Alimentación En Forma Cuerpo y Mente Salud Estética Sexualidad Emprendedores Suscríbase
+ CUERPO Y MENTE

 
 
Alejandro Jodorowsky nos recordó que debemos elevar el nivel de nuestra conciencia
 

La sanación del Cabaret Místico

Mantener en constante comunicación a todos nuestros “yo”, elevar la conciencia, saber quiénes somos y la importancia de agradecer, eliminar lo superfluo y conocer un poco más el tarot son algunas de las ideas que Punto Vital rescató de Cabaret Místico, obra que Alejandro Jodorowsky presentó el pasado 3 de noviembre.
 
Carla González C.
 

En medio de una verdadera terapia colectiva, el psicomago (también psicochamán) y otrora mimo, cineasta (ilustres son sus filmes ‘Fando y Lis’, ‘El topo’ y ‘La montaña sagrada’), tarotista, escritor, creador de cómics, entre muchos otros, Alejandro Jodorowsky, deleitó a cientos de personas en el Teatro Caupolicán, con su Cabaret Místico, una de las obras que lo han hecho retornar varias veces a Chile.

Hoy, residente en Francia, este hombre de 81 años es imparable y en esta oportunidad entregó al público de Santiago una charla magistral acerca de cómo debemos mirarnos a nosotros mismos. Eso, unido a un par de sanaciones colectivas y hasta una improvisada celebración matrimonial, hizo de ésta una experiencia que para muchos será inolvidable.

Punto Vital estuvo en este nuevo Cabaret Místico y no nos dejamos de sorprender con las palabras de Jodorowsky, que si bien para algunos no resultaron ninguna novedad, para otros sí hicieron mucho sentido, principalmente en lo que respecta al desarrollo personal y al crecimiento interno que todos debemos cultivar y que – seamos sinceros – muchas veces dejamos de lado.

En cuanto a las ideas que sirvieron de base al psicomago, una de las más desarrolladas fue aquella de los niveles de conciencia en los que toda persona se mueve y que pueden recorrer caminos tan disímiles como el del explotador, el generoso, el iluminado y el sano, entre otros.

“Lo que podemos hacer es tratar de elevar ahora mismo nuestro nivel de conciencia”, dijo Jodorowsky azuzando a la audiencia para que participe en esta sanación colectiva y al mismo tiempo individual, donde según sus palabras “el inconsciente cree en la metáfora y acepta nuestras proyecciones”,  dejando claro con esto que somos nosotros quienes podemos adaptarla hacia algo mayor o supremo si se quiere.

 
Comunícate con todos tus “yo”
 

“El cuerpo lo sostiene todo”, enunció el escritor un poco antes de mencionar que todos nosotros estamos compuestos de cuatro “yo”, cada uno con sus características y necesidades. “En el cuerpo hay energía intelectual, emocional, sexual creativa (creación) y cada una tira para su lado”, dijo aseverando que son precisamente estas energías las que deben mantenerse siempre equilibradas unas con otras, pues lo contrario resulta claramente negativo.

Así, lo más relevante de este capítulo del Cabaret Místico podría resumirse así:

 

Cuerpo

Energía intelectual

Energía sexual

Energía emocional

En él repercute todo; hay somatización de lo que sucede en nuestro interior.

El cuerpo habla con sentimientos, necesidades, ideas y deseos.

El intelecto quiere ser por sobre todas las cosas.

La mente necesita paz y a veces pide detención. Para esto es necesario dejar de tener ideas en la cabeza; vaciar la mente.

Sí éste actúa por sí mismo, todo se convierte en palabras.

Esta energía necesita estar siempre satisfecha.

Lo contrario es sinónimo de depresión.

Lo emocional es invasor; quiere ser amado y amar.

Para desbloquear esta energía, se necesita dejar de juzgar y terminar con la discriminación hacia el otro.

 

Para el psicomago, muchas de las afecciones y padecimientos que hoy vivimos son porque “hemos abandonado la autocrítica” y por lo tanto no sabemos quiénes somos ni por qué vivimos de tal o cual forma. “No hay que temer ver, hay que ver para luego atravesar el problema”, sostuvo.

 
Otro de los capítulos a los que Jodorowsky hizo alusión fue la lectura del tarot. Allí, el psicomago hizo un repaso por los números e imágenes que destacan a cada una de las cartas. Algunas de sus alusiones fueron hacia los números 6 (belleza, liberación), el 8 (perfección y justicia) y el 12 (“conócete a ti mismo y elimina lo superfluo).
 
“Necesitamos compañía para curar”
 

Sin duda, uno de los momentos más emotivos de la noche en el recinto de calle San Diego, fue el momento en que Jodorowsky inició una curación colectiva, donde a través de la intervención de todo el público, se pretendió entregar energía e intenciones de sanación en este caso hacia dos personas, un hombre aquejado por un tumor en la rodilla y una joven que padece cáncer a los huesos.

A partir de eso, todos los presentes pudieron apreciar cómo el hecho de entregar energías positivas – buena onda si se quiere - para el psicomago puede ser la base de la recuperación de enfermedades, las que a su vez tienen su raíz en las emociones experimentadas durante la vida.

Según sus palabras, “para curar, necesitamos compañía” y es por eso que invitó a todos los presentes a elevar la conciencia, a dirigir la mirada “hacia otra vida más consciente”, pues aseguró que la gran parte de nosotros “vivimos en el pasado obsoleto” y eso por lo tanto, nos lleva a enfermar y desarrollarnos como seres humanos sumidos en el auto desconocimiento.

 
Punto Vital Noviembre 2010 ©
 
Artículos Relacionados
Un viaje hacia nuestro interior