Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Pablo Krauss, monitor de yoga, naturópata holístico y fundador del Centro Ganesh
 
“El yoga ayuda a encontrar la felicidad dentro de uno mismo”
Dicen que provoca adicción. Que quien lo prueba por primera vez, guiado por un buen maestro, se engancha para siempre. Es como una droga sin efectos secundarios. El Hatha Yoga –más conocido en Occidente como Yoga- ha capturado ya a un significativo número de chilenos, que ha logrado mejorar su vida gracias a los beneficios de esta técnica milenaria.
 
Beatriz Gurdiel Robles
 

Tacos. Divorcios. Mudanzas. Jornadas dobles. Créditos sin pagar. Ruido. Las consultas de los psicólogos de nuestro país están repletas de hombres y mujeres que han llegado al límite. Hombres y mujeres con crisis de ansiedad, con angustia, estresados, deprimidos. Hoy en día, el frenético ritmo de vida que se nos ha impuesto nos ha alejado de la buena salud, nos ha hecho olvidarnos de la importancia de tomarnos un momento para reflexionar, ver las cosas desde varios puntos de vista, cargarnos de energía. El Hatha Yoga, la modalidad de Yoga más cercana al tradicional, se presenta como una gran alternativa para recuperar el equilibrio y encontrar la felicidad. Su objetivo, según Pablo Krauss, profesor de Yoga y fundador del Centro Ganesh, “es lograr la conexión cuerpo, mente y espíritu que nos permita encontrar la felicidad dentro de nosotros mismos”.

Según Krauss, cuando se tiene una vida ajetreada y con muchas responsabilidades es fundamental no olvidarse del aspecto espiritual. “Para poder seguir haciendo todo lo que el ritmo de vida nos impone hoy en día es necesario que el cuerpo físico funcione bien, las emociones y pensamientos tienen que estar alineados. El Yoga te ayuda a eso. Por eso –afirma- es fundamental regalarse el tiempo para disfrutar de una práctica de Hatha Yoga”.

En su opinión, “nuestra mente es la que nos esclaviza. El Yoga nos permite conectarnos con lo que ocurre dentro de nosotros mismos, nos ayuda a conocernos más, a ser conscientes de nuestros dones y virtudes, nuestro potencial, nuestra fragilidad y fortaleza”.

 
¿Qué es el Hatha Yoga?
 

El Hatha Yoga es el tipo de Yoga más difundido en todo el mundo. No en vano, más de 150 millones de personas lo practican de forma periódica, según datos de la Federación Internacional de Yoga.

Su práctica se basa en la combinación de varias posturas corporales, denominadas āsanas, y diferentes ejercicios que permiten controlar la respiración, parte fundamental del Yoga. “La respiración es energía”, afirmó Krauss a Punto Vital. “Cuando se respira con control y consciencia se utiliza al máximo esa energía”.

 
     
Más allá de crear nuevas actividades para reemplazar la rutina del trabajo, en vacaciones se recomienda realizar todo aquello que por tiempo no se puede hacer durante el año laboral, pero hacerlo de forma pausada, sin fijar fechas, horarios, ni establecer reglas al respecto. Salir a caminar, ir al cine, escuchar música, reunirse con la familia, embarcarse en la lectura de un buen libro, salir con amigos o dormir, son algunas de las actividades que lideran la preferencia de quienes descansan de forma adecuada.

Es importante tener en cuenta que la desconexión total no existe hasta que las actividades que se realizan en forma mecánica durante el año son reemplazadas por otras que resultan novedosas y atractivas para cada uno. Es así como no falta un buen libro en el bolso del viajero, un nuevo disco para escuchar o quizás algún hobbie que resulte difícil de desarrollar en conjunto con el trabajo.

 

“El Yoga nos permite conectarnos con lo que ocurre dentro de nosotros mismos, nos ayuda a conocernos más, a ser conscientes de nuestros dones y virtudes, nuestro potencial, nuestra fragilidad y fortaleza”.

Pablo Krauss

 

Las āsanas fueron desarrolladas para estimular el flujo del Prana, la energía vital, y cada una de ellas tiene un triple efecto: físico, emocional y psíquico. La combinación del movimiento corporal con el fluir de la respiración y la relajación llevan a la persona a un estado de interiorización que, según Krauss, permite a la persona tomar conciencia de sus posibilidades y de su esencia, equilibrando su cuerpo y su mente; el estado de la mente está siempre vinculado al estado del cuerpo.

 
“Todo el mundo debería hacer Yoga”
 

Pese a que la idea que muchos podemos tener del Hatha Yoga esté relacionada con un atlético joven capaz de sostener todo el peso de su cuerpo con la cabeza apoyada en el suelo y las piernas completamente estiradas, Kraus afirma que “todo el que tenga un cuerpo vivo puede hacer Yoga”. Es como todo, se debe empezar poco a poco, respetando las limitaciones de cada persona. La práctica será la encargada de mejorar nuestras āsanas.

Según la escuela Internacional de Yoga en Madrid, “en el Yoga no hay competición, no hay fuerza, ni exigencia. El Yoga se basa en la adaptación y evolución de cada persona. A medida que nuestra práctica sea constante y vaya evolucionando, aprenderemos a escuchar nuestro cuerpo y las fuerzas que actúan sobre él. Oiremos muchas veces que en Yoga no se trata de “hacer” una postura sino, más bien, de “dejar que se haga”, primero en nuestro interior, después en nuestro cuerpo. Esto, que aparentemente es difícil de entender, es el secreto y el punto central de la esencia del Yoga”.

Krauss afirma que para iniciarse en el Yoga es importante tomar clases, y ha de ser con un profesor de Yoga que tenga experiencia, y “que sea capa de acercarte al Yoga desde el conocimiento empírico, que te permita aprender y saber que lo que estás aprendiendo es útil”.

 
Beneficios de practicar Hatha Yoga
 

Son muchos los que consideran el Hatha Yoga como una ciencia integral de la salud, ya que sus técnicas milenarias benefician tanto al cuerpo como a la mente. Permite llevar un estilo de vida saludable. Estos son algunos de los beneficios de practicar Yoga de manera periódica.

Físicos

  • Proporciona tonicidad muscular
  • Mejora la elasticidad y flexibilidad de las articulaciones
  • Optimiza las funciones del sistema digestivo, respiratorio y circulatorio ya que en cada āsana se van haciendo movimientos que permiten liberar las toxinas acumuladas.
  • Contribuye a una mejoría del cuerpo a nivel estructural, ya se van corrigiendo posturas lo que permite la libre circulación de los “humores”
  • Purifica la sangre
 
     

Emocional y psicológico

  • Disminuye los niveles de estrés, ya que “a través de la respiración –eje central- la mente comienza a calmarse, las emociones son mas serenas, menos intensas, están más claras y definidas. Cuando la mente esta agitada y hay demasiada intensidad se llega a la ansiedad, de ahí a la angustia y al estrés”.
  • Mejora las capacidades cognitivas como la memoria, la concentración y la capacidad de tomar decisiones.
  • Favorece la relajación y la meditación
 
Punto Vital Marzo 2007 ©
 
Artículos Relacionados
Biodanza, vida en Movimiento
Alternativas para el control del estrés laboral
Ayurveda, la sanación integral
Chi Kung: para entrenar la energía
Tabla de ejercicios para aprender a relajarse