Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
El yogilates combina la fuerza del Pilates con la sutileza del yoga
 
Perfecta mezcla de cuerpo y mente
Flexibilidad y fuerza; musculatura abdominal y respiración. Esas son algunas de las relaciones entre el Yoga y el Pilates que dieron vida al Yogilates, disciplina creada y patentada por el norteamericano Jonathan Urla y que permite concretar uno de los objetivos principales que poseen ambas: encontrar la conciencia corporal.
 
Carla González C.
 

Si bien toda actividad física tiene algo de conexión entre cuerpo y mente, esta disciplina – el Yogilates – es quizás su máximo representante. Y es que la técnica desarrollada en 1997 busca precisamente eso, conectar el trabajo corporal con el desarrollo de la concentración y la respiración, todos elementos claves en este sistema.

Con respecto al nacimiento del Yogilates, el profesor de educación física e instructor de Pilates de Laurus Pilates & Therapy Center (www.laurus.cl), Hugo Torres, cuenta que todo se inició cuando Jonathan Urla, bailarín y triatleta norteamericano, sintió la necesidad de complementar su trabajo corporal de una manera que lo dejara satisfecho.

En esta búsqueda llegó al Yoga, práctica que le permitió ganar aquello que sentía que estaba perdiendo, es decir, flexibilidad, concentración y una mejor coordinación entre los movimientos corporales y la respiración.

A pesar de haber logrado cambios importantes, el instructor de Laurus comenta que Urla aún sentía que algo faltaba. Así, dice que algunas cosas que “le molestaban” era el “no comenzar con un calentamiento”, esto porque en el Yoga se iniciaba cada clase directamente con el saludo al sol, movimientos que según su opinión, no todas las personas pueden hacer a buenas y a primeras.

Debido a esto, Hugo menciona que el creador del Yogilates “no se sentía muy elástico al momento de hacer una plancha, una elongación o una extensión. Eso también le provocó el no sentirse satisfecho e ir en búsqueda de más”, afirma.

De esta manera comenzó a practicar Pilates, disciplina que le permitió ganar fuerza y además ponerse en sintonía con temas como la coordinación entre movimientos, respiración y en general con todo lo relacionado a “la conexión abdominal, de piso pélvico y de los músculos más internos del cuerpo, cosas que de alguna forma le fueron marcando la pauta de cómo estar más firme en su postura”, manifiesta.

Con todos los conocimientos adquiridos, Jonathan Urla complementó lo que a su juicio era lo más representativo tanto del Yoga como del Pilates para crear el Yogilates, técnica muy joven, pero que ya comienza a difundirse entre quienes gustan de estas disciplinas y deciden acercarse a lo esencial de cada una de ellas.

 

La afinidad entre el Yoga y el Pilates permitió el surgimiento del Yogilates, disciplina que combina lo mejor de ambas en pos de una conexión más real entre el cuerpo y la mente.

 
Del Yoga la concentración y del Pilates el powerhouse
 

Ganar en rango de movimiento, eliminar posibles lesiones por haber realizado alguna postura sin un calentamiento previo, disfrutar del presente gracias a una correcta respiración y lograr la tan anhelada conciencia corporal son algunas de las ganancias que se obtienen en el Yogilates.

Para Hugo Torres, “hacer las dos cosas juntas – es decir practicar por separado el Yoga y el Pilates – eran para Urla una sobrecarga del entrenamiento que necesitaba. Y como la idea era prevenir lesiones y no sentirlas, unió estas dos técnicas en donde lo principal que extrajo del yoga fue el tema de la concentración, la respiración y la conexión entre cuerpo y mente”.

 
     

Del Pilates en cambio, sostiene que extrajo “todo lo relacionado con el powerhouse (especie de “faja” que rodea el ombligo y que compromete músculos abdominales, lumbares, glúteos y piso pélvico). Allí enfocó el tema de la respiración para así fortalecer la musculatura más interna del abdomen, la pelvis, los movimientos de cadera y la alineación de la columna”.

En esencia, comenta el instructor de Laurus, el Yogilates es “una técnica de acondicionamiento físico que pretende que la persona sienta el ejercicio y pueda realmente conectarse consigo misma a través de los movimientos y la respiración”.

 
“Es yoga para occidentales”
 

Para el profesor de educación física e instructor de Pilates Qi (www.pilatesqi.cl), Rodrigo Abett de la Torre el mayor aporte del Yogilates es permitir “mirar más allá” a través de la “fusión de dos sistemas, uno milenario como lo es el Yoga y el Pilates, específicamente el clásico realizado sobre el mat (colchoneta)”.

Una de las razones por la cual Jonathan Urla habría unido estas dos disciplinas es a juicio de Rodrigo “el darse cuenta que existían posturas en ambas técnicas que podían ser muy invasivas, lesionar a las personas y que de alguna forma se hacían, pero sin ningún tipo de fundamento”, dice.

En ese sentido, el objetivo que cada postura y movimiento tengan debe tener un por qué. “Eso es esencial porque cuando uno hace un ejercicio, lo hace por una razón y no porque lo enseñaron y hay que repetirlo. Además de alguna manera esto tenía que adaptarse al cuerpo del occidental, que es muy distinto al de la gente que nació haciendo yoga”, sostiene.

Por otro lado, el instructor de Pilates dice que entre los beneficios que sobresalen del Yogilates – y que también se da en la práctica del Yoga y el Pilates por separado – está el refuerzo integral a nivel sistémico, lo que en palabras de Abett de la Torre dice relación con “la activación del organismo en su totalidad”.

De esta manera, afirma que con un movimiento se puede potenciar el sistema nervioso, con otros en donde se trabaja una extremidad, se puede activar también otra parte del cuerpo, con algunas posturas pueden reforzarse los órganos, etcétera.

En general, prosigue, “se trata de un trabajo muy profundo, donde incluso se apunta al fortalecimiento del sistema inmune, cardiovascular, digestivo, la fluidez de la energía a través de los chakras, entre otros”, cuenta.

 
Punto Vital Agosto 2010 ©
 
Artículos Relacionados
El yoga ayuda a encontrar la felicidad dentro de uno mismo
La unidad hace la fuerza
Respirar es vivir (y mucho más)