Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Reencontrarnos con nuestro interior puede darnos grandes satisfacciones
 

La meditación puede terminar con el estrés

El estrés es uno de los males que afecta a la mayoría de las personas en la actualidad. Si bien muchos se refugian en los fármacos para aliviar los síntomas, disciplinas como la meditación se alzan como una gran alternativa para sanar de manera natural.
 
Carla González C.

A estas alturas, muchos sienten que estar estresado es algo normal, tanto, que incluso estando en momentos de tranquilidad, necesitan hacer más de una cosa a la vez y tener cientos de ideas en la cabeza para así sentirse en sintonía con el mundo.

El estrés ya es algo común en la población y por lo tanto son pocos los que se dan cuenta de que no es algo saludable. Para aquellos que deciden remediar esta situación está el otro problema, pues si bien es cierto existe la intención por remediar el estrés, muchas soluciones no son del todo satisfactorias, permitiendo algunas de ellas, caer en otro tipo de problemas.

Es así como el consumo de ansiolíticos, tranquilizantes, pastillas para dormir, antidepresivos, la automedicación y las visitas interminables al psiquiatra, se suman a la lista de posibles soluciones que están al alcance de la mano.

Pero, ¿por qué no volcar esa búsqueda hacia nuestro interior?, ¿por qué siempre recurrir a recetas, remedios, respuestas y soluciones que vengan desde el exterior sabiendo que en nuestra mente podremos encontrar eso y mucho más?

Esas son algunas de las preguntas que plantea Swami Paramtej, discípulo de Sri Sri Ravi Shankar y uno de los instructores más reconocidos de la Fundación El Arte de Vivir (www.artofliving.org), organización no gubernamental (ONG) y “fundación humanitaria y educacional” presente hoy en 152 países del mundo.

Este instructor oriundo de India menciona para Punto Vital que el elemento principal que se encuentra directamente relacionado con el estrés es nuestro estilo de vida. Al respecto, dice que “nuestros hábitos, la forma en que comemos y la falta de conocimiento acerca de nuestro cuerpo, mente, emociones y respiración” son el cimiento para gatillar respuestas como el cansancio extremo y todo lo relacionado con esta suerte de “mal del siglo XXI”.

En esta línea, dice que teniendo en cuenta que gran parte de la gente “se alimenta de la comida equivocada, en horarios inadecuados, en cantidades poco sanas y además no respira bien” hace cada vez más evidente aquello que se dice acerca de que “ocupamos la mitad de nuestra salud en ganar riquezas, para luego gastar la mitad de nuestras riquezas buscando la salud”.

Meditación para combatir el estrés

Calma, paz interior, concentración, relajación, energía, poder conciliar el sueño y terminar con los dolores de cabeza, estómago, músculos o por donde se esté somatizando el cansancio, son algunas de las cosas a las que se aspira a llegar cuando se está en medio de un episodio de estrés.

Entonces, para lograr que todos estos propósitos puedan cumplirse, es necesario entender que nuestra mente – y el trabajo con ella – es fundamental para encontrar respuestas que finalmente permitirán lograr un equilibrio y por ende, la conciencia necesaria para continuar por la vida sin la necesidad de caer en estados de estrés.

En ese sentido, Swami Paramtej afirma que la meditación tiene mucho que decir con respecto a este tema y que la respiración se suma a ella como elemento básico para afrontar tanto al estrés como a muchas otras cosas que actualmente desarmonizan a las personas.

Es por eso que dice que sabiendo que “todas las emociones tienen un ritmo respiratorio diferente”, el estar intranquilo y nervioso también provocará en nuestro interior un trabajo respiratorio determinado, el que con la meditación puede ser modificado, pues según sus palabras, “cuando estamos meditando, se limpian las impresiones negativas que están en nuestra mente y que hacen que nos sintamos ligeros y con más energía”.

Según el periódico español El Mundo, “la reducción del estrés se logra al quemar adrenalina que es la sustancia que éste produce” y que en exceso puede incrementar la presión sanguínea y causar más de algún problema. Entonces, “además de reducir el estrés y la ansiedad, la meditación es una buena técnica que permite lidiar con el dolor crónico”, se informó.

Por otra parte, el instructor de El Arte de Vivir habla de la meditación como un método que “hace maravillas”, puesto que “nos relaja completamente, ya que es sinónimo de energía y entusiasmo, además de preocuparse de todo el organismo y reforzar nuestro sistema inmunológico”.

Tantos son los beneficios de la meditación, que incluso podría aportar a nivel físico. Bajo esa premisa, Swami Paramtej afirma que el aporte va muy de la mano con sentirse “jóvenes, frescos, ligeros y con más energía”, características que podrán verse reflejadas “en cualquier cosa que hagamos; en nuestro trabajo, en la casa, practicando deportes y en las relaciones con otras personas”.

Asimismo, dice que gracias a la meditación, las personas pueden desenvolverse de manera más reposada y “cuanto más profundo sea el descanso, más dinámica será nuestra actividad y por el contrario, mientras no estemos lo suficientemente descansados, todas nuestras actividades se verán afectadas”, característica clave en las personas estresadas.

La importancia de la respiración

Si para meditar se necesita respirar en forma correcta y la gran mayoría de las personas no lo hace – de hecho se dice que la mayoría de la gente sólo usa entre el 30 y el 40% de su capacidad pulmonar - entonces, ¿cómo desarrollar una correcta inhalación y exhalación del aire y así profundizar correctamente esta disciplina?

Para explicarlo, Swami Paramtej afirma que algunas de las herramientas claves que se utilizan en meditación son justamente los ejercicios respiratorios, los que pueden ser practicados incluso antes de someterse al proceso de reflexión, de manera de preparar al cuerpo y la mente para la actividad.

En ese sentido, dice que “antes de la meditación, es bueno hacer pequeños y relajados ejercicios donde se utilicen técnicas de respiración. Éstas balancearán todo nuestro sistema y nos ayudarán a profundizar dentro de nosotros mismos”.

 

En esta misma línea, cuenta que la técnica Sudarshan Kriya es “la más poderosa, pues tiene un efecto inmediato en el cuerpo y también en la mente”. A través de diferentes investigaciones, cuenta, se ha llegado a diversas conclusiones. Una de ellas dice relación con que esta técnica junto con la meditación “podrían conducir a una conciencia más elevada”, esto por incidir directamente en la actividad beta del cerebro, implicada en las actividades mentales de la persona. Por lo tanto incidiría en cualidades como la concentración y la agudeza mental.

Esta técnica (también llamada “respiración curativa”) consiste básicamente en combinar la respiración con ejercicios de yoga teniendo en cuenta que para cada emoción o sentimiento existe un ritmo de respiración determinado. De esta manera, el Sudarshan Kriya “incorpora ritmos naturales específicos de la respiración para liberar el estrés y poder llevar a la mente al momento presente”.

De esta manera, el instructor de la ONG dice que tomando en cuenta que “la mayor parte del estrés se elimina mediante la respiración”, los ejercicios que potencian este proceso fisiológico se convierten en herramientas claves para terminar con la sensación de sentirse exhaustos, irritables e incómodos las 24 horas del día.

“La mente es la causa principal de todo lo bueno y lo malo que nos pueda pasar en la vida y en ese sentido, la meditación es la herramienta para trabajar con la mente. Por eso, sea cual sea la profesión que tengamos, una mente balanceada será la llave de la creatividad, el dinamismo, la felicidad y nuestro progreso en la vida”, concluye.

Punto Vital Agosto 2013 ©
 
Artículos Relacionados
No puedo más… ¡estoy estresada!
Enfrentándose a uno, al mundo y al silencio
“No entiendo cómo la gente puede vivir sin meditar”