Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Alberto Plaza nos cuenta acerca de su experiencia con la Cienciología
 
“Me ha cambiado la vida”
La Cienciología es una religión de la que poco se sabe y lo que se conoce muchas veces es a juicio de quienes la profesan, tergiversado por los  medios – en especial Internet – donde dicen, se entrega información errónea. A pesar de aquello, el hermetismo sigue intacto y llegar a conocer un poco más acerca de ella es toda una proeza.
 
Carla González C.
 

A pesar de tener casi 60 años de vida, la Cienciología quizás fue un poco más comentada luego de que algunos actores de Hollywood como Tom Cruise y John Travolta se confesaran fieles de esta religión, muchas veces vapuleada por sus prácticas, las que para algunos, distan mucho de lo convencional.

Así, lo poco que se conoce de ella puede ser ubicado en algunos portales específicos y oficiales de este grupo de personas que aunque parezca reducido, tiene a un número importante de personas entre sus filas y esto no sólo se limita al extranjero – donde gran parte de los continentes tiene una sede - sino que también en Chile, donde el cantante Alberto Plaza es quizás el más mediáticamente conocido entre ellos.

Remitiéndonos a la historia de la Cienciología, el sitio oficial scientology.org.mx, menciona que ésta es “una religión en su sentido más amplio, ya que ayuda a llevar al hombre hacia la libertad total y la verdad” y además manifiestan que sus principios fundamentales tienen que ver con que cada persona es “un ser espiritual inmortal” con “capacidades ilimitadas, incluso si no se han realizado todavía”. En conclusión, “el hombre es básicamente bueno y está tratando de sobrevivir”.

 
La Cienciología fue creada por el estadounidense Lafayette Ronald Hubbard, escritor de novelas de ficción y de autoayuda, quien tuvo una cercana conexión con heridos de guerra a quienes – dicen - ayudó a sanar a través de ciertas teorías aprendidas durante sus viajes a oriente, las que combinó con la metodología científica de occidente.
 

Dentro del credo que caracteriza a los cientólogos, este mismo portal indica que algunos de esos postulados tienen relación a la creencia en que todos los seres humanos “fueron creados con los mismos derechos” y que estos son “inalienables a sus propias vidas, a su cordura, a su propia defensa; a pensar libremente, hablar y escribir sus propias opiniones y a oponerse, pronunciarse o escribir sobre las opiniones de otros”, etcétera.

Son quizás estos credos los que para algunos resultan motivo de dudas, pues a pesar de ellos, se ha dicho de esta religión que sería nada más que una secta, en donde se “lava el cerebro” de las personas que ingresan a ella y, es más, en países como Francia se les han cerrado las puertas por considerárseles un movimiento que engaña estafando a sus fieles con grandes sumas de dinero de por medio.

 
Alberto Plaza: el testimonio desde dentro
 

Quizás uno de los representantes chilenos más conocidos de la cienciología es Alberto Plaza. El cantante chileno se encuentra hoy radicado en Estados Unidos, desde donde suma a su trabajo artístico el estudio más profundo de esta religión, conocimientos que para él han resultado fundamentales en su vida.

Punto Vital se contactó con el cantante y a través de una breve entrevista nos contó qué ha significado para él esta experiencia, de los supuestos mitos que se entretejen con respecto al proceder de la Cienciología y de cómo podemos los medios de comunicación y la población en general conocer un poco más de esta “filosofía práctica” que tiene a muchos debatiendo con respecto a su veracidad.

 
     

Alberto, ¿cómo surgió su acercamiento a la cienciología? ¿Qué le llamó la atención de esta religión?
Llegué a la Cienciología porque necesitaba un cambio en mi vida, porque sentía que había algo que no me estaba acomodando y que no me permitía ser todo lo feliz que quería. Tengo muy buenos amigos en Miami que me mostraron esta religión y más que mostrármela, vi cómo eran sus vidas. Son personas que llaman la atención porque son muy felices, éticas y eficientes. Entonces, encontré una religión que valida lo que ha sido siempre mi manera de pensar. 

¿Qué diferencias puede apreciar en su vida después de haber ingresado a la cienciología?, ¿siente que ha ganado nuevas y mejores cosas?
Me ha cambiado la vida completamente. Ha sido una etapa de grandes ajustes, de reactivar líneas que estaban dañadas y de un profundo crecimiento espiritual. Estoy mucho más contento y en dominio de mi mismo. Estoy más asertivo y más comunicativo. Las personas notan un cambio muy positivo en mí,  no sólo en los escenarios, sino también en el aspecto personal. Además, la Cienciología ayuda a resolver problemas y a transformar la mirada de uno mismo sobre el alma humana. Se puede ayudar a las personas a encontrar la raíz del conflicto y salir adelante.

¿Podría contarnos algunas características de la cienciología que la diferencie con otras religiones?
La Cienciología refuerza las  propias creencias porque lo que hace es devolverle al ser humano la conciencia de su propósito en la vida y nos recuerda a qué vinimos a este mundo. Con esa certeza nos da las herramientas para ponerlo en causa. La mayoría de los seres humanos son efecto de lo que le ocurre en la vida y no son causa de lo que está pasando a su alrededor. La Cienciología muestra un camino con el que las personas sintonizan, porque  ayuda a encontrar la felicidad en cada uno, sin que nadie te diga qué hacer, pues todo lo descubres por ti mismo.

¿Es muy difícil el estudio de esta filosofía?, ¿qué ha sido para usted lo más difícil de entender o practicar?
No es una  filosofía, es una religión y no hay nada difícil de entender ni de practicar, pues se trata de reencontrarse con todo lo que ya se sabe. El ser humano conoce la verdad, lo que pasa es que muchas veces no quiere verla.

 
Antes de hablar, infórmese
 

Para Alberto Plaza, uno de los mayores problemas que tiene la Cienciología con la población (o quizás al revés) es la forma en que se cuenta acerca de ella. A pesar de aquello, es muy poco lo que se puede conocer, pues este movimiento se caracteriza por su hermetismo a la hora de contar qué es lo que se hace dentro de él.

A partir de aquello es que surgen múltiples especulaciones que nombran a esta religión como una secta, un grupo de personas que sólo lucran con las motivaciones de quienes se acercan a ellos, muchas veces buscando consuelo a sus inquietudes y que tendrían ciertas prácticas con respecto a la salud (su supuesto veto a los medicamentos, incluso en momentos de urgencia médica) que no dejarían a muchos indiferentes.

Con respecto a este tema, el cantante chileno menciona que todas estas supuestas falsedades que se han creado en torno a la Cienciología no son más que “parte de la mitología que se ha creado, pues se trata de información que proviene de Internet y que es falsa”, asegura.

Para el creador de canciones como “Que cante la vida” y “Bandido”, ésta sería una religión polémica “porque hace al hombre más poderoso y existen fuerzas que no quieren que el ser humano sea más feliz”.

Así, afirma que “cuando aparece una forma de pensamiento para vivir mejor, de ser causa y no efecto y de estar en control de uno mismo, siempre hay algunos que se oponen simplemente porque quieren ejercer poder. Pero es curioso, a medida que más se le ataca, más crece la Cientología en el mundo”, asevera.

 
Punto Vital Febrero 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Sistema Isha: una alternativa para sanar
La Kabbalah: aprendiendo a ser mejores