Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Una técnica que nos invita a corregir nuestros errores

Ho’oponopono, el arte de la limpieza del inconsciente

Sentirnos culpables por todo lo que nos pasa, ser negativos, tener prejuicios y adelantarnos  a los hechos siendo la mayoría de las veces fatalistas, son conductas recurrentes en las personas. Al respecto el Ho’oponopono puede ser una gran herramienta para hacer lo correcto y en completa libertad.
 
Carla González C.

Ho’oponopono es un arte hawaiano cuyo nombre significa “corregir un error” y en palabras simples sería como la tecla del computador que sirve para borrar todo aquel texto que no queremos que aparezca, que queremos editar y corregir para poder escribir nuevamente de la manera correcta.

Según lo explica la argentina Mabel Katz – reconocida como una de las más entendidas en esta técnica – “todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y aparece en nuestra vida para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar”.

De allí que este método permite a través de varias herramientas (las que suponen procesos de arrepentimiento, perdón y transmutación), poder funcionar de manera más equilibrada y saludable.

Por otro lado, sostiene que todo lo que nos sucede, ya sea bueno o malo, sólo es responsabilidad de nosotros mismos y nuestros pensamientos (incluso si provienen de un tercero). De esta manera, la idea de que “atraemos” todo lo que vamos experimentando en la vida y que por el contrario, nada es “porque sí”, para el Ho’oponopono tiene mucho sentido.
 
La técnica hawaiana Ho’oponopono sostiene que todos podemos ser agentes de sanación. Sin embargo, aclara que para poder lograrlo, lo primero que debemos hacer es cambiarnos a nosotros mismos. “El mundo es lo que piensas que es; es una manifestación de tus pensamientos. Comienza a limpiar tu mente de pensamientos dolorosos y dañinos y tu mundo cambiará”, expresa la terapeuta en este sistema, Soledad Miranda.

Para la psicóloga y terapeuta floral, Pamela Labatut Hernández (www.psicologiayflores.cl), el Ho’oponopono “se trata de que la persona a través de esta técnica, pueda limpiar las memorias que están en el inconsciente, lugar en donde se albergan toda una cantidad de datos – se habla de unos 11 millones – de todo lo que hemos vivido y con los cuales funcionamos de manera consciente”.

Con lo anterior, la terapeuta dice que “hay ciertas cosas que nos pasan en la vida que tienen que ver con agarrar del inconsciente datos como los patrones familiares y cosas que vienen desde nuestro árbol genealógico, la sociedad en la que vivimos, nuestra cultura, etcétera, para poder funcionar en el día a día y que de alguna manera nos permiten cometer un error una y otra vez. Esa información claramente nos hace daño y con esta técnica podemos limpiar eso para ya no volver a recurrir a ese tipo de recuerdos de memorias dolorosas, sino que a unas que partirán desde cero, mucho más amorosas”.

A través de mi limpieza, limpio a los demás

Una de las cosas que llama la atención del Ho’oponopono es que postula que si uno tiene problemas con alguien porque, por ejemplo, su mal genio es inaguantable, el problema o más bien la responsabilidad es de uno y no de aquel que se caracteriza por su forma de ser.

Al respecto, Pamela Labatut explica que si bien esta técnica limpia los datos de la persona que recurre a ella, “inevitablemente también estarás limpiando memorias colectivas. En el caso de una relación interpersonal hay un libre albedrío de por medio donde esta otra persona está queriendo entrar a mi mundo y yo en el de ella. Entonces mis pensamientos  acerca de ella estarán basados en mis memorias, conscientes o no”, dice.

 
 
“Las personas emitimos ciertas energías – de ida y de vuelta – y la persona que tengo enfrente también, entonces vale la pena reflexionar acerca de cosas como el por qué, por ejemplo, una amiga puede ser tan diferente cuando está junto a mí que cuando está con otros; quizás es porque en este caso yo emito una frecuencia distinta y por ende también ella conmigo”, asevera.
 
No te esfuerces en entender

Pamela Labatut dice que el Ho’oponopono se rige por algunos preceptos, siendo uno de ellos aquel que habla de ser “100% consciente y responsable de que soy yo quien atraigo y creo la realidad que está afuera”.

A pesar de aquello, hace hincapié en que esta técnica de limpieza, al trabajar con el inconsciente, “no es para que la entendamos. De hecho con esta herramienta no vamos a entender desde la conciencia todo lo que pasa o por qué atraemos cierto tipo de cosas porque ese no es el fin”.

Su objetivo entonces, añade, “es limpiar y por lo tanto una de las cosas importantes que hay que entender del Ho’oponopono es que la persona debe aprender a darse permiso y entregarse más incondicionalmente a lo que le pasa y simplemente tener la intención de limpiar lo que le causa daño”.

De esta forma, asegura que la persona podrá descubrir muchas cosas que a veces por estar inmersa en la dinámica de querer tener el control sobre todo no puede ver con claridad.

“Lo siento, perdón, te amo, gracias”

Esta frase es considerada “la frase maestra” a la cual acude el Ho’oponopono para  limpiar y entre quienes la ponen en práctica tiene mucho significado, al igual que todas las palabras que se utilizan en esta terapia.

Así, Pamela cuenta que si separamos por parte la frase “lo siento, perdón, te amo, gracias” podremos ver que la primera “habla de sentir que algo está pasando y siendo perturbado; la segunda, es pedir a la divinidad que me ayude a perdonarme por estar creando una realidad que no es agradable desde la conciencia; la tercera, es decirle al otro “lo siento te amo” y luego a mí mismo “lo siento me amo” y convertir eso negativo en amor propio y la última, es agradecer porque lo que está siendo limpiado”.

Otra frase, que según cuenta la terapeuta puede ser utilizada en casos de tener una relación interpersonal negativa es: “divinidad, limpia en mí lo que sea que esté generando que yo tenga este pensamiento de esta persona” y luego decirle a la persona (mentalmente), “te amo lo siento me amo”.
 
En el Ho’oponopono existen otras frases “gatillo” muy precisas que se utilizan para limpiar. Una de ellas es “azul índigo búdico blanco”, expresión que trabaja directamente con el cuerpo físico, sus dolencias, enfermedades, etcétera.

Otras herramientas utilizadas por este método hawaiano son la escritura de algunos códigos de limpieza como el “XXX000”, el agua solar azul (muy parecido al agua diamantina y que coincide con la teoría del japonés Masaru Emoto), la respiración Ha que consiste en una serie de nueve respiraciones realizadas con la dinámica inhalar-retener-exhalar-retener en siete tiempos, entre otras.

Frente a las posibles críticas de los escépticos que consideran a esta terapia como algo que no tendría validez, Pamela Labatut dice que “no hay más técnica que probar y si una persona está pasando por un momento en el que no le están resultando las cosas, no pierde nada con intentarlo. Además el resultado también depende de la disposición con que la persona se acerque a ésta u otra terapia. El Ho’oponopono es muy beneficioso, pero también es una técnica más”, concluye.

Entrevista Hew Len, doctor hawaiano y principal promotor de la técnica del Ho’oponopono (Primera parte)
 
 
Punto Vital Julio 2012 ©
 
Artículos Relacionados
Constelaciones familiares: para que la energía fluya hacia las alas
La Kabbalah: aprendiendo a ser mejores
Método Alkymia: para volver a nuestro centro
La sanación del Cabaret Místico