente duran 60 minutos y donde se combinan pasos provenientes de distintos bailes conectados por pequeñas coreografías que no pretenden en ningún caso enseñar a bailar, sino más bien permitir la conexión con el ritmo de manera aeróbica para así conseguir que el cuerpo se ponga en movimiento.

Así lo comenta también la profesora de educación física y directora de Ticinco Bailemos (www.ticinco.cl), Natacha Sánchez Escalona, quien afirma que lo básico es saber que en la gimnasia entretenida “el baile es lo principal”, siendo los protagonistas, ritmos asociados a melodías tan variadas como la salsa, el merengue, chachachá, milonga, rock and roll y reggaeton, entre otros.

Por otro lado, aquellos profesores que trabajan con esta disciplina, mencionan que para ser partícipe del baile entretenido no es necesario saber bailar y confirman además que es este mismo ejercicio el que puede incluso potenciar las habilidades del bailarín que todos llevamos dentro.

En ese sentido, Natacha dice que la idea será entonces “que la gente baile, que haga ejercicio y que lo pase muy bien haciéndolo y no se estrese tratando de aprender la coreografía o un determinado paso”.

 
Poco riesgo y mucho ejercicio
 

Algunas de las cualidades que posee el baile entretenido es la de ser una actividad que posee muy poco riesgo y que por lo tanto, sea muy poco probable llegar a lesionarse. No obstante, se debe tener en cuenta que sí habrá posibilidad de contracturas o torceduras si no se elongó lo suficiente antes y después de la clase.

Para Natacha Sánchez esta disciplina puede ser utilizada como única actividad física (practicada 3 veces a la semana), pues se trata de “un ejercicio en el cual la persona está durante una hora sometida a ejercicio aeróbico, trabajo fundamental para el sistema cardiovascular y respiratorio”.

Por otro lado dice que el trabajo muscular también se potencia con el baile. “Hay una tonificación, pero no un desarrollo de los músculos, por lo que no reemplazaría un trabajo con peso. En todo caso siempre será mejor que no hacer algo”, sostiene.

En relación a qué partes específicas del cuerpo se trabajan más durante esta actividad, la instructora afirma que será la gran parte del cuerpo – excepto los abdominales – los beneficiados. La diferencia en este caso la hará cada alumno quien podrá por ejemplo, reforzar sus brazos aplicando más energía a los movimientos al momento de bailar.

Con todo esto, quien practique la gimnasia entretenida podrá ganar entre otras cosas, una mejor elasticidad, además de una mejor lubricación en las articulaciones, mejor coordinación y concentración e incluso la baja de esos kilos de más, esto porque en cada clase practicada con energía se puede quemar alrededor de 450 calorías.

 
Poco riesgo y mucho ejercicio
 

A pesar de lo anterior, la profesora de educación física menciona que las coreografías que se utilizan en la gimnasia entretenida a pesar de ser pequeñas, tienen un objetivo bien definido. Es así como sentencia que la razón del por qué se insertan en las clases es justamente para lograr que la persona se conecte con su cuerpo y se abstraiga un momento de la rutina.

Por otro lado, comenta que la preparación de quien guíe la clase es fundamental, ya que a pesar de que en ocasiones se concibe esta actividad como algo simple y realizable por cualquier persona, se requiere – como en todo ejercicio – de algunas habilidades que van más allá de los conocimientos técnicos de los movimientos del cuerpo.

 
     
“Para que la clase de gimnasia sea entretenida, primero hay que prepararla. Además los profesores deben tener la capacidad de observar el cuerpo y las emociones de las personas para saber cómo lo están pasando. Por supuesto ellos también tienen que disfrutar con su clase”, destaca la profesora.
 

Aún cuando se piense que el baile entretenido es una actividad “simple” que no implica riesgos, la elongación al comienzo y al término de la clase es fundamental para evitar lesiones.

 

Natacha Sánchez menciona que en el proceso de entender el baile entretenido, es importante saber que “nadie puede bailar bien con el cuerpo contraído” y por lo tanto la tarea de preparar una clase también debe contemplar que los ejercicios estén orientados para que la gente empiece a “expandirse”.

Por último, hay que tener en cuenta que así como cualquier actividad física, el bailar también potencia la liberación de endorfinas – llamadas también hormonas de la felicidad – por lo que el placer que puede sentirse en 60 minutos de movimiento hacen que no sólo la persona pueda ponerse en forma, sino que también levante el ánimo y se deshaga del estrés que ha acumulado durante el día.

 
 
Punto Vital Julio 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Exprésate libremente, arma tu propio estilo
Danza árabe: expresión femenina
Mueve tu cuerpo con Zumba