Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
“No”, palabra simple que cambió la historia de un país
Ya han pasado 24 años desde que Chile volvió a ser un país con régimen democrático, y tras un nuevo aniversario del plebiscito, la película “No” trae a la pantalla grande una visión tal vez olvidada: La franja publicitaria de la oposición de la época.
 
Patricio Gutiérrez

Eran tiempos complicados para Chile. Años donde todo era observado bajo una lupa dictatorial, las libertades prácticamente no existían y la sociedad vivía con miedo de transitar por las calles del país. Pero el pueblo tenía la oportunidad de votar en contra del régimen y recuperar así la anhelada democracia.

Esto refleja la película chilena “No” del director Pablo Larraín. Es una cinta diferente que aunque sea en gran medida ficción, toma una arista de la dictadura casi olvidada, pero que fue de suma importancia durante esos años: La campaña publicitaria de la oposición para el plebiscito de 1988.

Para muchos pudo ser sólo una franja de 15 minutos, pero todo lo que implicó merece un reconocimiento especial, y de eso es lo que trata la película que, aunque se haya vivido en esa época, vale la pena ver.

René Saavedra, interpretado por Gael García Bernal, fue el elegido para coordinar y dar vida a la campaña, pero nunca se imaginó todo lo que significaría. Es que no fueron sólo un montón de imágenes puestas en la pantalla, claro que no, fue mucho más que eso.

Fue la valentía de enfrentarse a un gobierno que tenía todo a su favor, fue el creer y tener fe de que las cosas podrían cambiar aunque todo estuviera en contra, fue el alentar a todo un pueblo a expresarse libremente a través del voto, y todo eso expresado en una simple frase: “Chile, la alegría ya viene”.

La franja del “No” fue sencillamente notable y la cinta lo expresa de manera muy fidedigna. Pese a tener a mano conceptos como las violaciones a los derechos humanos,  Saavedra se la juega por una campaña alegre y artística, conceptos que tuvieron buena recepción entre la gente y que en el transcurso del tiempo terminaron dando la razón.

Los 15 minutos de la oposición llenaron de mística las pantallas de los ciudadanos, a pesar del clima de violencia que imperaba en el país, el creador del espacio utilizó un recurso digno de Gandhi: la no violencia.
Ese mensaje de esperanza fue el que cautivó al pueblo chileno. Pueblo que perdió el miedo y se acercó a las urnas para cambiar su futuro con una democracia libre y sin trabas.

Pese a las constantes críticas hacia su trabajo, René creyó firmemente en sus convicciones pacíficas que lo llevaron al cambio para Chile.

Pero no todo fue color de rosas para los creativos. El clima de represión y amenazas se hacía cada vez más fuerte, llegando incluso al hijo de Saavedra, situación por la cual tuvo que llevarlo a vivir con su ex esposa y madre del niño,  Verónica.

En tanto, por la otra vereda y con todos los recursos a mano, la opción del “Si” se la jugó por “humanizar” al General Augusto Pinochet, sacándole el uniforme y vistiéndolo de civil.

Sin embargo, la estrategia del oficialismo de esos años no sirvió y no llamó la atención de los miles de votantes que estaban indecisos y que finalmente fueron los decisivos en el plebiscito.

En definitiva, “No” es una cinta que representa de manera fiel y desde una mirada un tanto olvidada, los hitos que marcaron lo que sería la campaña más creativa y contundente de la cual se tenga conocimiento.

Trailer:

 

Punto Vital Octubre 2012 ©