Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Expandir la conciencia y mirarnos a nosotros mismos con amor, es un inicio para la autosanación
 
Sistema Isha: una alternativa para sanar
Ser feliz, estar en equilibrio y vivir en plenitud son sensaciones que no todos pueden experimentar y no es porque no tengan la facultad de sentir, sino porque el miedo muchas veces nos paraliza a tal punto que no podemos comportarnos tal cual somos. Existen muchas formas de sanar y reconstruirse y el sistema Isha es una de esas alternativas.
 
Carla González C.
 

Para algunas personas es común vivir la vida preguntándose el por qué de todas sus experiencias negativas, ¿por qué me está pasando esto?, ¿por qué a mí?, ¿por qué todo me sale mal?, siendo la mayoría de las respuestas algo que tiene que ver con el resto, su opinión, juicios o valoraciones que no muchas veces están relacionadas con nuestros propios pensamientos.

Este ir y venir de preguntas impiden que el ser humano pueda estar tranquilo y vivir el presente de manera equilibrada, pues la verdad que otros tienen acerca de lo que le está pasando, sumado al temor por enfrentarse a uno mismo, hacen que la duda frente a lo que realmente vive sea algo inexplicable, más aún si no existe la certeza de cuál es nuestra propia realidad.

Dejar el temor atrás, mirarse hacia el interior y encontrar ahí las respuestas que tranquilicen el alma, es algo a lo que todas las personas pueden acceder, basta sólo con proponérselo. Sin embargo, la poca capacidad de autoconocimiento impide que haya una interiorización profunda y por ello trastornos como el estrés o la depresión comienzan a apoderarse del organismo.

Sin duda, existen muchas alternativas para ingresar en el área de la autosanación. Practicar la meditación, yoga e incluso acceder a alguna psicoterapia con profesionales en el área de la psicología son algunas de ellas. Así, entre estos caminos también se posiciona el método creado por Isha, una australiana que a través de su experiencia de vida dio nombre a esta técnica que pretende a través de la expansión de la conciencia, permitir a las personas sanarse por sí mismas en forma íntegra, o sea, tanto en el cuerpo como en su mente y emociones.

Isha cuenta para Punto Vital que este sistema “te brinda una serie de herramientas que permiten tu sanación y la expansión de conciencia. Al sanar, se cambian y transforman aquellos lugares en el que el miedo nos limitaba y eso mismo se transforma en un lugar de amor”.

Esta mujer considerada como una “embajadora de la paz” y una guía espiritual asevera que este sistema no es una terapia, por lo tanto no considera a las personas como ‘pacientes’. Además, menciona que uno de los objetivos fundamentales es lograr instaurar en el individuo, un lugar “de mayor potencial para experimentar la felicidad y la libertad interna. Se transforma en una nueva manera de vivir cada momento”, manifiesta.

 
Todo comienza y termina en el miedo
 

Según Isha el miedo es uno de los factores que tiene más relevancia en el crecimiento de las personas. El temor a ser uno mismo y no presentarse real ante los demás impide vivir el presente conectado con nuestro interior, “pues se está tratando de recibir la aprobación de los otros en lugar de ser la expresión de uno mismo”, afirma.

La mentira, entonces, también será un poderoso factor que se interpone en la evolución de las personas como seres integrales. “El corazón no miente, es espontáneo, inocente”, dice Isha y argumenta diciendo que el intelecto es el que ajusta la manera en cómo este corazón se exterioriza para que el que está afuera, “el otro”, apruebe. “(con miedo) uno es muy infeliz y es por eso que con este sistema uno se va limpiando poco a poco de estos temores, de forma natural y sin lastimar a nadie”, explica.

 
     

Para lograr este cometido, el sistema toma en cuenta el término ‘expansión de conciencia’ para abrir las puertas de la autosanación. Al respecto, Isha menciona que este proceso es algo que se va desarrollando en forma natural y tiene que ver con “sanar esos espacios que antes eran raíz de sufrimiento. Los miedos que antes nos limitaban, ahora se transforman en pura energía de amor, libertad y expansión permanente, cosa que también sucede en forma natural”, aclara.

 
Para la creadora del sistema Isha, todos podemos alcanzar el equilibrio y por ende la tranquilidad con nosotros mismos. “Es nuestra naturaleza”, afirma y prosigue diciendo que “esa paz que buscamos fuera la podemos encontrar en nuestro interior para luego compartirla con el resto de las personas. Esa es mi visión de un mundo en paz, comenzando por cada uno”, sentencia.
 

De esta manera, la expansión de la conciencia produce “una elevación en el nivel vibratorio energético que permite transformar la experiencia humana en una vivencia de paz, amor y alegría permanentes, disfrutando del profundo silencio que yace dentro de cada ser humano”.

Isha asegura que una vez que la persona logra atravesar por esta experiencia interna de autoconocimiento, podrá ser capaz de irradiarla naturalmente hacia el exterior, “renovando nuestro entorno y calidad de vida en cada momento. Aquello que sanamos y cambiamos en nosotros, sana y cambia alrededor”, enfatiza.

 
El sistema Isha desde dentro
 

Para conocer un poco más en qué consiste el método Isha, su creadora cuenta que “se enseña en formato de seminario de fin de semana para aprender las facetas del portal diamante, cuya práctica luego se hará cotidiana por el estudiante”.

El portal diamante es considerada la herramienta principal de este sistema y lleva ese nombre, pues la figura del diamante “representa la conciencia perfecta que es la verdad de lo que somos” y el hecho de poseer diferentes caras es utilizado como una connotación de las facetas en las cuales el ser humano debe enfocarse para retornar a su esencia.

“A través de la práctica de los pasos del método, el estrés acumulado en el sistema nervioso se libera y eso abre paso natural a la sanación. Sucede esa paz interna, se expande la felicidad en un espacio de amor incondicional a uno mismo y a todo”, declara la australiana.

“No hay regla alguna” subraya, sino que sólo se trata de una práctica que se hace parte de la cotidianeidad de las personas muy fácilmente. Así, los demás pasos: enfocarse en el amor – conciencia, sentir las emociones, hacer ejercicio físico, beber mucha agua, ser reales, completamente humanos y hablar siempre la propia verdad son claves.

En síntesis, esta mujer que estará de regreso en nuestro país en mayo próximo, sentencia que todo está en “permitir que las máscaras y las mentiras se vayan cayendo, enfocándose en la verdad – nuestra verdad – son pasos naturales de la conexión con uno mismo”, concluye.

 

Beneficios del sistema Isha

En su portal web, Isha menciona que entre los beneficios que posee el sistema que lleva su nombre, se puede destacar:

- Expande la conciencia y estabiliza una experiencia de paz interior.
- Remueve todo el estrés del sistema nervioso y mejora la salud física, mental y emocional.
- Eleva la autoestima y mejora las relaciones interpersonales en todos los ámbitos.
- Incrementa la memoria y la efectividad.
- Aumenta la creatividad y el poder de decisión.
- Expande la alegría, nos libera de hábitos adictivos, disolviendo los patrones depresivos, de inseguridad, angustia y ansiedad.
- Nos conecta con el profundo sentido de la vida.
- Elimina el miedo, sana el insomnio y ataques de pánico.

Fuente: Isha.com

 
Punto Vital Diciembre 2008 ©
 
Artículos Relacionados
El yoga ayuda a encontrar la felicidad dentro de uno mismo
Sano y tranquilo las 24 horas
La felicidad: ¿un sentimiento pasajero?